El Grupo Euskaltelha presentado los resultados correspondientes al segundo trimestre de 2020, unos resultados que vienen a confirmar, como ha señalado la operadora en el comunicado, que se están cumpliendo los objetivos de su hoja de ruta. Una estrategia basada en tres pilares fundamentales: el diseño de una organización sencilla y eficiente; el fortalecimiento del negocio tradicional de la compañía; y el lanzamiento de una nueva marca de telecomunicaciones en el mercado nacional.

La consecución de estos hitos por encima de las previsiones se ha traducido en unos resultados positivos logrados en un trimestre marcado por el impacto social y económico causado por la pandemia de la Covid-19, y en el que el Grupo ha iniciado con éxito su plan de expansión nacional mediante la marca Virgin telco.

Los resultados del segundo trimestre del ejercicio confirman la tendencia ascendente del negocio que ha registrado el Grupo en los últimos trimestres. Así, los ingresos siguen creciendo por tercer trimestre consecutivo sobre el año anterior. En este segundo trimestre del 2020, los ingresos han crecido un 0,3% sobre el segundo trimestre de 2019, hasta los 171,6 millones de euros.

Resultados Euskaltel primer semestre de 2020.
Resultados Euskaltel primer semestre de 2020. Grupo Euskaltel.

Rentabilidad

Uno de los principales logros de la hoja de ruta estratégica ha sido la consecución de una rentabilidad récord, al obtenerse en el negocio tradicional de la compañía un Ebitda de 91,8 millones de euros en el trimestre, lo que supondría un crecimiento del 8,8% respecto al año anterior. Incluyendo los costes del lanzamiento nacional de Virgin telco, el Ebitda del trimestre se sitúa en 87,5 millones de euros, lo que supone un crecimiento del 3,7% con respecto al año anterior, concatenando cuatro trimestres consecutivos de aumento, con un margen sobre ingresos del 51%.

Este fuerte crecimiento del EBITDA, unido a la política de eficiencia aplicada y a la gestión controlada de las inversiones, ha dado como resultado un crecimiento del 10,4% del cash Flow operativo sobre el año anterior, hasta alcanzar los 50,9 millones de euros, es decir, el 29,6% de los ingresos, una clara referencia en el sector. También en este caso, sin tener en cuenta el impacto del lanzamiento de Virgin telco, la generación de flujo de caja operativo habría sido de récord, alcanzando los 58,3 millones de euros.

Como resultado de la fuerte generación de flujo de caja operativo, la compañía continúa en su trayectoria de desapalancamiento, con una reducción de deuda neta de 25,8 millones de euros en el trimestre. Como consecuencia, la deuda neta se sitúa en 4,07 veces el EBITDA, frente a los 4,12 veces del trimestre anterior.

Además, Euskaltel ahorrará 150 millones de euros en amortizaciones durante el período 2020-2022, gracias al acuerdo de refinanciación de deuda de 215 millones de euros, firmado el pasado 9 de julio. Con esta operación, el vencimiento medio de su deuda corporativa aumenta de 3,9 años a 4,1 años.

Todo ello – fuerte crecimiento del EBITDA, capex controlado, potente generación de flujo de caja operativo, y reducción de deuda -, aporta a la empresa una sólida estructura de balance, sostienen desde la compañía, que le permitirá avanzar en los objetivos de crecimiento rentable descritos en el plan de negocio de la compañía.

Las eficiencias que ha implementado la compañía hasta la fecha han logrado resultados mejores de lo esperado y se espera que sigan produciendo resultados en el futuro, debido al gran número de iniciativas de eficiencias a largo plazo que ya están en marcha. Dichas iniciativas se concentran en la optimización adicional de los canales de ventas, la mejora de los procesos de cliente a través de la digitalización, la optimización de la gestión de los acuerdos de red, la integración de proveedores de red y de operaciones, la implementación de la autoprovisión de cliente o la integración de los sistemas informáticos de las tres regiones de la compañía.

