Internet necesita un nuevo modelo de gobierno.
Internet necesita un nuevo modelo de gobierno. Crédito de la foto: Unsplash.

La infraestructura actual de Internet no fue creada para soportar la enorme cantidad de usuarios que hay hoy en día. Los 4.300 millones de direcciones IPv4 no son suficientes para una población que se acerca a los 8.000 millones de personas. A todo ello hay que añadir que en el presente millones de dispositivos dependen de la red. Así pues, con el fin de evitar que la red se derrumbe bajo la presión de las conexiones continuamente activas, Internet necesita adoptar un nuevo modelo de gobernanza.

En los primeros días de Internet, nadie podía haber anticipado el crecimiento sin precedentes que agotaría todos los recursos IPv4 disponibles – la idea se consideraba poco realista, teniendo en cuenta que los ordenadores y otras tecnologías no eran fácilmente accesibles para el ciudadano de a pie. Esto llevó a que las IP se compartieron con bastante libertad en todo el mercado, y sin que en ese momento se realizara un seguimiento exhaustivo del usuario final.

En la actualidad, el “alquiler” de recursos de IP podría ser clave para satisfacer las necesidades del mercado de TI. No en vano, un hogar en Estados Unidos ya tiene 11 dispositivos conectados de media, y con un mayor desarrollo tecnológico, la tensión de la red sólo seguirá aumentando. Para avanzar junto con el mercado, Internet necesita adoptar un nuevo modelo de gobernanza, basado en el intercambio, en lugar de acumular recursos.

Internet necesita adoptar un nuevo modelo de gobierno basado en el intercambio

"Si lo piensas, Internet se basó en la noción de compartir los recursos disponibles para apoyar la sostenibilidad de la red. Consideremos un ejemplo simple: un ISP tiene un cable de fibra de Seattle a Chicago, sin embargo, no tiene uno que conecte Nueva York a Chicago. Entonces, la compañía alquila líneas de fibra de otros proveedores con el fin de ampliar su infraestructura. Esto demuestra lo importante que es compartir recursos entre diferentes actores del mercado para mantener la interconectividad", explica Vincentas Grinius, CEO de Heficed.

"Lo mismo valdría a la hora de compartir direcciones IP", continúa Grinius. "Compartir -o alquilar- no sólo abriría nuevas perspectivas para el negocio que chocó contra un muro debido a la escasez de extensiones IP, sino que también podría ayudar a mantener la estabilidad de la red, ya que con la redistribución de los recursos, parte de la tensión también se dispersaría por toda la red".

Con la redistribución de los recursos, parte de la tensión también se dispersaría por toda la red

Hay una gran cantidad de activos IPv4 no utilizados que podrían volver a entrar en el mercado; a menudo estos recursos son propiedad de corporaciones que no los utilizan para escalar su propia infraestructura, ni los aprovechan. Este fue el principal impulsor en el desarrollo del mercado de direcciones IP: alentar a las organizaciones a alquilar sus IPv4 no utilizados, a su vez nivelando el campo de juego para los jugadores más pequeños que quieren entrar en el mercado.

"IP solía ser un activo exclusivo, por eso algunos todavía dudan en considerar que ahora pueda ser una commodity con la que se puede negociar", argumenta Vincentas Grinius. "Ya existe un mercado en auge de broker de IP, por lo que el arrendamiento de propiedad intelectual es el paso siguiente para la industria, que busca mantener su crecimiento. El alquiler permite a las pequeñas y medianas empresas entrar en el mercado junto con las corporaciones de primer nivel, creando más oportunidades para la innovación y el desarrollo integral de la industria".

Ya existe un mercado en auge de broker de IP

El directivo señala que los recursos compartidos son una parte inevitable del desarrollo futuro de Internet, sin embargo, con el fin de garantizar una cooperación verdaderamente productiva que beneficiaría a toda la red, más actores del mercado necesitan participar en la conversación. "La única manera en que la industria va a prosperar es adoptando un enfoque más basado en el mutualismo o la asociación en relación con los recursos y las ideas. Es por eso que más empresas necesitan unirse al debate y aportar sus propuestas que podrían implementarse para desarrollar un gobierno sostenible de la red".