Las telco europeas, a la zaga en 5G.
Las telco europeas, a la zaga en 5G. Adobe Stock.

El segundo año del Índice de Preparación para el 5G () lanzado por la consultora estratégica revela que Europa todavía va a la cola de otras partes del mundo a la hora de prepararse para un despliegue a gran escala de 5G. Sin embargo, está en marcha y, cuando llegue, las telecos europeas que hayan dado el salto ahora cosecharán todos sus beneficios.

El Índice mide la preparación de un país para el 5G con base en tres factores:

  1. Disponibilidad de espectro. ¿Está disponible el 5G en las tres bandas: baja, media y alta (mmWave)?
  2. Despliegue. ¿Qué porcentaje de operadores han lanzado servicios 5G en cada banda y cuántos tienen un core 5G independiente?
  3. Comercialización. ¿Qué pasos han dado los operadores para asegurar una cuota de 5G relevante en todas las suscripciones móviles?

Asimismo, tiene en cuenta todos los factores anteriores y más. Desde la , hemos visto lanzamientos de core 5G autónomos en más países que permiten a las telecos ofrecer a los clientes servicios innovadores utilizando capacidades como la baja latencia, las conexiones concurrentes masivas o la fragmentación de la red. Maximizar su eficacia dependerá de los ecosistemas dinámicos que aún están por crear. Estos podrían convertirse en normas de facto o incluso crear nuevos puntos de control en la cadena de valor.

De ahí la importancia de estar a la vanguardia de la innovación 5G y no ser un simple comprador de la de otros. Para llegar a ese punto será necesario comprender qué hace falta para que un país y su mercado estén preparados para el 5G.

"¡Europa se está quedando atrás en materia de 5G!" es un grito que escuchamos en el último Mobile World Congress. El 5G Readiness Index 2021 lo reflejaba, y el nuevo índice 2022 de Kearney lo confirma, al menos por ahora.

Index 5G de Kearney (2022).
Index 5G de Kearney (2022). Kearney analysis.

En total, 11 de los 28 países que analizó Kearney tienen al menos un operador con un core 5G independiente. Asia está a la cabeza con siete países, mientras que Europa está a la cola con solo Finlandia y Alemania llegando a este punto. Sólo en dos países han lanzado todos los operadores un core 5G independiente -Singapur y China- abriendo sus mercados a una verdadera transformación 5G.

11 de los 28 países que analizó Kearney tienen al menos un operador con un core 5G independiente

El Índice de este año revela que sólo 10 países han puesto a disposición el espectro de bandas altas, y los operadores de sólo cinco de ellos (Estados Unidos, Australia, Corea del Sur, Tailandia y Japón) han lanzado servicios comerciales completos dentro de ella. Hasta ahora, ningún país europeo ha llegado tan lejos, aunque se han lanzado servicios seleccionados con licencias limitadas de mmWave, incluso en Alemania. La falta de disponibilidad del espectro de ondas milimétricas es decepcionante, porque sus ventajas son la piedra angular de los nuevos servicios de alta velocidad habilitados para el 5G.

Europa está a la cola con solo Finlandia y Alemania llegando a este punto

El Índice identificó más avances clave durante el año pasado:

  • Estados Unidos sigue adelantándose a otros países. Su regulador ha proporcionado espectro en las tres clases de banda, y los operadores nacionales lo han aprovechado al máximo lanzando servicios. Un operador ha lanzado un core 5G independiente. Canadá también tiene un operador que ofrece servicios 5G a través de su nuevo core independiente.
  • Corea del Sur, que ocupaba el segundo lugar en el Índice 2021, ha caído al quinto puesto porque no ha puesto a disposición el espectro de banda baja, a pesar de la alta penetración de abonados.
  • La mayoría de los países nórdicos van a la cabeza, gracias a la mayor disponibilidad de espectro y a un despliegue más amplio en todas las bandas, pero Suecia se ve frenada por la falta de espectro de ondas milimétricas, ya que no está prevista la plena disponibilidad de 26 GHz antes de 2025. Esto ralentiza a Suecia y corre el riesgo de silenciar el entusiasmo de los consumidores.
  • Alemania pasó de ser un país rezagado a ser el líder de la UE4 (Francia, Alemania, Italia y España) más el Reino Unido, gracias a que los operadores lanzaron el 5G en múltiples bandas. Sólo un operador ha lanzado un core 5G independiente.
  • Francia va ahora a la zaga de otros grandes países europeos debido a su tardío lanzamiento de 5G (noviembre de 2020) y al aparente escaso interés de los clientes por ella.
  • Los buenos resultados en Oriente Medio (Arabia Saudí, Emiratos Árabes Unidos y Qatar) son un testimonio de la calidad de sus redes y de su fuerte despliegue. La penetración es del 9 al 11%. Un operador saudí ha lanzado un core 5G independiente.
  • Australia fue uno de los primeros países en lanzar 5G, ha ampliado continuamente el acceso al espectro en todas las bandas y disfruta de una comercialización exitosa. Tiene un 18% de penetración del 5G, el segundo más alto del Índice.

