Narda Safety Test Solutions ha desarrollado para su SRM-3006 dos nuevas antenas 5G, que abren la banda de frecuencias superior de 5G FR2 al probado sistema de unidad portátil para la medición de la intensidad de campo. Una antena downconverter onmidireccional y otra direccional registrarán, de ahora en adelante, los campos electromagnéticos (CEM) y sus fuentes en el rango entre los 24,25 y los 29,50 GHz. Ambas son capaces de “convertir a la baja” estas altas frecuencias 5G para el Selective Radiation Meter de Narda y así hacerlas medibles. Por tanto, incluso con frecuencias mucho más altas que las propias del dispositivo, se puede mostrar el resultado en la pantalla de forma cómoda y con la frecuencia correcta directamente relacionada con el respectivo valor límite permitido.

Una buena noticia para las autoridades, los operadores de telefonía móvil y los proveedores de servicios de medición: El SRM-3006, el dispositivo de referencia en la industria para las mediciones ambientales selectivas de CEM según la ICNIRP y muchas otras normas internacionales y nacionales, ahora también puede utilizarse en el rango de las ondas milimétricas, lo que lo convierte en un dispositivo preparado para el futuro. La medición selectiva permite, por ejemplo, la consideración específica de la banda 5G y, más concretamente, la de un determinado proveedor. Teniendo en cuenta los requisitos de la 5G NR, gracias a la inteligente ampliación de frecuencia del SRM-3006 a FR2 los profesionales de la metrología no necesitan aprender, y mucho menos comprar, un nuevo equipo de medición. Al igual que en el pasado, dichos profesionales podrán seguir beneficiándose de un sistema de medición diseñado, como ningún otro, para realizar mediciones de CEM profesionales, precisas y fiables.

Las nuevas antenas downconverter 5G de Narda.
Las nuevas antenas downconverter 5G de Narda.

Máxima seguridad gracias a un manejo sencillo

Además, se da gran importancia a la facilidad de uso y a la sencillez en el manejo. De esta manera, se evitan los errores de medición y se logra una alta fiabilidad de los resultados en las mediciones de seguridad CEM, lo que ha conducido a un gran reconocimiento del SRM-3006 en el sector. Por otro lado, la instalación de las nuevas antenas es sumamente sencilla. Tras haber conectado la nueva antena downconverter 5G, el profesional de la metrología establece la banda de frecuencias deseada e inicia la serie de mediciones como de costumbre. Por supuesto, la sensibilidad respectiva sobre la frecuencia, la respuesta de frecuencia, también se almacena en las propias antenas 5G. Esta es leída y adoptada por la unidad básica SRM en el momento en que se conecta a través de un cable de antena Narda. Esta sencilla configuración y funcionamiento de las mediciones garantiza, al igual que antes, resultados de medición rápidos, sin errores y fiables incluso en las altas frecuencias 5G.

Las dos antenas downconverter 5G

Las nuevas antenas 5G son compatibles con bandas 5G que van desde 24,25 hasta 27,50 y también desde 26,50 hasta 29,50 GHz. Dado que en estas altas frecuencias del FR2 se producen grandes pérdidas debido a la atenuación, incluso en tramos cortos de cable, el downconverter se conecta directamente al módulo de la antena. De esta manera se logra constituir una unidad perfecta. El cable que va hasta el equipo base ahora solo transmite frecuencias de hasta 6 GHz, por lo que las pérdidas en el cable son significativamente menores y el propio tipo de cable es mucho más robusto.

Las antenas cuentan con su propia batería integrada para un tiempo de funcionamiento aproximado de 4 horas. De esta manera, no perjudican al propio tiempo de funcionamiento de la unidad base SRM. Con una fuente de alimentación externa Power Pack comercial, pueden utilizarse para realizar mediciones durante mucho tiempo.

Para las mediciones ambientales de CEM independientes de la dirección en exteriores, se recomienda la nueva antena omnidireccional 5G de Narda. A diferencia de las antenas isotrópicas, con las que no debe equipararse, consigue resultados de recepción ideales para las señales en el plano XY, gracias a su característica omnidireccional. Para poder cubrir también la tercera dimensión (Z), se debe girar durante una medición. La segunda antena downconverter 5G, extremadamente sensible, resulta ideal para detectar con fiabilidad señales muy débiles gracias a su característica direccional. Sobre todo cuando se realizan mediciones en interiores, suelen producirse atenuaciones de hasta 30 dB en estas frecuencias, por ejemplo, debido a los cristales de las ventanas. Su característica direccional también puede utilizarse idealmente, por ejemplo, para aislar o localizar antenas de transmisión de telefonía móvil mediante mediciones.