Según un informe realizado por Vodafone Business, hoy en día las empresas tienen gran capacidad de adaptación y se centran en las personas y en los objetivos. En dicho informe se identifican las características de las organizaciones más resilientes y preparadas para el futuro y sus respuestas ante los problemas cotidianos de la actividad empresarial antes, durante y después de la crisis provocada por la Covid-19.

Las empresas Future Ready constituyen el 27% de todas las compañías en España y reúnen seis características que las diferencian de las demás. Entre ellas se encuentran su adaptabilidad, acercamiento a la tecnología y unos objetivos transformacionales muy definidos.

Las empresasFuture Ready constituyen el27% de todas las compañías en España

La crisis de la Covid-19 ha acabado siendo uno de los mayores disruptores de la economía desde los años 30, sin embargo, las empresas “preparadas para el futuro” en España tienen mayor confianza en que alcanzarán el éxito:

-Un 22% de dichas empresas espera aumentar sus beneficios durante la pandemia.

-Un 60% de ellas tiene previsto aumentar su rentabilidad durante los próximos cinco años, en comparación con el 48% del total de empresas.

Daniel Jiménez, director general de empresas de Vodafone España, ha comentado: “La crisis de la Covid-19 nos ha hecho cambiar a todos rápidamente. Sin embargo, algunas empresas están mejor preparadas para solucionar los problemas que han surgido y nuestra intención es hacer que el resto conozca qué pueden hacer para parecerse a estas compañías preparadas para el futuro o “future ready”.

Los empleados han sido clave, especialmente para las empresas “preparadas para el futuro” en España:

-El 50% de las empresas prioriza ahora el bienestar y la salud mental de sus empleados, hasta 10 puntos porcentuales más que antes de la crisis. Sin embargo, para las empresas “preparadas para el futuro” este porcentaje se eleva al 55%.

-El 97% de las empresas “preparadas para el futuro” confiesan que prestaron más apoyo a sus empleados durante la pandemia.

Claves para que las empresas sean más resilientes tras Covid-19.
Claves para que las empresas sean más resilientes tras Covid-19.

Las actitudes de la sociedad y las expectativas de los consumidores han cambiado y las empresas han pasado centrarse en los comportamientos éticos o encontrar un propósito más allá de la prestación de servicios que venían realizando:

-Durante la pandemia, el 88% de las organizaciones reconocieron que habían tomado algún tipo de medida de apoyo adicional a su actividad empresarial. En el caso de las empresas “preparadas para el futuro” este porcentaje alcanzó el 92%.

 -El 59% de las empresas (frente a un 69% en el caso de las empresas “preparadas para el futuro”) optaron por ayudar a su país o comunidad, un cambio con respecto a la situación que se vivía antes de la crisis, que se centraba en la diferenciación del negocio (48% frente al 50% de las empresas “preparadas para el futuro”) y en la retención de los clientes (55% frente al 52% de las empresas “preparadas para el futuro”).

La Covid-19 ha demostrado que se puede trabajar de otra manera y desde cualquier lugar. Si las empresas quieren sobrevivir, tendrán que adaptarse a esta nueva forma de trabajar:

-El 75% de las empresas “preparadas para el futuro” han realizado ya al menos una inversión tecnológica para dar respuesta a la pandemia.

-El 64% de las empresas “preparadas para el futuro” encuestadas preveían que la flexibilización del lugar de trabajo continuará tras la pandemia.

Daniel Jiménez ha añadido que “aquellos sectores que se resistieron al cambio tecnológico se han propuesto pasar rápidamente a la digitalización de sus negocios. Nuestro objetivo es hacer que las empresas se incorporen rápidamente a esta nueva era de trabajo, y ayudarles a trabajar de forma más inteligente, rápida y resiliente, pero sin poner en riesgo a sus recursos humanos”.

Criterios de las empresas Future Ready

La identificación de las empresas “future ready” se llevó a cabo mediante un modelo de regresión que mostraba cuáles eran los comportamientos y actitudes que se ajustaban más a la confianza en el futuro de la economía y en estar bien preparados para lo que pudiera deparar el futuro. Se identificaron 12 criterios que dieron lugar a 6 características:

Tienen una actitud positiva al cambio. Las empresas adoptan el cambio y confían en el futuro.

Están abiertas a las nuevas tecnologías. Reconocen el poder que tiene la tecnología para solucionar los retos a los que se enfrentan los negocios.

Se dirigen hacia la transformación empresarial. Tiene en marcha un plan para que la tecnología transforme sus negocios.

Establecen una estrategia definida. Cuentan con una estrategia empresarial para el futuro mucho más amplia que está documentada, especificada, fundamentada y evaluada.

Se mantienen al día de las tendencias e incertidumbres que van surgiendo. Tienen muy claros cuáles son los pilares que sustentan sus negocios y buscan el asesoramiento de expertos.

Tienen capacidad de adaptación. Pueden reaccionar rápidamente a las nuevas tendencias e incertidumbres y se adelantan a la competencia en el mercado.