Gracias a la calidad de los ingresos y la gestión de control de costes realizado, el Grupo Euskaltel ha alcanzado en el segundo trimestre de 2020, un beneficio neto de 16,4 millones de euros, frente a los 11 millones del segundo trimestre del ejercicio anterior, con un crecimiento del 50% respecto al segundo trimestre del año anterior. A fecha de 30 de junio de 2020, el beneficio neto del semestre ha sido de 35,5 millones de euros, frente a los 22,9 millones de euros del primer semestre del año pasado, lo que supone un 55% más que en el mismo periodo del año anterior.

Mayor número de clientes

Uno de los aspectos más destacados de este segundo trimestre del 2020, es el crecimiento récord de la base de clientes del Grupo. Desde marzo a junio, el grupo ha crecido en 11.300 nuevos clientes, de los cuales 4.800 proceden de los mercados tradicionales del Grupo, y 6.500 de Virgin telco, logrados en apenas un mes desde su lanzamiento a nivel nacional. En total, cuenta con una base de clientes sobre red fija de 681.000 usuarios.

Precisamente el lanzamiento de Virgin telco ha sido protagonista del sector en este trimestre. Con su política de flexibilizar su oferta de productos y servicios para ceder al cliente la decisión de los productos que desee contratar, ha seguido una tendencia progresiva semana a semana desde su lanzamiento, hasta lograr los 6.500 clientes apenas un mes después de su lanzamiento. Esta fuerte tendencia de crecimiento continúa en julio, por lo que la compañía espera que el número de nuevos clientes de Virgin telco en julio, superen a los de junio, a pesar de la estacionalidad del mes.

Esta tendencia seguirá creciendo a medida que la huella de cobertura de la red siga ampliándose hasta alcanzar el 100% del mercado nacional. En este momento, el Grupo Euskaltel tiene acceso a cerca de 19 millones de hogares en España, cifra que continuará creciendo en los próximos meses, tanto en sus mercados tradicionales– Euskadi, Galicia y Asturias -, más los pilotos de Navarra, Cataluña, La Rioja, Cantabria y León, como en el resto del Estado, gracias a los acuerdos del Grupo con otros operadores que se traducirán en un aumento del número de hogares con acceso a los productos y servicios del Grupo. El aumento de la cobertura de red así como la optimización en su gestión son palancas claves para el crecimiento futuro de los clientes y la rentabilidad de la compañía.

Clientes de alto valor

La base de clientes de alto valor de la compañía ha seguido creciendo en el segundo trimestre del año. Los servicios contratados en el segmento residencial se han incrementado en 40.000 con respecto a la misma fecha del ejercicio anterior, confirmando la buena acogida de los productos y servicios de valor en los hogares, que ya suman cerca de 2,9 millones. La cartera de clientes con contratos de 3 y 4 productos continúa aumentando, de hecho, en el segundo trimestre han contratado una media de 3,69 productos por usuario.

Por segmento de productos, la contratación de banda ancha ultrarrápida ha crecido en 11.000 nuevos servicios, hasta alcanzar los 607.000. La televisión de pago ha registrado en estos tres meses 8.000 nuevos servicios, llegando a los cerca de 500.000 productos de TV contratados. En telefonía móvil se ha producido un fuerte incremento de 20.000 líneas, hasta los 1,18 millones de líneas de telefonía móvil contratadas, e incluso en telefonía fija se ha aumentado en 1.000 el número de nuevos productos, que se sitúan en 601.000.

Una tendencia similar ha seguido el mercado empresa, que ha registrado un crecimiento impulsado por la fuerte demanda de servicios de telecomunicaciones en el trimestre. Como resultado, la base de clientes B2B ha superado los 16.000 clientes. Este incremento de clientes, junto al aumento del consumo de servicios específicos dirigidos a las empresas, ha impulsado un crecimiento del 4,4% anual de los ingresos en el segmento empresa.