Mario Calle, vicepresidente para España de GTT.
Mario Calle, vicepresidente para España de GTT.

Las redes de telecomunicaciones empresariales han tenido que adaptarse a grandes cambios en las últimas semanas y meses, convirtiendo la seguridad y agilidad de la red en el foco en el que trabajaban numerosos directores de Tecnología de la Información (TI). Para algunos, esto puede haberles hecho darse cuenta de que las redes de telecomunicaciones negocios tradicionales necesitan, desde hace tiempo, una actualización. El “cloud computing”, la virtualización y la creciente automatización y movilidad, como las nuevas formas de colaboración y el surgimiento de “Internet de las cosas” han planteado demandas cada vez más primordiales en la infraestructura TI.

La transformación del negocio digital nos obliga a pensar y crear un nuevo modelo de red

Las empresas necesitan una red de telecomunicaciones segura y confiable para poder intercambiar información entre colegas de trabajo, lugares, clientes, socios y mercados. Las aplicaciones comerciales sensibles, como por ejemplo el análisis de datos en tiempo real y las conexiones de voz y video, son exigentes en lo que respecta al rendimiento de la red que se necesita para asegurar que funcionen sin problemas.

Para garantizar una calidad de conexión predecible (Calidad de servicio o QoS) las redes “Multiprotocol Label Switching” (MPLS) se utilizan actualmente como parte de las arquitecturas de redes de telecomunicaciones. Pero cuanto más altos son las necesidades de los niveles de rendimiento y la experiencia para el usuario, mayor es el precio.

“SD-WAN” (Software-Defined Networking in a Wide Area Network)

SD-WAN es una tecnología de superposición que puede utilizar de forma inteligente todo tipo de conexiones de red según la necesidad del momento. Puede funcionar sobre las redes MPLS y hacer un excelente uso de conexiones a Internet, 4G y LTE. Dado que muchas empresas utilizan varios tipos de conectividad diferentes en su “WAN” (Wide Area Network), creando las denominadas WAN híbridas, SD-WAN puede ser una excelente opción para dar mayor visibilidad y optimizar la administración de estos modelos de red híbrida.

 SD-WAN puede ser una excelente opción para dar mayor visibilidad y optimizar la administración de redes híbridas

Además, se puede configurar para seleccionar activamente la conexión ideal para una aplicación específica, o incluso para combinar múltiples conexiones según sea necesario. Si la conexión principal se sobrecarga, SD-WAN enviará de manera automática tráfico a una conexión secundaria. También puede diferenciar entre tipos de tráfico y tomar decisiones que mejoren el rendimiento de las aplicaciones esenciales. Si, por ejemplo, la línea está congestionada porque alguien en la red decide ver un partido de fútbol en livestream, SD-WAN puede limitar el tráfico de la transmisión deportiva y automáticamente priorizar el tráfico hacia otros movimientos con un mayor valor empresarial. Además, cada vez más soluciones brindan amplias opciones y complementos de seguridad de red.

¿Y qué pasa con las aplicaciones?

Las soluciones inteligentes definidas por software, como por ejemplo SD-WAN, también pueden mejorar inmediatamente el rendimiento de aplicaciones existentes a través del “enrutamiento consciente de aplicaciones”, lo que permite que elijan automáticamente la mejor opción de conexión para garantizar el mejor rendimiento. La inteligencia incorporada también se puede utilizar para eliminar la necesidad de mantener costosas conexiones separadas que las empresas suelen reservar para el tráfico desde cualquier aplicación que tenga una baja tolerancia a la fluctuación o la pérdida de paquetes. Este hecho hace que SD-WAN sea ideal para soportar soluciones como el “SIP Trunking” (comunicaciones unificadas a través de Internet), donde la calidad de una llamada de voz se ve afectada en su audio si se degrada la conexión de red.

¿Y la seguridad?

La integración de la seguridad también es mucho más sencilla con SD-WAN, permitiendo la personalización del rendimiento y las modificaciones en toda la red utilizando plantillas para acelerar los cambios necesarios. En este momento en el que tantos empleados se han mudado de sus habituales lugares de trabajo, el teletrabajo y otras formas remotas pueden convertirse en la nueva normalidad. Una infraestructura que brinde a los empleados un lugar de trabajo confiable y completo en cualquier lugar y en cualquier momento ayudará a prepararse a las empresas para el futuro incierto que tienen por delante. El acceso en remoto seguro es clave para facilitar este cambio, asegurando una gestión y control de identidad estrictos en el nuevo perímetro de la red corporativa: cualquier lugar con una conexión a Internet.

Las bases de la productividad digital y la eficiencia

Las organizaciones que emprenden una transformación digital lo hacen asumiendo que producirá resultados. Pero las soluciones y las nuevas tecnologías solo cobran valor si la infraestructura subyacente está diseñada para permitir su optimización.

Ofrecer a los empleados soluciones tecnológicas que se traduzcan en más libertad para trabajar en el lugar, hora y forma que mejor les convenga allana el camino para los nuevos modelos de trabajo que surjan, con una mayor productividad y mejora de la eficiencia. Pero este objetivo solo se logrará si estas nuevas soluciones son rápidas y fáciles de aplicar para brindar seguridad y rendimiento. Las arquitecturas de red tradicionales no se adaptan a todos estos requisitos de los nuevos lugares y modos de trabajo. Para que la transformación digital tenga éxito, primero debes transformar la red de telecomunicaciones.