Roger Bou, director de IOT Solutions World Congress.
Roger Bou, director de IOT Solutions World Congress.

Lo primero de todo, ¿qué tal ha ido el IoT Solutions World Congress de este año?

Espectacular, cumpliendo las expectativas. Es el primer evento desde que estoy en Fira en el que no habido ninguna queja. Hemos contado con más expositores que en la pasada edición; el feedback del contenido del evento de este año ha sido muy bueno; y ha habido mucho más visitante de calidad e internacional. 16.000 personas de más de 120 países y de un doble perfil: 53% de perfil tecnológico (IT, I+D, innovación) y 47% alto directivo de negocio de los sectores de manufactura, transporte y logística conectada, salud, utilities, construcción e infraestructuras.

¿Cuáles han sido las novedades más interesantes en esta edición?

La zona de testbeds, un banco de pruebas en real con muestra de diferentes soluciones en verticales. El foco es dar visión a cada uno de estos sectores y ver cómo estas tecnologías disruptivas (sensórica, Big Data, analítica, blockchain…) cambiarán su industria. Esta área permite dar respuesta a cuestiones como por dónde empiezo, mañana qué hago con estas soluciones que implemento, qué hace la competencia, cómo colaboran las empresas…

Otro de los aspectos destacados de esta edición ha sido que ha habido más end users que nunca, como por ejemplo McLaren Technology Group. El speech de su CEO sobre cómo en su compañía capturan con sensores los datos y cómo utilizan el Big Data y analítica para mejorar sus vehículos una de las ponencias más interesantes del encuentro.

Además, el congreso de IA (AI & Cognitive Systems Forum, AI & CS) que se celebró paralelamente también fue muy concurrido pues esta tecnología está teniendo un impacto muy amplio no sólo en IoT, sino en todos los ámbitos.

Asimismo, también hay que mencionar la startup competition, un concurso internacional para escoger la mejor empresa innovadora con soluciones basadas en IoT, IA o blockchain testadas ya en el mercado y con posibilidades de internacionalización.

Y viendo todos estos avances, ¿qué tal está España en proyectos de esta índole? ¿Tiene cifras de mercado?

No tengo cifras del mercado, pero sí te puedo decir que una parte importante del visitante que tenemos en IoTSWC es español. La industria española está sensibilizada y utiliza Internet de las cosas. De hecho, muchas veces lo están aplicando y no se han dado cuenta. Grandes compañías como Gas Natural o Endesa ya lo están empleando. Vamos en la línea con otros países de Occidente.

Conectar las cosas es una parte commodity de IoT, es el mínimo, pero esta tecnología va más allá, tiene que aportar valor

¿Están las redes de nuestro país preparadas para una Internet de las cosas masiva?

Tal y como comentó Francisco Polo, secretario de Estado para el Avance Digital, en la inauguración del salón, en España tenemos más infraestructura 5G instalada y en proyectos de instalación que otros países de nuestro entorno. Se dice que 4G se utilizará para conectar personas y 5G para cosas. Conectar las cosas es una parte commodity del IoT, es el mínimo, pero esta tecnología va más allá, tiene que aportar valor.

Entre las principales trabas para el despegue de IoT figura la seguridad y la privacidad, ¿sigue siendo así o ya se ha vencido este miedo?

El miedo se ha vencido bastante, pero la seguridad y la privacidad sigue siendo uno de los riesgos principales. La industria es muy prudente: inversión a 5 años vista, tecnología probada… Se pensaba que tardaríamos mucho en ver fábricas conectadas, pero en realidad sí se han conectado muy rápidamente. El problema es que se ha hecho de forma más rápida que segura. Se ha vencido el miedo antes de que esté cubierto el riesgo.

Se ha vencido el miedo a IoT antes de que esté cubierto el riesgo

¿Qué se está haciendo para trabajar la seguridad de estos entornos?

En el campo de seguridad hay muchos campos de trabajo. Planificación, arquitectura de programación, sistemas antivirus...  y se están trabajando en todos ellos.

Si hablamos de campos de actividad, ¿qué sectores están impulsando este negocio?

Industria y transporte conectado (smart logistic, movilidad conectada, vehículo autónomo), pero también el sector de energía, y construcción e infraestructuras. No obstante, salud va a ser el gran beneficiario de IoT, aunque está costando su despliegue al tratarse de un ámbito sensible en el que se manejan datos personales y hay que lidiar con la legislación de cada país. Será el gran sector en el que veremos un cambio radical, de cómo está actualmente al futuro.

Salud va a ser el gran beneficiario de Internet de las cosas

Internet de las cosas industrial o doméstico, ¿quién avanzará más rápido?

El Internet de las cosas doméstico es más mediático, se habla más de él, pero donde se está avanzando más es en el industrial. La inversión que requiere IoT tiene un retorno de inversión más rápido y mucho más impacto en las industrias.

Como comentabas antes, este año habéis estrenado un área específica para startup, IoT Solutions.Font, ¿qué papel desempeñarán estas empresas embrionarias en el desarrollo de la Internet de las cosas?

Desempeñan un papel fundamental. Todas las grandes compañías de TI están captando startups e invirtiendo en ellas para innovar. De los 350 expositores con los que hemos contado este año, 120 son startups.

Las startups desempeñan un papel protagonista en el desarrollo

¿Qué futuro se augura para la IoT? ¿Cuáles serán las tendencias?

IoT se acabará integrando poco a poco en el día a día de las industrias y de las personas, viviremos con ello, y acabará pasando como con Internet que hoy utilizamos para buscar información o enviar un e-mail sin pensar en la tecnología que hay detrás.

En cuanto a tendencias, IoT y la conectividad de personas y cosas cambiarán la mayoría de los sectores tal y como los conocemos. Por eso, el mercado está encima de las startups y de él saldrá un líder que vendrá de este tipo de empresas.

Las cifras del IoT SWC 2019

Número de expositores: 350

Ponentes: 300

Testbeds: 10

Visitantes: 16.000

Países de procedencia: 120