Hay que cuidar a los clientes, eso asegurará su fidelidad. Los usuarios suelen centrarse en el aspecto humano de la experiencia del cliente, conocido como CX o Customer Experience: tiempos de espera en llamadas, intentos de pagos, envío y recepción de emails... Por tal motivo, los negocios tratan de abordar estos desafíos con tecnologías emergentes como IA, RV, blockchain o IoT.

Sin embargo, a día de hoy, muchas de estas iniciativas no ayudarán al consumidor final a menos que se tenga en cuenta otro aspecto: la automatización de la experiencia o MX -Machine Experience.

En este documento se aborda cómo conectar la CX con la MX.