noticias

Hispasat despliega su sistema de protección contra incendios en tres nuevas áreas



Dirección copiada

Con 1.325 hectáreas ya monitorizadas, el operador de comunicaciones por satélite implementa la solución Bseed WATCH en Alpedrinha (Portugal) y próximamente se instalará en Nuñomoral (Extremadura) y Allande y Grandas de Salime (Asturias)

Publicado el 14 jun 2024



Hispasat despliega su sistema de protección contra incendios en tres nuevas áreas.
Hispasat despliega su sistema de protección contra incendios en tres nuevas áreas.

Hispasat ha desplegado su solución de gestión integral contra incendios en un bosque reforestado por Motor Verde, iniciativa impulsada por Fundación Repsol y Sylvestris.

La implementación de su sistema de monitorización se ha realizado en el bosque de Alpedrinha, en Portugal, donde se han instalado sensores Bseed WATCH de Pyro y cámaras panorámicas de espectro visible e infrarrojo, junto a un punto de conectividad satelital alimentado por energía solar. De este modo, se cubrirá una extensión de 25 hectáreas.

Tras este despliegue, se realizarán nuevas instalaciones similares en otras dos áreas reforestadas en España: Allande y Grandas de Salime (Asturias, 886 hectáreas) y Nuñomoral (Extremadura, 597 hectáreas). Todas ellas se sumarán a las 1.300 hectáreas que ya están monitorizadas desde abril de 2023 en Caminomorisco (Extremadura).

Funcionamiento de la solución desplegada

Desde sus diferentes ubicaciones, los sensores Bseed WATCH recogen información de diferentes variables del entorno -como temperatura, humedad relativa, dióxido de carbono, velocidad y dirección del viento o presión, entre otros- y la transmiten a un punto central, que la envía en tiempo real a la nube. Esta información, combinada con las imágenes de la videocámara, las condiciones meteorológicas e imágenes satelitales de las zonas aledañas, se procesa en un mapa de riesgo en tiempo real y para los siguientes diez días.

Mediante un sistema de notificaciones se enviará a la población y al personal de emergencias la información más relevante y se les alertará cuando el riesgo de incendio sea más alto o se produzca una detección por parte de los sensores.

Estos sensores, asimismo, permiten detectar incendios de manera inmediata y sin falsas alarmas, reduciendo en gran medida el tiempo de respuesta, los riesgos asociados a este tipo de catástrofes y los gastos derivados de una actuación tardía. La información recopilada permite conocer y anticipar el comportamiento del fuego, el grado de inflamabilidad de los combustibles forestales y la previsión meteorológica local para las siguientes horas. Esta información es vital para la eficacia y seguridad de las tareas de extinción en todo momento, especialmente por la noche.

La solución de gestión integral en la protección contra incendios de Hispasat y Pyro se ha desplegado ya con éxito en otras áreas forestales de España y Chile. La transmisión de la información de sus sensores al nodo central puede cubrir distancias de más de 10 kilómetros y, gracias al uso combinado de comunicaciones 4G y satélite y redes LoRa, permite que estos despliegues puedan realizarse incluso en las zonas más remotas, con independencia de las infraestructuras terrestres.

Sobre este proyecto, Javier Torres, director de Repsol Impacto Social de Fundación Repsol, afirma que “estamos muy satisfechos de la colaboración que mantenemos con Hispasat dentro de la iniciativa Motor Verde. Durante los próximos meses serán 2.800 las hectáreas que se monitorizan a través de nuestro partner tecnológico, dando una mayor protección a las reforestaciones y terrenos aledaños”.

Según Ignacio Sanchis, director comercial de Hispasat, “estamos muy orgullosos de seguir desplegando esta solución de protección integral contra incendios de la mano de Fundación Repsol y Motor Verde. Creemos que la tecnología que va a usarse en el bosque de Alpedrinha es fundamental para garantizar el éxito de estos proyectos de reforestación”.

Iniciativa Motor Verde

Motor Verde, iniciado en 2021, es un proyecto de reforestación a gran escala en España y Portugal, con el objetivo de impulsar la reforestación como herramienta para la compensación de huella de carbono. Esta iniciativa prevé reforestar 70.000 hectáreas de terreno en los próximos años, con la captura de más de 16 millones de toneladas de CO₂.

Se trata de una iniciativa de triple impacto, económico, social y medioambiental. Con ella se genera empleo local e inclusivo en aquellas poblaciones donde se realizan las plantaciones, con especial atención a la contratación de colectivos vulnerables.

Asimismo, supone un impulso a la economía, fomentando la formación especializada y la creación de nuevos negocios ligados al sector forestal, además de atraer actividad económica y generar riqueza en el entorno.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5