La mitad de los participantes no hablan en las videoconferencias.
La mitad de los participantes no hablan en las videoconferencias.

El teletrabajo impuesto por la pandemia ha dado paso al trabajo híbrido, una combinación de presencial y remoto. A pesar de la paulatina vuelta a la oficina, el 14,7% de los trabajadores españoles siguen realizando su actividad laboral desde casa uno o dos días por semana. Antes del confinamiento, menos del 5% teletrabajaban.

De hecho, a los nos gustaría poder elegir entre trabajo remoto y presencial y cómo gestionar nuestras horas. Cuatro de cada diez (el 41%) quieren acudir a la oficina sólo un día por semana, el 16% prefieren teletrabajar dos días/semana y el 6% optan por trabajar en remoto uno o dos días al mes.

Sin embargo, el desvela una falta de interacción en las videoconferencias. Casi la mitad de los participantes (el 48,2%) no hablan durante las reuniones de vídeo. Fatiga, ruidos de fondo, choques culturales o falta de fluidez en idiomas explican esta falta de interacción.

Implicarse sin lenguaje verbal

Aunque el 60% de los consultados afirman disponer de toda la tecnología necesaria para teletrabajar, cuatro de cada diez trabajadores españoles creen que puede mejorarse. Y es ahí donde la Inteligencia Artificial (IA) tiene mucho que aportar.

“Las plataformas de colaboración equipadas con IA y analítica avanzada proporcionan nuevas funcionalidades como detección facial, transcripciones y traducciones, facilitando la colaboración de equipos dispersos y diversos, impulsando la inclusión y reforzando el compromiso”, destaca Michel Rodríguez, director de Colaboración en Cisco España.

De hecho, el uso de IA en las reuniones de vídeo de la plataforma Cisco Webex -con 650 millones de usuarios mensuales en todo el mundo- ha aumentado un 200% en los tres últimos meses. La traducción y transcripción simultáneas (con subtítulos que aparecen en pantalla en nuestro idioma nativo), la reducción de ruido de fondo, el reconocimiento de gestos como el famoso pulgar hacia arriba y sondeos en directo son algunas de las aplicaciones más utilizadas.

Flexibilidad y bienestar

El agotamiento de las reuniones también incide en esta falta de participación de uno de cada dos interlocutores. El Índice de Cisco revela que la gran mayoría de empleados y gerentes consultados consideran la salud y el bienestar personal como factores tan imprescindibles como los acuerdos de trabajo flexibles.

En este sentido, también existen herramientas basadas en IA que no sólo informan a los trabajadores del tiempo invertido en las reuniones, sino que además les ayudan a reflexionar sobre cómo aprovecharlo mejor para conciliar, siendo datos privados para cada uno. Así, el 88% de los usuarios consultados por Cisco acceden a estas recomendaciones más de una vez al mes.

“Productividad y bienestar son dos caras de la misma moneda. Cuando las personas y los equipos emplean su tiempo de forma eficaz y logran el equilibrio entre vida laboral y personal, pueden centrarse en el trabajo que más importa, seguir estableciendo conexiones relevantes y aprovechar mejor las reuniones en la nueva era del trabajo híbrido”, concluye el responsable de Cisco.