Como proveedor de conectividad y servicios críticos de comunicaciones, Vodafone anuncia un plan con cinco propuestas de ayuda a las comunidades en las que presta servicio en Europa. “Nos comprometemos a ofrecer a los gobiernos el servicio rápido y receptivo que se requiere para dar respuesta a la crisis”, señalan desde la compañía.

Las cinco propuestas son las siguientes:

-Mantener la calidad de servicio de las redes

-Proporcionar la capacidad de red y los servicios que cubran las funciones más críticas del gobierno

-Mejorar las comunicaciones destinadas al público.

-Facilitar el teletrabajo desde los hogares y ayudar a las pequeñas empresas y autónomos que forman parte de nuestra cadena de suministro.

-Aportar información al gobierno sobre los movimientos de la población en las áreas afectadas.

Todas las medidas estarán operativas hasta el 1 de septiembre (fecha en la que se espera que se haya reducido la emergencia de la crisis actual) pero dicha fecha podrá ampliarse, si fuera necesario, en cada uno de los países.

Mantener la calidad de servicio de nuestras redes

En primer lugar y, ante todo, para la prestación de servicio a los gobiernos y la ciudadanía, es fundamental que podamos mantener la calidad de servicio de nuestras redes, asegurando con ello la conectividad y los servicios de comunicaciones más esenciales, incluyendo que los ciudadanos confinados en sus casas puedan seguir trabajando, aprendiendo, socializando y entreteniéndose.

 Esta es nuestra principal prioridad y nos llevará un gran esfuerzo cumplirla. COVID-19 está teniendo un impacto significativo en nuestros servicios y en una mayor demanda de nuestra red. La previsión es que la tendencia en el aumento de datos continúe, puesto que ya hemos visto como el tráfico de datos ha aumentado un 50% en algunos mercados. Las áreas de Tecnología de las operadoras europeas se han centrado en dotar de capacidad a las redes para asegurarse de que son robustas y pueden absorber los nuevos patrones de uso que surjan del aumento del teletrabajo desde los hogares.

Vodafone seguirá ampliando la capacidad de red para gestionar todo lo posible esta demanda. Queremos garantizar también que las posibles congestiones que se produzcan en la red durante este tiempo no tengan un impacto negativo en las áreas más críticas y otras comunicaciones esenciales, como los servicios de voz y acceso digital para temas de salud y de educación o la posibilidad de que la gente pueda trabajar desde sus casas. Contamos con que los gobiernos colaborarán con nosotros de diversas formas, como facilitando el acceso inmediato a instalaciones físicas y permitiendo la gestión y priorización del tráfico de tal forma que no se comprometa la calidad del servicio y las comunicaciones de lo que más importa a la sociedad.

Plan de acción de Vodafone para hacer frente al coronavirus.
Plan de acción de Vodafone para hacer frente al coronavirus.

Proporcionar la capacidad de red y los servicios que cubran a las funciones más críticas del gobierno

Hemos lanzado varias iniciativas de apoyo a los servicios sanitarios que están luchando para hacer frente a la emergencia y para ayudar a nuestros clientes cuando intentan acceder a información sanitaria vital. En todos sus mercados, Vodafone está ofreciendo a los hospitales servicios y capacidad de red adicionales como videoconferencias y conectividad ilimitada y de gran velocidad para el personal sanitario. Vodafone UK, por ejemplo, ha ofrecido capacidad de red adicional a los hospitales y a los médicos generalistas, y ha puesto servicios de videoconferencia a disposición de los pacientes para que se puedan comunicar con el personal sanitario.

Ya hemos priorizado las llamadas de emergencia y Vodafone ha empezado a ofrecer acceso gratuito a los centros hospitalarios públicos. Los ciudadanos no tienen por qué preocuparse del uso de los datos que hagan cuando busquen información sanitaria publicada por sus gobiernos o cuando accedan digitalmente a las disposiciones sanitarias que estipulen sus gobiernos.

