Trabajo híbrido: cómo es la vida laboral después de la pandemia.
Trabajo híbrido: cómo es la vida laboral después de la pandemia.

El 2020 trajo consigo diversos cambios en el mundo tal como lo conocíamos. Ese año, inició lo que hoy llamamos “nueva normalidad” y, aunque en un principio pudo haber sido preocupante, cada vez son más los beneficios que se empiezan a descubrir alrededor de esta nueva forma de vivir. Los meses de encierro demostraron que los empleados podían ser igual de productivos si trabajaban desde sus casas y eso dio el pie para que, una vez terminada la pandemia, las empresas implementaran lo que conocemos como “trabajo híbrido”. , fabricante de soluciones completas para infraestructura de Redes de Comunicación y Energía, comenta sobre las ventajas que esta nueva modalidad de trabajo supo brindar.

El trabajo híbrido consiste en la combinación de trabajo presencial con el trabajo remoto. La mayoría de las empresas se vieron obligadas a implementar la segunda mencionada con el auge de la pandemia, que impidió que los empleados pudieran asistir a su lugar de trabajo y, en consecuencia, debieron buscar soluciones. Sin embargo, dos años después de uno de los mayores cambios que sufrió el milenio, algunos aspectos de la vida empezaron a volver a lo que eran; el trabajo no es uno de ellos.

¿Qué ventajas ofrece el trabajo híbrido para los empleados?

  • Más flexibilidad: ya que pueden elegir desde dónde trabajar y, en algunos casos, también pueden incluso manejar sus propios horarios.
  • Mayor satisfacción: al tener más flexibilidad y autonomía en el ámbito laboral, los empleados están más felices y, a su vez, eso los hace tener un mejor rendimiento.
  • Mejoras en el equilibrio entre el trabajo y la vida personal: al ahorrar tiempo con los desplazamientos entre la casa y la oficina, los empleados también pueden organizar su día de una manera que les permita hacer un mejor uso de su tiempo libre.

Más allá de los beneficios que el trabajo híbrido brinda tanto a los empleados como a los empleadores, exite un problema fundamental para aquellos que, con la nueva normalidad, ahora hacen lo que llamamos home office: el Internet. Y es que para que puedan desempeñarse en sus tareas, la fibra óptica que antes les brindaba la oficina ahora deben tenerla en sus casas. Para eso, Furukawa Electric propone la tecnología FTTx, Fiber To the Anywhere: la fibra óptica hasta el hogar.

La fibra óptica hasta el hogar ofrece mayor velocidad y llega a destino sin pérdidas. Es una instalación de hilo fabricado con material transparente que puede ser de vidrio o de plástico e implica una baja atenuación, una alta capacidad para transportar datos y un gran ancho de banda que llega intacto hasta el hogar. Además, la FTTx es inmune a las interferencias electromagnéticas ya que los cables de fibra transportan fotones de luz en lugar de corrientes eléctricas. Su único inconveniente puede estar en que la misma sea más delicada o costosa si la comparamos con otros métodos como el cable coaxial.

Lucas Samyn, responsable por ingeniería de preventa en productos y aplicaciones para Cono Sur de Furukawa Electric, comenta que “la llegada de una modalidad híbrida de trabajo implica necesariamente que los colaboradores requieran de buen ancho de banda de internet. Los cables FTTx traen consigo una inmensidad de ventajas. Después de la pandemia, los empleadores se vieron obligados a repensar el camino y evolución tecnológica para soportar las nuevas demandas y velocidades, las cuales se dan a través de sistemas FTTx preconectorizados”.