Internet por satélite para acabar con la despoblación en España
Internet por satélite para acabar con la despoblación en España

Cerca de 1.000 pueblos se encuentran actualmente deshabitados en la provincia de Lugo y más de 2.000 en Galicia. Además 2.163 aldeas están al borde de perder toda su población, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE) extraídos por Euronade cara al Foro ‘Soluciones Inteligentes contra la Despoblación’ en el que participa la operadora satelital.

Aunque es cierto que el origen de la despoblación que sufre el interior de Galicia responde a un cúmulo de factores generacionales y coyunturales, la falta de recursos y el difícil acceso a servicios básicos obliga a menudo a sus habitantes -y en especial a colectivos vulnerables como los jóvenes y las mujeres- a trasladarse a las ciudades en busca de nuevas oportunidades.

Internet vía satélite

Ante este fenómeno que amenaza a la España rural, Eurona propone como alternativa acabar con la brecha digital que todavía aísla a 3,2 millones de personas en España, especialmente en zonas como las de la provincia de Lugo, donde más de 75.400 personas no pueden acceder a Internet a una velocidad de 2 Mbps, cifra que asciende a más de 357.500 personas en Galicia, de acuerdo con último Informe Cobertura de Banda Ancha (2018).

Internet se ha convertido en un bien de primera necesidad en las últimas décadas que abre nuevas dimensiones para el desarrollo de negocios y el acceso a servicios tan básicos como la atención sanitaria, también simplifica las interconexiones urbano-rurales, posibilita la educación y la formación online.

En este contexto, la compañía ofrece conexión a Internet de forma viable e inmediata al medio rural a través de la tecnología satélite, capaz de ofrecer cobertura al 100% de la población, en cualquier zona, por recóndita que sea.

Según Cristina Amor, directora de comunicación de Eurona, que interviene como ponente en el Foro, “esta solución de Internet de banda ancha por satélite favorece la igualdad de oportunidades y garantiza el derecho de todos los ciudadanos a estar conectados estén donde estén, con las ventajas que esto supone para repoblar los pueblos en riesgo de despoblación”.