EXA Infrastructure acaba de firmar un acuerdo de colaboración con Islalink en virtud del cual se convertirá en el socio clave de servicios terrestres y de aterrizaje en Italia y arrendatario principal del cable submarino .

Islalink está construyendo este cable de fibra óptica de pérdida ultrabaja de 24 pares a través del Mar Jónico desde Crotone, en el sur de Italia, hasta Preveza en Grecia, ofreciendo una alternativa a los viejos cables submarinos existentes en la región. Si bien Bari y Génova, junto con varias ciudades de Sicilia, son lugares de aterrizaje bien establecidos, Crotone es un lugar de anclaje nuevo que ofrece enlaces de red más rápidos y resistentes. Ionian tiene contrato en vigor y se completará en el cuarto trimestre de 2022.

Exa Infrastructure colabora con Islalink en la construcción de Ionian.
Exa Infrastructure colabora con Islalink en la construcción de Ionian.

A través de este acuerdo, EXA Infrastructure ofrecerá a Islalink una ruta de fibra entre Crotone y los centros de datos italianos de Milán y Roma. También construirá la boca de acceso de la playa y los conductos de transporte frontal en Crotone, y proporcionará servicios de mantenimiento para la Cable Landing Station (CLS). También será un cliente ancla principal en el nuevo activo, para fortalecer aún más la infraestructura de red que conecta a los dos países, y también construirá un nuevo cable G.652D de 345 kilómetros entre su red existente en Bari y Crotone, para garantizar que la calidad de Ionian pueda equipararse con la del backhaul terrestre.

El crecimiento de los datos se ha disparado en la región, particularmente impulsado por los hiperescalares que necesitan capacidad para aplicaciones de redes sociales y servicios de computación en la nube. Hasta la fecha, las empresas que requieren conectividad de datos de largo alcance en la región deben utilizar cables submarinos que tienen alrededor de 20 años o rutas terrestres a través de Bulgaria y los Balcanes.

“Nuestra asociación con Islalink forma parte de la primera fase de nuestra expansión con una ruta de alta calidad y diferenciada geográficamente. Invertimos continuamente en la ampliación de la red donde nuestros clientes más lo necesitan. Brindar una capacidad submarina mucho mayor y más sólida es un gran paso adelante para nuestros clientes respecto a la infraestructura que podemos ofrecer en el sureste de Europa”, señala Martijn Blanken, CEO de EXA Infrastructure. “Ionian ofrecerá una capacidad mucho mayor que las rutas submarinas existentes, y EXA Infrastructure forma parte de nuestro plan más amplio no solo para atender la creciente demanda de servicios entre los dos países, sino también para mejorar la conectividad con la región de los Balcanes y la alta mar, el crecimiento del mercado turco, así como de las naciones circundantes de Oriente Medio”, añade.

Ruta de Ionian a través del Mar Jónico desde Crotone (Italia) hasta Prevez (Grecia).
Ruta de Ionian a través del Mar Jónico desde Crotone (Italia) hasta Prevez (Grecia).

Por su parte, Esther Garcés, CEO de Islalink, declara: “Islalink ha dado un paso importante en su expansión internacional al construir Ionian, la ruta de fibra más avanzada que conecta directamente Atenas y Salónica con Milán y Roma. Con nuestra infraestructura de aterrizaje en Crotone, diseñada para acomodar múltiples cables, Crotone se convierte en un punto alternativo y seguro en el sur de Italia. Tener a EXA Infrastructure como socio es clave para el proyecto: su fuerte presencia en Italia, con una red de fibra a nivel nacional, su amplia huella de red paneuropea y su experiencia en el despliegue de infraestructura terrestre para cables submarinos nos dan mucho de confianza en un esfuerzo tan desafiante".

Las condiciones marinas y geográficas en Crotone, combinadas con las inversiones de red realizadas por Islalink y EXA Infrastructure, lo convierten en un lugar de aterrizaje ideal para cables submarinos internacionales con una interconectividad robusta y de alta velocidad a los tradicionales hub submarinos de Mazara, Palermo y Bari, así como los clústeres de centros de datos de Milán y Roma. Se han realizado estudios completos para salvaguardar la vida silvestre y garantizar un enrutamiento que minimice el impacto en el medio marino, explican fuentes de ambas compañías implicadas en el proyecto.