Ángel Álvaro, responsable de I+D de Thales Alenia Space.
Ángel Álvaro, responsable de I+D de Thales Alenia Space.

¿En qué consiste el proyecto PROMISE y qué importancia tiene para el sector satelital español?

El proyecto PROMISE tiene como objetivo el desarrollo y puesta a disposición del sector espacial europeo de una librería de bloques tecnológicos que permitan el diseño y desarrollo de forma rápida y barata de circuitos integrados de señal mixta para su uso en espacio. Estos circuitos, a diferencia de los ASIC tradicionales, integran en un solo chip la parte de procesado digital de datos, como cualquier microprocesador o FPGA y la parte analógica de adquisición y acondicionamiento de las señales. De esta forma en un solo circuito tendremos el cerebro y los sentidos de los futuros ordenadores de a bordo de los nuevos satélites de altas prestaciones.

“La industria espacial europea podrá competir en igualdad de condiciones con los proveedores americanos y asiáticos desarrollando productos de alta calidad y gran potencia”

Este proyecto es clave para el sector espacial europeo y español ya que nos permitirá diseñar circuitos a medida enormemente compactos y baratos, lo que será clave en un sector espacial en el que las megaconstelaciones con gran número de satélites están reclamando economías de escala y reducción de costes. Gracias a PROMISE la industria espacial europea podrá competir en igualdad de condiciones con los proveedores americanos y asiáticos desarrollando productos de alta calidad y gran potencia de adquisición y procesado de datos a un coste muy competitivo.

Del consorcio de empresas que lo componen, ¿qué participación tienes compañías nacionales?

PROMISE es un proyecto englobado en el programa Horizonte 2020 de la Comisión Europea y, por tanto, tiene una ambición e implantación europea. Thales Alenia Space España es la única empresa española del consorcio que cuenta con socios franceses, belgas, griegos y finlandeses. En este proyecto España ejerce de líder por lo que nos posiciona como país en una posición muy relevante en el futuro mercado de circuitos de procesado de alta capacidad para satélites. Las empresas españolas, a través de Thales Alenia Space España, tendrán acceso de primera mano a los desarrollos tecnológicos de PROMISE lo que mejorará su competitividad y posicionamiento en un sector estratégico a nivel mundial como es el espacial.

Proyecto PROMISE, clave para la industria espacial europea.
Proyecto PROMISE, clave para la industria espacial europea.

A día de hoy, ¿en qué posición se encuentra España y Europa en este sector?

Tradicionalmente el mercado de los ASIC de señal mixta ha estado controlado por fabricantes estadounidenses que, a través de un cuasi monopolio tecnológico y empleando su política de licencias de exportación, han decidido qué se podía embarcar en un satélite y quién debería fabricarlo. Esta debilidad ha sido identificada por la Comisión Europea dentro de su programa de no-dependencia de tecnologías espaciales y PROMISE es la respuesta de la industria europea a esa necesidad canalizada a través del programa Horizonte 2020. Cuando el proyecto concluya, las empresas espaciales españolas y europeas tendrán un acceso libre a una tecnología de ASIC de señal mixta en el estado del arte totalmente validada para el duro entorno espacial y a un coste competitivo.

¿Qué papel de futuro representará el satélite en el ámbito de las telecomunicaciones?

El sector de las telecomunicaciones está viviendo la revolución de la movilidad. Al incremento continuado en el tráfico de Internet observado en los últimos 20 años se ha unido la explosión de los usuarios móviles. Ahora los usuarios quieren acceder a todos los contenidos y aplicaciones en cualquier momento y lugar y a máxima velocidad. A esto hay que unir la irrupción del Internet de las cosas: coches, máquinas y sensores conectados que vierten una enorme cantidad de datos a la red de forma constante. Todo esto ha llevado al despliegue del 5G y de otras redes que proporcionan servicios de conectividad avanzada.

“La red 5G es la primera red móvil que integra el satélite como una estación base más desde su propia definición”

En este escenario de hiperconexión los satélites juegan un papel clave en la extensión de la cobertura de las redes de alta velocidad a todo el globo. De hecho, la red 5G es la primera red móvil que integra el satélite como una estación base más desde su propia definición. Cuando esté totalmente desplegada los usuarios accederán a sus servicios 5G en cualquier lugar del mundo sin preocuparse de si sus datos llegan a través de una antena terrestre o de un satélite. Esta integración del satélite en las nuevas redes de alta capacidad garantiza que los servicios críticos (comunicaciones aéreas, coches autónomos…) y comerciales puedan alcanzar de forma rápida todos los puntos del planeta, democratizando el acceso a las redes y cerrando la brecha digital.