El 29 de octubre de 1999, LCRcom comenzaba su actividad dentro del marco de la liberalización de las telecomunicaciones en España, apostando por soluciones TIC profesionales.

La compañía cuenta con una red de más de 400 distribuidores repartidos por todo el territorio nacional, tomando la profesionalidad y servicio al cliente como los pilares fundamentales que han conseguido establecer a la compañía “como el operador nacional con mayor volumen de facturación en servicios cloud”, indican en el comunicado. De hecho, cerrarán 2019 con una facturación superior a los 24 millones de euros, ofreciendo servicios de comunicación a más de 17.000 empresas.

LCRcom celebra su vigésimo aniversario
LCRcom celebra su vigésimo aniversario

Hitos

Desde su nacimiento, LCRcom ha evolucionado de manera constante, especializándose en soluciones de vanguardia para empresas. Pionero en ofrecer los servicios VoIP para pymes, también cuenta con su propio OMV, Onmovil, proporcionando “una solución global que cubre todas las necesidades que cualquier empresa pueda demandar en TIC”, señala la firma.

En los últimos años, se ha especializado en servicios en la nube, permitiendo a sus clientes beneficiarse de una reducción importante de costes en sus comunicaciones. Soluciones en permanente mejora, que permiten a sus clientes trabajar sin necesidad de realizar inversión en equipamiento, con entornos más sencillos, ágiles y que les ofrecen la posibilidad de mejorar su productividad y estrategias corporativas.

Tal y como reconocen en el comunicado “el fundamento de su éxito se basa en la cercanía, ofreciendo a los clientes la máxima garantía en sus comunicaciones y un excepcional servicio de atención al cliente”.

El futuro

De cara al futuro, la operadora indica que los nuevos retos enfocados a ofrecer más servicios a empresas permitirán a los clientes unificar en un único proveedor todas sus necesidades de comunicaciones, eso sí, sin olvidar los proyectos a medida y sus escenarios particulares.

A tal fin, seguirán confiando en un equipo humano altamente cualificado y en un portfolio vivo “adaptado siempre a las necesidades crecientes del mercado”.