Entre históricos anda el juego

A la Red Telefónica Conmutada, tan ampliamente implantada y consolidada en todo el mundo, le ha salido un competidor de peso con la introducción de la tecnología IP.

Publicado el 12 Feb 2002

66321_76

La segunda mitad del siglo pasado fue testigo de la consolidacin de una red global de telefona, la Red Telefnica Conmutada, con ms de 900 millones de lneas pero con importantes limitaciones para la prestacin de otros servicios diferentes al de la transmisin de la voz y de los datos a baja velocidad. La introduccin de la tecnologa IP (Internet Protocol) y el xito de su implantacin en Internet obliga a los operadores de redes y servicios de telecomunicacin y a los fabricantes de los equipos a revisar profundamente los criterios y estrategias que hace muy pocos aos parecan slidamente establecidos, pero sin perder la confianza de unos clientes que se sienten razonablemente satisfechos con la calidad del servicio ofrecido por las redes tradicionales.

Durante varios aos convivirn los dos escenarios tecnolgicos el heredado del siglo pasado y el que se est configurando a partir de la tecnologa IP. Asimismo, el modo de transferencia IP ser el condimento bsico en todos los mens sobre tecnologas para las redes y servicios del futuro.

IP es algo ms que un simple protocolo es un modo de transferencia de la informacin que incorpora funciones de empaquetado, multiplexacin y conmutacin, lo que permite un uso ms eficiente de los recursos de la red. Alrededor del modo IP se est construyendo una familia cada vez ms numerosa de protocolos que intentan resolver toda la casustica que implica el soporte de cualquier tipo de informacin en cualquier circunstancia de tiempo y lugar.

Todos los operadores y fabricantes, sean histricos o entrantes, estn obligados a visitar el Restaurante IP en el que, a modo de autoservicio, seleccionarn el men que ms les agrade para consumirlo cuando ms les convenga.

Son de todos conocidos los principales obstculos con los que se enfrentan los operadores histricos del servicio telefnico fijo creciente transferencia de trfico hacia los mviles, competencia en precios que erosiona rpidamente los mrgenes del mercado de la larga distancia, prdida de clientes hacia otros operadores, fuerte presin regulatoria para reduccin del precio de acceso a Internet y para la apertura del bucle. Igualmente, deben soportar la amortizacin de los activos de su red telefnica con plazos habituales entre 10 y 20 aos, cuando para la nueva generacin se considera, en la situacin emergente actual, entre 3 y 5 aos. A todo ello se aaden las ineficiencias asociadas con las estructuras de operacin y conservacin de unos elementos de red con varios aos de antigedad.

La mayora de los analistas coinciden en que el incremento de los ingresos y la viabilidad econmica de los operadores del servicio fijo procedern de la introduccin de la banda ancha. Ello exige impulsar la evolucin del acceso desde los clientes, bien mediante la tecnologa xDSL sobre los pares de cobre, la fibra ptica o las soluciones radioelctricas del tipo LMDS.

Desde su incuestionable liderazgo en la I+D de las tecnologas dominantes en el siglo XX, los fabricantes histricos se enfrentan al problema de conservar su privilegiada posicin en un contexto tecnolgico totalmente diferente en el que nuevos y especializados protagonistas estn consiguiendo interesantes cuotas de mercado.

El esfuerzo por estar presentes en el nuevo escenario les obliga a realizar importantes inversiones (la mayora de las veces mediante la adquisicin de empresas especializadas en las nuevas tecnologas) sin poder abandonar totalmente los recursos dedicados a las viejas tecnologas, ya que ello implicara romper unos compromisos con sus mejores y ms fieles clientes, los operadores histricos, a los que les han garantizado el soporte durante la vida til de los sistemas suministrados en los ltimos aos. Hasta ahora los costes de este soporte se compensaban por los ingresos generados por nuevas instalaciones, ampliaciones de las existentes y por la peridica evolucin (hardware y software) que era fcil justificar en un escenario sin competencia tecnolgica y con la propuesta de nuevas prestaciones y facilidades que estimulaban a unos clientes (los operadores) que disfrutaban de una posicin monopolstica.

Cabe prever, por tanto, que durante los prximos diez/quince aos los fabricantes histricos tendrn que subsistir adoptando estrategias que les permitan participar en la carrera de las nuevas tecnologas, sin abandonar a sus clientes ms relevantes (los operadores histricos) en el soporte de unos sistemas, por ellos suministrados, que no les reportarn ingresos y que estarn operativos durante bastante tiempo. Intentar que los operadores, como compensacin, les reconozcan una consideracin preferente en la construccin de las nuevas redes de banda ancha, colisionar con el inters de beneficiarse de la competencia surgida con la presencia de nuevos fabricantes especializados en las tecnologas emergentes.

Para ofrecer a sus clientes soluciones satisfactorias, los fabricantes deben incorporar a su catlogo de productos, herramientas para el soporte operacional de las nuevas tecnologas (gestin y supervisin de la red; creacin y administracin de servicios) y para la atencin de los clientes finales (provisin del servicio; facturacin; reporte de reclamaciones).

La tecnologa IP se encuentra sometida a un ritmo creativo tan dinmico que prcticamente todos los das se ofrecen iniciativas que incorporan nuevas funcionalidades o enriquecen y optimizan las ya existentes.

El uso intensivo de esta tecnologa IP estar impulsado por una serie de inductores, entre los que cabe destacar

La segregacin de la red telefnica pblica (RTC) del trfico de acceso a Internet; el despliegue de accesos del tipo xDSL; el negocio de las Intranet, de las redes privadas virtuales (IP VPN), o de los Call Center; la consolidacin de la tecnologa IP como referente para la nueva red multiservicio depender tambin de

Su mayor eficiencia en el transporte de la voz a larga distancia y de su xito como sustitutiva del nivel de trnsito de las redes para los servicios fijo y mvil; la incorporacin de soluciones intrnsecas para garantizar diferentes calidades de servicio extremo a extremo; la disponibilidad de soluciones para el transporte directo de IP sobre la tecnologa ptica DWDM.

El primer factor de consolidacin es, fundamentalmente, una cuestin de rentabilidad de la inversin en comparacin con el coste de seguir operando la estructura existente con tecnologa TDM, la cual dispondr, progresivamente, de mayor capacidad ociosa como consecuencia de la transferencia de trfico a otras redes. Los otros dos factores son un desafo tecnolgico que debern desarrollarse en un marco de normalizacin internacional.

Todo lo expuesto anteriormente intenta dibujar los rasgos fundamentales de un proceso de cambio tecnolgico que crea numerosas incertidumbres y que obliga a asumir riesgos, algo habitual en situaciones donde lo viejo no termina de morir y lo nuevo no acaba de nacer. Si observamos los comportamientos durante un proceso de cambio nos encontramos con una serie de rasgos comunes que pueden esquematizarse en cinco fases.

Optimismo desinformado el promotor manifiesta un sentimiento positivo y ese entusiasmo es causado generalmente por lo nuevo (falta de informacin).

Pesimismo informado al tiempo, el promotor empieza a percibir los costesque implica la decisin de cambio.

Realismo esperanzado el promotor se da cuenta de que tiene un gran nmero de asuntos sin resolver, pero siente que an est a tiempo de hacerlo.

Optimismo informado es la fase en la que se estabiliza la situacin, por disponer de la suficiente informacin como para saber cmo adaptarse al cambio.

Finalizacin estadio donde se experimenta de nuevo la estabilidad.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5