Smartphones de Realme.
Smartphones de Realme.

El negocio mundial de los smartphones fue duramente golpeado por la pandemia de la Covid-19 durante el segundo trimestre del año, según los datos de las casas de estudio. No obstante, las previsiones también dicen que a partir de ahora se irá recuperando y en 2022 las ventas volverán a los niveles pre-Covid.

Pero el aquí y el ahora nos muestra un panorama complicado. Al contrario de los portátiles, que vivieron un momento dulce debido al boom del teletrabajo y la educación online, los teléfonos inteligentes se hundieron en términos comerciales en todo el mundo entre abril y junio. Según el recuento de Gartner, dado a conocer hace unos días, en el segundo trimestre se comercializaron en todo el planeta un 20,4% menos de dispositivos que en el mismo periodo de 2019. En total, se vendieron 295 millones de teléfonos.

Samsung, el primer fabricante por número de unidades vendidas, llegó a caer incluso por encima del mercado, hasta un 27%. La demanda de su línea bandera, los S Series, no ayudó a cambiar el escenario. Por su parte, Huawei, que le pisa los talones, cedió casi un 7%. Al fabricante chino le ayudó su marcha en su mercado doméstico. De hecho, en China Huawei se consolidó como primera marca, con nada menos que un 42,6% del mercado.

Mientras tanto las ventas de iPhones de Apple se mantuvieron prácticamente como el año anterior (sólo retrocedieron un 0,4%). La compañía de la manzana se vio beneficiada por la recuperación del mercado chino y también por la llegada al mercado del nuevo iPhone SE, que ha animado a muchos a actualizar sus viejos iPhones. La que no pudo evitar los rigores de la pandemia fue Xiaomi, una de las marcas revelación de los últimos años, que cayó significativamente (-21,5%) en el segundo trimestre del año.  

Todos miran al 5G

Si se levanta la vista y se mira al futuro, el panorama es más halagüeño. IDC pronostica que las ventas mundiales de smartphones caerán un 9,5% en todo el año 2020. En total, se comercializarán en el mundo 1.200 millones de aparatos en estos 12 meses, según la consultora. Y si se mira más lejos también hay motivos para un moderado optimismo. Porque se impone un claro efecto rebote. IDC adelanta que en 2021 las ventas deberían remontar y crecer un 9% interanual. Y que en 2022 se habrá recuperado todo el terreno perdido y el mercado mundial de smartphones volverá a los niveles pre-Covid.

En 2023 la mitad de todos los smartphones que se vendan ya estarán preparados para el 5G

Según el análisis de la consultora, todos los fabricantes de aparatos y componentes ya están centrados en el 5G, a pesar los retos actuales de la Covid-19 y la caída del consumo. La reducción de la oferta de las marcas para aclimatarse al mercado se ha producido en los catálogos de 4G. IDC espera que el precio medio de venta de los móviles 5G baje de 500 dólares en 2023. Esa bajada de precios llevará a que ese año la mitad de todos los smartphones que se vendan ya estén preparados para el nuevo estándar de conexión.

Fuerte recuperación también en España

En España, el smartphone también ha pasado un calvario con la crisis sanitaria. El confinamiento le hizo mucho daño porque es un producto que a los consumidores les gusta ver y tocar, y con los comercios cerrados, eso no fue posible. Según GfK, durante muchas semanas de marzo y abril las ventas de smartphones libres en el canal mayorista se quedaron muy por debajo de los 10 millones de euros de euros, la mitad de lo habitual. De hecho, en abril la facturación de los mayoristas por este producto se desplomó casi un 60%. Pero en junio ya habían recuperado su nivel normal. Según Context, en el acumulado del segundo trimestre la caída de la facturación del canal sólo fue del 6%.