Ericsson España. Torre Suecia (Madrid)
Ericsson España. Torre Suecia (Madrid)

“2019 ha sido un año muy especial para Ericsson”. Con estas palabras ha comenzado José Antonio López, CEO de la filial, su encuentro de Navidad con la prensa celebrado en la Casa Suecia de Madrid. Durante la cita, el directivo ha hecho un repaso por los principales hitos que han hecho de este ejercicio algo tan “emocionante” para el proveedor nórdico como ha sido el lanzamiento de la quinta generación de redes móviles. Estrenada simultáneamente el 3 de abril en Corea y Estados Unidos, llegó dos semanas después a Europa con el despliegue de Swisscom. En España el aterrizaje no se produjo hasta junio y fue de la mano de Vodafone.

Y es que, con un desarrollo más avanzado que 4G (en lo que se refiere a pruebas, productos, regulación…), a día de hoy hay 50 redes 5G comerciales operando en el mundo y “Ericsson está en 24 de ellas, con 74 acuerdos comerciales”, ha recalcado el portavoz. Estos datos, unidos a su posición predominante en “patentes esenciales en 5G”, han provocado un crecimiento tanto en ventas como en cuota de mercado de la compañía en el viejo continente y Latinoamérica, aunque ha reconocido que no son todavía líderes. No obstante, ha matizado que han vivido una revalorización de las acciones de casi un 40% y esperan elevar su margen operativo de cara a 2021 entre un 12 y un 14%.

Guillermo Quintana, Radio Solutions Lead de la firma, ha hecho un resumen del panorama de 5G en el mundo haciendo alusión a los informes trimestrales de Ericsson, sus famosos Mobility Reports, y al último estudio Internet de los sentidos. El directivo ha venido a confirmar el crecimiento de estas conexiones móviles y su potencial para cambiar el mundo presente.

Líderes silenciosos

“Nos gusta llamarnos líderes silenciosos”, ha confesado José Antonio López. “Llevamos 93 años en España, somos líderes en 4G y estamos preparados para liderar en 5G”. El CEO ha hecho un repaso de los principales acuerdos y proyectos llevados a cabo durante este ejercicio con Vodafone (lanzamiento inicial de 5G, roaming entre España y Portugal, conexión de música 5G en MWC19), Telefónica (Piloto 5G en Galicia, renovación de contrato radio o el Camp Nou 5G), MásMóvil (ganadores de su core networs CN20, servicios gestionados y radio, y competición de startups) y Orange (primera transmisión en tiempo real de vídeo 5G, pilotos en Madrid y Barcelona, y alianzas en radio y servicios gestionados).

Gracias a estos pactos, la cuota de mercado en radio en España es del 49% (frente al 36% del segundo del ranking y al 32% que posee la multinacional de media en Europa). Tal y como ha explicado el directivo, esta participación la calculan tomando la cuota en cada operadora y ponderándola con el número de clientes de cada operadora. “Llevamos 8 ligas ganando y queremos ganar muchas más. Tenemos hambre de negocio”. Para seguir manteniendo este nivel, Ericsson continuará apostando por la innovación y el desarrollo con más de 800 investigadores que tiene actualmente trabajando en nuestro país y formando parte de iniciativas que permitan crear un ecosistema de innovación. “Nuestra misión es hacer un mundo más inteligente, conectado y sostenible gracias a la tecnología y al equipo humano”, ha concluido el directivo.  

Falsos mitos de 5G

Iván Rejón, head of Strategy, Public Affairs, Marketing y Comm de Ericsson España, ha indicado los cinco falsos mitos de 5G:

No hay beneficios a corto plazo para 5G. La adopción de esta tecnología ha ido un año por delante respecto a 4G.

No hay interés por contratar estas redes. El avance de Corea en este sentido desmiente esta hipótesis. Con cuatro millones de clientes en el país (el 10% de la población), en 2025 se cree que el 80% utilizará 5G.

Ofrece una experiencia parecida a 5G. Verizon está ofreciendo en Estados Unidos experiencias de uso de esta tecnología, como realidad virtual e inmersiva, que con la generación anterior no sería posible.

Los verticales están experimentando con 5G, pero no van a tomar necesariamente estas redes. Cada vez hay más casos de uso empresarial que vienen a demostrar el potencial de este avance.

Europa llega tarde. Aunque las regulaciones y subastas de espectro no están poniendo las cosas fáciles en muchos países, hay muchos casos de uso e iniciativas en marcha.