Otras conclusiones

  • La adopción (como porcentaje del total de abonados en el primer trimestre de 2022) es ínfima en toda Europa. Suiza es el mejor país, con un 13%, pero se lanzó en abril de 2019. Bélgica es el peor país, con un 1,7% de conexiones. En Corea del Sur la adopción es del 31%.
  • En Corea del Sur, el Gobierno ha anunciado un impulso para crear un ecosistema de empresas que innoven y aprovechen el 5G (con el objetivo de que haya 1.800 empresas de servicios 5G en 2026). Entienden que los operadores no serán conductores en solitario, sino facilitadores.
  • El despliegue de nueva capacidad en Estados Unidos permite a los operadores lanzar servicios impactantes, como el acceso inalámbrico fijo (FWA) 5G. Un operador está utilizando 5G para dotar a las ambulancias de transmisiones de vídeo de alta calidad que los profesionales médicos pueden ver mientras los pacientes están en camino.
  • Europa está atrasada, pero no irremediablemente. Se necesita vigilancia y concentración, junto con la preparación de los operadores para ganar con el 5G cuando sus países estén preparados.

Cómo pueden ganar las telecos con 5G

Los operadores europeos tendrán que hacer dos cosas para aprovechar todas las ventajas del 5G:

  1. Ejecutar una rápida transición tecnológica al 5G, anclada en un core independiente. El core es esencial. Si aún no lo han desplegado, deben hacerlo lo antes posible para desbloquear todos los nuevos productos y servicios innovadores que ofrecerá el 5G. Tan pronto como la red de acceso radioeléctrico (RAN) y la infraestructura de la red estén preparadas, deberán ser agresivos en la promoción de las capacidades de la red a los socios y desarrolladores de terceros, trabajando juntos para adoptar nuevos modelos de negocio.
  2. Monetizar el 5G paso a paso, construyendo un ecosistema de productos, servicios y socios. Se trata de alcanzar las mayores expectativas posibles de monetización, pero el camino debe trazarse con cuidado. Los primeros pasos en materia de precios básicos pueden darse pronto, pero abordar las estructuras de precios intermedias y avanzadas exigirá disciplina, visión y algunos riesgos.

En estos momentos, 5G carece de casos de uso innovadores a larga escala que impulsen su adopción por parte de los clientes. Sin productos o servicios 5G atractivos, la gente no verá sus beneficios. Sin embargo, los operadores se preguntan si es prudente avanzar en la inversión en 5G. Es el clásico dilema del huevo y la gallina, pero se empezará por algún sitio, encabezado por los operadores pioneros junto con sus proveedores, que descubrirán qué es lo que hará que todo el mundo quiera el 5G. Primero hay que planificar la monetización con pequeños pasos y luego planificar el ecosistema para aprovechar su potencial.

5G carece de casos de uso innovadores a larga escala que impulsen su adopción por parte de los clientes

“Puede parecer que aún estamos en el inicio del viaje del 5G, pero el tiempo se acorta para que las telecos españolas se pongan al día con Estados Unidos y otros mercados. Los primeros que lo hagan pueden crear blue oceans y huir de la guerra de precios en los servicios de conectividad”, sentencia Filipe Rombert, Partner de Kearney, responsable del sector telco en España y Portugal.