Tour de Francia 2021: el estadio conectado más grande del mundo.
Tour de Francia 2021: el estadio conectado más grande del mundo.

El celebró su 108ª edición del 26 de junio al 18 de julio. Contó con la participación de 184 corredores y el esloveno Tadej Pogacar se proclamó ganador de la competición por segundo año consecutivo. Sin embargo, más allá de estas cifras, un mega proyecto tecnológico ha convertido esta cita en el estadio conectado más grande del mundo.

Y es que, en este viaje hacia la digitalización, y (A.S.O.), organizadores de la carrera, han trabajado juntos en este encuentro durante los últimos 7 años, innovando constantemente con el objetivo de ofrecer “una experiencia más atractiva para los aficionados”. Durante las tres semanas de duración del evento, se cubrieron los 3.400 km del recorrido y se fueron recopilando millones de datos y se les dio vida a través de visualizaciones en una amplia variedad de plataformas como redes sociales y TV en abierto. Para hacerlo posible, “se creó un gemelo digital del evento físico, mapeando todos los elementos de la carrera, desde los pilotos hasta los vehículos, la ruta y las áreas alrededor de la salida y el final de cada etapa”, explica Peter Gray, vicepresidente senior de NTT. Esto proporciona a los responsables del encuentro una representación digital precisa del mundo real, lo que les permite definir planes, monitorear la competición en tiempo real y anticiparse a situaciones utilizando datos del mundo real. “Esta capacidad es vital para ayudarles a reducir el riesgo y gestionar un entorno dinámico”, sostiene el directivo.

“Se creó un gemelo digital del evento físico, mapeando todos los elementos de la carrera”

Entrando en detalle, para ofrecer esta capacidad recurrieron a un tejido digital de sensores, dispositivos de computación de borde, tecnologías de redes y aplicaciones, todos estos elementos “trabajando en conjunto para proporcionar a la A.S.O. los conocimientos que necesitan para optimizar las operaciones de carrera y a los fan informaciones más precisas”.

Los sensores GPS se montaron bajo los sillines de los 184 corredores.
Los sensores GPS se montaron bajo los sillines de los 184 corredores.

Se estableció un entorno híbrido de servidores físicos y virtuales, contenedores y funciones serverless para diferentes cargas de trabajo, implementado a través de una infraestructura automatizada como código, que permitió a NTT brindar servicios operativos a la Amaury Sport Organisation. Asimismo, todo esto fue monitoreado por el Portal de Servicios y un equipo global de expertos conectados a través del Servicio de Colaboración Administrada de la telco, lo que facilitó la conexión, independientemente de dónde se organice la carrera y dónde se encuentren los equipos informáticos, las aplicaciones y los usuarios.

Si echamos un vistazo a los datos de los ciclistas: los sensores GPS se montaron bajo los sillines de los 184 corredores. Estos terminales transmiten la velocidad y la posición a cada segundo, lo que supone un promedio de 3 millones de lecturas por etapa. El peso del sensor es inferior a 100 gramos, incluye una carcasa duradera, chip GPS y una batería de al menos 8 horas de duración.

Dificultad del proyecto: bregar con la logística de un pueblo móvil de más de 4.500 personas.
Dificultad del proyecto: bregar con la logística de un pueblo móvil de más de 4.500 personas.

Los datos sin procesar (en bruto) del sensor se incrementaron con 53 atributos calculados en tiempo real por la plataforma de análisis de transmisión de NTT, incluidos el gradiente, los datos meteorológicos, los cálculos de grupo, las brechas de tiempo, etc., configurando un paquete de datos enriquecido.

Se obtuvieron 160 millones de registros de datos por etapa

“En otras palabras, cada muestra de datos de una bicicleta se convierte en 53 registros de datos enriquecidos, convirtiendo nuestros 3 millones de lecturas por etapa en casi 160 millones de registros de datos por etapa”, explica Peter Gray. 

Sin embargo, el proyecto tuvo sus complicaciones. Bregar con la logística de un pueblo móvil de más de 4.500 ciclistas, organizadores, patrocinadores, emisoras, soporte técnico tuvo sus desafíos, confiesa el portavoz.

Usar los datos para contar historias

Pese a estos retos, los beneficios fueron claros. “El deporte es muy importante para la sociedad y queremos asegurarnos de que, a pesar de las dificultades que está pasando tanta gente en este momento, el Tour de Francia continúe uniendo a la gente gracias a la innovación aplicada en la experiencia del aficionado, aunque no puedan reunirse en las cunetas de las carreteras en Francia”. 

Gracias a esta aportación de la tecnología, la competición de 2021 se ha mejorado.
Gracias a esta aportación de la tecnología, la competición de 2021 se ha mejorado.

Gracias a esta aportación de la tecnología, la competición de 2021 se ha mejorado para organizadores y fan con muchos datos y la aplicación de la realidad aumentada. “Un enfoque clave en los últimos siete años ha sido encontrar nuevas formas de usar los datos para contar historias”, sostiene Gray. “Aprovechando nuestra experiencia en la narración de historias con datos que se han construido a través de nuestro trabajo con las emisoras y en nuestro canal de redes sociales @letourdata, integramos datos de las rutas en tiempo real, información y material de archivo en vivo, y lo hemos entregado a los aficionados durante la carrera y en todo el mundo”, añade.

Asimismo, en las áreas VIP en las aldeas de llegada y salida, el NTT Media Wall proporcionó a los seguidores visualizaciones de datos en tiempo real y actualizaciones de carreras.

Para la próxima edición, ya están probando nuevas ideas.

 

IoT y analítica

NTT empleó una amplia gama de sensores de IoT, integrados en una plataforma común y mapeados con un modelo de ubicación geográfica, que permitió la visibilidad en tiempo real de ubicaciones y activos clave, así como el monitoreo de la densidad o la aglomeración de la gente, el rastreo de contactos Covid-19 y las actualizaciones en el momento de los tiempos de llegada de la carrera.