, sociedad participada por Telefónica y Allianz, ha seleccionado a Minsait para el diseño y la integración de los sistemas de creación y mantenimiento de la red de fibra óptica en su despliegue en Alemania.

UGG, que opera como operador mayorista neutral, tiene como objetivo implementar redes nacionales de fibra hasta el hogar (FTTH) en más de 2 millones de hogares en zonas rurales y semirrurales (comunidades con menos de 10.000 habitantes) de Alemania. La sociedad ha obtenido recientemente la autorización por parte de la Comisión Europea para desplegar 50.000 kilómetros de fibra en este país, un proyecto que prevé un volumen de inversión de unos 5.000 millones de euros en los próximos 6 años. Estos objetivos permiten a Alemania dar un salto cuantitativo en lo referente al volumen de fibra desplegada en el país.

UGG cuenta con la autorización de la Comisión Europea para desplegar 50.000 kilómetros de fibra en zonas rurales y semirrurales de Alemania

La compañía de Indra está desarrollando los sistemas de gestión que permitirá la planificación y mantenimiento de la nueva red de fibra. Estos sistemas serán responsables de facilitar y automatizar los trabajos de diseño y ejecución del despliegue de red, incluyendo la gestión de proyectos de trabajos de campo. Esta gestión automatizada de extremo a extremo permitirá acelerar un despliegue masivo de fibra óptica mayorista en un breve plazo de tiempo, de acuerdo a los objetivos marcados por la telco.

Minsait gestionará el despliegue de fibra óptica de UGG en Alemania.
Minsait gestionará el despliegue de fibra óptica de UGG en Alemania.

Concretamente, la creación de red implica la gestión de proyectos, obras y emplazamientos, así como el inventario de recursos y topología, la gestión de direcciones y hogares o la gestión documental (contratos, proyectos, permisos, actas…). En relación con el mantenimiento, gestionará las incidencias, peticiones, cambios y gestión de equipos de trabajo en campo.

Minsait cuenta con una dilatada experiencia trabajando junto con el Grupo Telefónica en el despliegue de redes de fibra óptica, como las ya implementadas en regiones rurales de España y Sudamérica. De este modo, ambas compañías contribuirán también al desarrollo económico y social de estas regiones al tiempo que, al tratarse de sistemas y tecnologías eficientes, generan un impacto medioambiental positivo.