Las facultades y universidades están buscando constantemente formas renovadas y efectivas de seguir siendo competitivas, aumentar las inscripciones y atraer nuevos estudiantes. Un gran número de ellas fomentan la colaboración con los responsables de información para hacer que la tecnología se sitúe al frente y en el punto central de transformación de la experiencia en el campus y mejorar la eficiencia, el aprendizaje y la seguridad. Usan el campus como plataforma para desarrollar experiencias y servicios para ayudar a sus instituciones a destacar del resto.

Al igual que una smart city, un campus inteligente conecta en primer lugar a sus ocupantes, edificios, vehículos y cosas para crear información contextual en tiempo real usando sensores de Internet de las Cosas (IoT).

Los datos provenientes de los campus pueden impulsar nuevos servicios para mejorar la vida, el aprendizaje, la seguridad y la eficiencia.