Debido al cierre de los centros educativos que se ha producido en muchos países para contener el contagio del COVID-19, la operadora ha estado analizando cómo puede contribuir a que los niños puedan seguir accediendo a los materiales educativos a través de internet y minimizar, de esta forma, la interrupción de la enseñanza. “Ofreceremos, por tanto, acceso gratuito a los recursos educativos públicos y a cualquier otro recurso educativo que recomienden las autoridades e instituciones educativas de los países”.

 Con el fin de ampliar la disponibilidad y el acceso gratuito a información sanitaria y educativa esencial, instamos a los gobiernos a renunciar al requisito de que los operadores desactiven la tarifa cero cuando el cliente haya consumido todos sus datos.

Mejorar las comunicaciones destinadas al público

Somos conscientes de la importancia de hacer llegar al público información precisa y oportuna y por ello, ofrecemos a los gobiernos la distribución de información crítica a través de avisos de alerta mediante mensajes de texto. Cuando sea técnicamente viable, intentaremos ofrecer también a las autoridades la posibilidad de enviar mensajes de texto dirigidos a determinados colectivos, como a los residentes de un área particular afectada por el virus.

Facilitar el teletrabajo desde los hogares y ayudar a las pequeñas empresas y autónomos que forman parte de nuestra cadena de suministro

Con toda probabilidad, las repercusiones económicas de esta crisis sanitaria serán significativas. Para mitigar estos efectos, Vodafone está ayudando a las personas que pueden trabajar desde casa. Estamos colaborando ya con multinacionales para que más de 2,5 millones de empleados puedan teletrabajar desde sus casas por primera vez. Sabemos que nuestros servicios son esenciales para que esto sea posible. Además de continuar manteniendo la calidad de la red, ofreceremos información dedicada en nuestra web y para todos nuestros clientes de empresa y servicios públicos, a través de Vodafone Business, sobre las herramientas disponibles para trabajar desde casa. Igualmente, para nuestros clientes de servicios públicos y empresas de todos los tamaños, ofrecemos asesoramiento y mejores prácticas sobre cómo utilizar dichos servicios de la manera más eficaz.

Aunque respaldamos las acciones que están llevando a cabo los gobiernos para mantener las empresas a flote, nos preocupan mucho los problemas de liquidez a los que muchas empresas, sobre todo las pymes y los autónomos, tendrán que enfrentarse a lo largo de las próximas semanas y meses. Para ayudar a las empresas más vulnerables dentro de nuestra Cadena de Suministro, Vodafone garantizará que todos los pedidos nuevos que hagamos a las pymes y autónomos que prestan bienes y servicios en las operadoras europeas de Vodafone serán abonadas, desde hoy mismo, en un plazo de 15 días en lugar de los habituales 30 o 60 días.

Mejora de los datos suministrados a los gobiernos, incluida información sobre el movimiento de la población en las áreas afectadas

Cada vez es más importante que las autoridades controlen los movimientos de las personas para contener la expansión del virus, sobre todo dentro y desde/hacia las áreas que se encuentran en cuarentena. Siempre que sea técnicamente viable y la legislación lo permita, Vodafone se ofrece a ayudar a las autoridades proporcionando información basada en grandes bloques de datos anonimizados. Por ejemplo, estamos elaborando un mapa de calor agregado y anónimo para la región italiana de Lombardía que ayude a las autoridades a conocer mejor los movimientos de la población con el fin de frenar la extensión del COVID-19.

Estamos preparados para trabajar con todos nuestros socios y garantizar una respuesta única en estas áreas. Debido a las presiones que van a soportar las operadoras durante los próximos meses y teniendo en cuenta que nuestro foco debe estar en mantener las infraestructuras nacionales críticas en los países en los que operamos, apreciaremos la ayuda de los gobiernos para garantizar que nuestras medidas pueden implementarse de la manera más eficaz posible para el interés del público general.