Oppo acaba de presentar un nuevo informe técnico sobre 6G: “6G AI-Cube Intelligent Networking”. Se trata de un primer análisis en profundidad de la industria de las telecomunicaciones y cómo la inteligencia artificial (IA) puede potenciar la arquitectura de las futuras redes móviles. Además, avanza una visión ya muy detallada sobre el diseño de estas infraestructuras de próxima generación.

El proveedor ha creado un equipo de trabajo enfocado a las primeras investigaciones sobre los requisitos de servicio, tecnologías clave y características del sistema que necesitará el desarrollo de las redes 6G.

6G revolucionará la forma en que la Inteligencia Artificial aprende, interactúa y es aplicada.
6G revolucionará la forma en que la Inteligencia Artificial aprende, interactúa y es aplicada.

En este sentido, la compañía cree que el 6G cambiará la forma en que las personas interactúan con la Inteligencia Artificial como nunca antes ha ocurrido, haciendo que la IA se convierta de manera real en una tecnología totalmente enfocada al servicio público, para uso y beneficio de todos. Con el poder de 6G, los dispositivos inteligentes serán actores fundamentales de la IA, descargando e implementando algoritmos de IA de distinto nivel de aplicación para la creación de experiencias más inmersivas para el usuario mientras que, al mismo tiempo, recogen continuamente datos para poder alimentar modelos de IA más avanzados.

Por ejemplo, en el caso de los vehículos autónomos, las redes 6G asignarán el algoritmo de IA más adecuado en función de la ubicación del vehículo y su entorno físico, hora del día, clima, etc., así como una conexión de comunicación óptima. El vehículo será capaz de descargar y ejecutar al momento algoritmos de inteligencia artificial que habrán sido también ya experimentados en innumerables vehículos y dispositivos, lo que proporcionará a los pasajeros condiciones de viaje más seguras y cómodas.

“La innovación tecnológica debe tener una visión de futuro. Teniendo las comunicaciones móviles evoluciones en períodos de una década, la estandarización de la próxima generación de tecnología de comunicaciones se espera que comience en 2025, con implementación comercial en 2035", comenta Henry Tang, Chief 5G Scientist de Oppo. "De cara al 2035, Oppo espera que la cantidad de agentes inteligentes en el mundo supere con creces la cantidad de humanos. Por lo tanto, la próxima generación de tecnología de la comunicación, 6G, debería poder satisfacer las necesidades no solo de las personas, sino de todas las formas de inteligencia y sus diversas formas de interacción. Con este objetivo final en mente, hemos llevado a cabo esta investigación técnica inicial y el diseño del sistema del futuro".

Las redes actuales se pueden dividir en dos dimensiones: una desde el plano del control (CP) y otra desde el plano del usuario (UP). El UP aplica principalmente a la parte del rendimiento de red que los usuarios pueden percibir directamente, como la velocidad y la latencia. El CP, por otro lado, está estrechamente relacionado con la configuración de la red, lo que garantiza las operaciones normales de la red bajo diferentes patrones de movimiento y rangos de ubicación de los propios nodos de la red.

El informe presenta el plano de función AI como una nueva dimensión en las redes 6G: AI-Cube
El informe presenta el plano de función AI como una nueva dimensión en las redes 6G: AI-Cube

Este informe técnico presenta el plano de función AI como una nueva dimensión en las redes 6G, que se ejecuta perpendicularmente a los planos CP y UP tradicionales para formar un cubo inteligente (AI-Cube). Esta arquitectura única, mejorada por IA, optimizará la red 6G en dos niveles: funcionalidad de red y capacidad de red de alto nivel para permitir que las redes 6G se auto optimicen, se auto administren y distribuyan recursos de manera inteligente.

6G revolucionará la forma en que la Inteligencia Artificial aprende, interactúa y es aplicada

Según este documento, 6G revolucionará la forma en que la Inteligencia Artificial aprende, interactúa y es aplicada, resolviendo muchos problemas tradicionales que se enfrentan en el desarrollo de la IA, como la ubicación y depósito de los datos y la privacidad del usuario. Para solucionar algunas de las limitaciones actuales de los algoritmos de IA, el informe técnico propone dividir los recursos de IA en diferentes dominios. Organizados en función de las tareas específicas de IA, nodos múltiples y recursos bajo la red próxima generación formarán dominios de IA, generando estrategias óptimas para la asignación precisa del modelo IA, la programación de recursos de red y el intercambio de datos.

Hoy en día, la limitada capacidad de computación y de almacenamiento de los dispositivos inteligentes hacen difícil la utilización de grandes algoritmos IA de manera generalizada

Actualmente, la limitada capacidad de computación y de almacenamiento de los dispositivos inteligentes hacen difícil la utilización de grandes algoritmos IA de manera generalizada. Al mismo tiempo, la IA máxima que podría ejecutarse en estos dispositivos no puede ser óptima por la gran demanda de datos que requeriría de los usuarios. Sin embargo, en las redes 6G, el dominio de IA podrá asumir múltiples roles, como el de una estación base tradicional, una base de datos, un repositorio de modelos de IA y un servidor de aplicaciones.

En la nueva propuesta de red, los dispositivos 6G se asignarán a un dominio de IA en función de la ubicación y los requisitos propios del dispositivo. Este dominio de IA emitirá luego el algoritmo y la tarea de IA más adecuados para poder ofrecer los servicios deseados y, al mismo tiempo, proporcionar la conexión de comunicación óptima para llevar a cabo las tareas requeridas. A diferencia de las redes 4G y 5G, la IA utilizada para deducir situaciones y tomar decisiones en las redes 6G se integrará orgánicamente tanto en el lado del dispositivo como en el lado de la red, asumiendo el dispositivo un papel más importante.