EMC posibilita la gestión de información en Barcelona World Race

La solución de almacenamiento, backup y Disaster Recovery implantada garantiza la seguridad de los participantes y la difusión inmediata del material multimedia de la prueba a los medios de comunicación e Internet.

Publicado el 24 Feb 2011

21826_21

EMC es la responsable de cubrir las necesidades de almacenamiento de información de la Barcelona World Race, la vuelta al mundo transoceánica a dos, sin escala ni asistencia, que partió el pasado 31 de diciembre de Barcelona, como socio tecnológico del evento. Su infraestructura de almacenamiento, backup y Disaster Recovery proporciona un entorno estable, libre de fallos y escalable que asegura el acceso ágil a toda la información que genera la prueba.

La solución de EMC permite a la organización de la BWR, la Fundación para la Navegación Oceánica de Barcelona (FNOB), cuyos patronos son el Ayuntamiento, la Cámara de Comercio, la Fira y el Port de Barcelona, dar respuesta a sus requisitos operativos, garantizando la disponibilidad inmediata de cualquier información crucial para la seguridad de los participantes. A la vez, se ha convertido en una pieza clave para cumplir con sus objetivos de negocio al facilitar y asegurar la difusión inmediata a los medios de comunicación y a los ciudadanos, vía Internet, de toda la información multimedia referida al día a día de la competición, un factor básico para popularizar esta prueba y la Vela Oceánica en sí, además de para promocionar internacionalmente la capacidad organizativa y tecnológica de Barcelona como anfitriona de eventos de gran envergadura.

Las 14 embarcaciones que tomaron la salida el 31 de diciembre pasado en Barcelona tienen en un complejo sistema de telecomunicaciones su único punto de apoyo para estar en contacto con la organización durante los tres meses que dura, aproximadamente, su travesía. A través de él, es vital conocer en todo momento sus posiciones para darles auxilio ante situaciones de emergencia.

</strong>“A los recursos generados por los tripulantes hay que sumar los producidos por la organización. Ello nos obliga a contar con una infraestructura muy exigente en cuanto a capacidad de almacenamiento y procesamiento de la información. Si tenemos en cuenta que un minuto grabado en <strong>DVCPro 100</strong> ocupa aproximadamente 13 GB, que la prueba dura tres meses y que diariamente las 14 embarcaciones realizan una videoconferencia y semanalmente envían múltiple material en vídeo HD, es fácil entender por qué necesitamos un almacenamiento muy robusto”, indica Román Welsch, Jefe de Tecnología de la FNOB, “Pero, además, es fundamental que esa información esté siempre disponible y sea ágil de procesar, ya que al llegar el material es inmediatamente editado por nuestros profesionales de postproducción para ofrecerlo en catalán, castellano, inglés y francés a las televisiones. Todos deben acceder simultáneamente a él y procesarlo rápidamente para enviarlo a tiempo de que pueda ser incluido en los distintos espacios informativos”. Para dar respuesta a los requisitos del Departamento de Tecnología de la FNOB y dentro del DataCenter virtualizado establecido, EMC ha implementado un sistema de almacenamiento unificado que es escalable hasta 120 unidades de disco y que destaca por su capacidad para utilizar múltiples protocolos de conexión como <strong>NAS</strong>, <strong>iSCSI</strong> y <strong>SAN Fibre Channel</strong>, escalable a su vez hasta 240 TB. Como solución de backup se ha incluido EMC Networker, un software que sobresale por su eficacia para trabajar en entornos virtuales, en este caso integrado con las soluciones de virtualización VMware, sobre una librería Quantum que también ha suministrado EMC.

Por otro lado, la complejidad y la criticidad de la prueba hacía aconsejable, además, la puesta en marcha de un sistema de réplica remota que asegurara la continuidad de funcionamiento del sistema de almacenamiento en caso de desastre. Por lo que, una vez operativo el sistema de <strong>almacenamiento</strong>, se puso en marcha un plan de ‘Disaster Recovery’ consistente en este caso en replicar la misma cabina del DataCenter primario en uno secundario, utilizando para la replicación de datos tanto el protocolo Fibre Channel, mediante la tecnología de replicación de EMC Mirrow View, como el protocolo IP, usando la tecnología de replicación propia de la parte NAS (EMC Celerra Replicator).Todo sobre la misma línea IP entre los dos CPDs.

De esta manera, la organización de la BWR cuenta con tres copias de la información en todo momento: la de producción, la de backup y la de réplica. Por lo que ante cualquier incidencia está todo perfectamente securizado. La implantación, liderada por un jefe de proyecto de EMC, duró aproximadamente 20 días y la instalación de la réplica, tres días.<br />

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4