Lifesize anuncia el lanzamiento en España de “Rooms-as-a-service” para el mercado de las videoconferencias. El nuevo concepto permite a los clientes adquirir los dispositivos de video que mejor satisfaga sus necesidades, así como el servicio de videoconferencia y soporte, todo ello a un precio transparente y competitivo. Esta propuesta está actualmente disponible en España, resto de Europa y Estados Unidos, y se prevé que amplíe su presencia mundial durante el 2020. 

Las organizaciones ahora podrán implementar de forma flexible y rápida una solución de videoconferencia extremo a extremo y hacerlo con un modelo de coste por servicio global.

“Las empresas más rentables ya apuestan por las videoconferencias y colaboración por video como método principal de comunicación. Sin embargo, históricamente las compañías se han visto obligadas a adquirir dichas soluciones de manera incremental debido a los costes iniciales de implementación”, señala Juan Aracil, country manager de Lifesize Iberia. "Con Lifesize Rooms-as-a-Service estamos respondiendo a la necesidad del mercado de poder eliminar la inversión y escalar los gastos a medida que se incrementa el número de salas equipadas con soluciones de videoconferencia".

Room-as-a-Service, videoconferencias de pago por uso
Room-as-a-Service, videoconferencias de pago por uso

A través de Lifesize “Rooms-as-a-Service” los clientes pueden desplegar las soluciones de colaboración por vídeo a través de un modelo de suscripciónsimple a un precio fijo que incluye el hardware para salas de reuniones, servicio en la nube, mantenimiento y soporte. Los clientes pueden obtener un ahorro sustancial en el coste total de propiedad en los primeros dos años de uso y a la vez destinar el presupuesto restante para invertir en otras iniciativas de innovación y crecimiento empresarial.

"Según las conclusiones de nuestros estudios existe una gran migración de las empresas hacia servicios basados en la nube para satisfacer sus necesidades de comunicación y conseguir costes iniciales más baratos de instalación para cumplir con la previsión de beneficios” comenta Craig Durr, analista senior de Wainhouse Research. "Lo diferencial de la estrategia de Lifesize para Rooms-as-a-Service es que no sólo ofrece este modelo de gastos al sector, sino que lo hace disponible para cualquier tamaño de sala de reunión. Además, los clientes se benefician al contratar una única solución extremo a extremo con un solo proveedor, tanto los equipos de videoconferencia como el servicio de infraestructura en la nube, ya que cuentan con un único punto de contacto para el soporte y facturación del servicio global”.

Los clientes podrán elegir entre configuraciones de sistemas de salas múltiples y opciones de pago según la duración del contrato. Además de dicha flexibilidad, “Rooms-as-a-Service” ofrece los siguientes beneficios:

 •         Adopción acelerada de video. La reducción de los costes iniciales permite a las empresas escalar la adopción de videoconferencias más rápidamente a través de una experiencia consistente, tanto en las salas de reunión más pequeñas como en las salas de juntas.

•          Precios conocidos. Ofrecer una tarifa fija y un precio transparente hace que los costes del sistema de salas de video puedan ser previstos tanto a corto como a largo plazo, al tiempo que permite proteger el coste total de propiedad de los clientes.

•          Fiabilidad y soporte. “Rooms-as-a-Service” cubre el soporte al cliente para toda la solución de colaboración de video - hardware, software y servicios incluidos - junto con Reemplazo de hardware avanzado, y todo de un solo proveedor.