Asteo Red Neutra ha conectado a 18.281 hogares salmantinosen 49 poblaciones a través del despliegue de redes troncales de fibra de última generación (XGS-PON), que soportan capacidades de conexión hasta 10GB. Con este desarrollo, la operadora ha completado el 80% de su plan de despliegue en Salamanca en esta primera fase.

“Continuamos nuestra apuesta por llevar conexiones de última generación a pequeños municipios y zonas ultra-rurales que aún no la tienen y que por ello han visto condicionadas sus posibilidades de uso de Internet para el trabajo, el ocio o gestiones administrativas. En definitiva, la Digitalización de la Sociedad de estas poblaciones está muy condicionada por esa carencia” señala Pedro Abad, CEO de Asteo Red Neutra.

Peñaranda de Bracamonte (Salamanca).
Peñaranda de Bracamonte (Salamanca). Adobe Stock.

Primera fase del despliegue

El plan del operador mayorista de fibra hasta el hogar (FTTH) especializado en entornos rurales con menor densidad de población es conectar un total de 61 localidades y 22.000 viviendas con el despliegue de redes de transmisión interprovincial, con una inversión de 6 millones de euros, financiado totalmente con fondos propios, como parte de la 1ª fase del proyecto que está desarrollando Asteo Red Neutra en las Comunidades de Castilla y León y Extremadura.

La media aproximada de hogares por población activada con este primer despliegue es de 373, siendo la más pequeña Turra de Alba con 15 residentes (INE, enero 2017) y la más grande Peñaranda de Bracamonte con 6.123 habitantes (INE, enero 2021).

“La media de residentes en el total de los municipios desplegados es de menos de 500 habitantes, un ejemplo del interés de ASTEO por poder conectar a aquellas poblaciones rurales y ultra-rurales que, en muchos casos, aún no tienen acceso a Internet a través de fibra óptica” explica Pedro Abad.  

Red interprovincial propia de fibra óptica

La principal y más importante característica técnica de los despliegues de fibra óptica de Asteo es que cuenta con backhaul -red de retorno- propio en las provincias donde opera.

Para conseguir este objetivo de conectar las poblaciones más desatendidas, la operadora está construyendo más de 250 kms de backhaul en Salamanca. Esta red interprovincial es la que permite conectar entre sí todas esas poblaciones ultra-rurales, utilizando para ello un diseño de topología de red muy amplia geográficamente, que intenta cubrir el mayor número posible de poblaciones, sin discriminarlas por su menor tamaño.

Además, esta red permitirá ofrecer cualquier servicio de conectividad que sea preciso en su ámbito de influencia, incluyendo por ejemplo la conexión de las antenas de telefonía móvil que requieren de conectividad por fibra para poder desplegar y ofrecer los importantes servicios 5G y que, de este modo, estas regiones ultra-rurales no se queden atrás en este salto evolutivo tecnológico.