Aumenta la competencia en el mercado de antenas móviles.
Aumenta la competencia en el mercado de antenas móviles.

5G ya está aquí. El despliegue de la quinta generación de redes móviles ya es una realidad y este hecho ha provocado que aumente la competencia en el mercado de antenas para estaciones base. Según un informe de ABI Research, Huawei sigue siendo líder del mercado. Tras él figuran CommScope, Kathrein Mobile Communication, Rosenberger y ACE Technologies. Juntos, estos cinco proveedores comprenden más del 70% del mercado total en términos de ingresos. Si bien los nombres de los 5 primeros siguen siendo los mismos, ha habido un cambio en el orden con CommScope que ha tomado la segunda posición en 2019.

2019 fue el año en que 5G comenzó a implementarse y a probarse. Ya a finales del pasado ejercicio Corea del Sur informó que se habían implementado más de 90.000 estaciones base 5Gy China había construido más de 130.000. “La implementación de 5G está creando nuevos desafíos, ya que la antena y la radio deben integrarse para una utilización óptima del espacio y el rendimiento de la red. Este último dependerá cada vez más de la antena, lo que la convierte en un componente esencial en la red del operador”, explica Dean Tan, analista de investigación de la consultora.

La antena es un componente esencial de la red del operador

En este sentido, la firma de análisis pronosticó una creciente demanda de un número mayor de puertos de antena, como 6 y 8 puertos y 10 a 16 puertos. Estos dos segmentos representarán más del 80% de los envíos de antenas para 2025. En preparación para 5G, la mayoría de los proveedores de antenas (por ejemplo, Huawei, Kathrein, RFS) han lanzado sus versiones de la antena activa-pasiva o están trabajando con OEM para su desarrollo. Esta configuración permite desplegar antenas activas o m-MIMO junto con antenas pasivas. El m-MIMO es clave para lograr mayores ganancias de capacidad y rendimiento que se espera que brinde 5G. Sin embargo, retos como el espacio limitado en el sitio y la dificultad de adquirir nuevos sites, requieren que los proveedores desarrollen ideas innovadoras para la implementación de la nueva generación de comunicaciones celulares. “Con el despliegue de 5G, hemos visto un crecimiento e innovación notables en el segmento de antenas activas integradas. Para abordar los desafíos de la implementación de 5G, existe una necesidad vital de que los proveedores de antenas y los fabricantes OEM trabajen en estrecha colaboración de manera integrada”, dice Tan.

La carga de viento es un desafío clave de estas soluciones

Aparte del enfoque 5G, los proveedores de antenas continúan desarrollando soluciones innovadoras para superar los retos físicos. Kathrein lanzó su "378-antenna platform" que genera vórtices de aire para reducir la carga de viento que experimenta una antena. La carga de viento es un desafío clave con el que estas compañías luchan para garantizar la confiabilidad y seguridad de la antena y su torre. “Si bien se espera que se lleven a cabo más implementaciones de 5G, los operadores de los mercados emergentes y desarrollados aún están actualizando y reemplazando su arquitectura de antena 4G. Casi el 90% de las ventas de antenas en 2019 todavía se dirigían al mercado 4G LTE. Pero eso cambiará”, agrega Jake Saunders, vicepresidente para Asia Pacífico de ABI Research.