Google o cómo encontrar una aguja en el pajar

Publicado el 14 Jun 2002

60346_68

Sus ingresos provienen, principalmente, de la venta o alquiler de su sofisticado programa a otras empresas, generalmente portales generalistas, aunque no son los nicos que utilizan su paquete de tecnologa. La otra fuente de la que se alimenta es la publicidad, y aqu tambin juega con ventaja. Sus competidores tienen la poltica de vender espacios publicitarios en bloques y esto hace que, cada vez ms, los anuncios se integren en los contenidos, una situacin con la que no est de acuerdo Google, que mantiene sus pginas limpias de inserciones publicitarias animadas con grficos. Los anuncios se ofrecen en formato de texto en la parte superior y se identifican claramente como enlaces patrocinados.

Google vino al mundo cuando el resto de sus competidores ya cotizaban en bolsa. Se diferencia de ellos en que nunca ha tenido que invertir dinero para promocionar la marca y crece con el dinero que ingresa ya que no est en el parqu y no ha tenido necesidad de acudir a ampliaciones de capital.

Mientras numerosos portales gastaron cantidades desproporcionadas de dinero en anunciar sus servicios en radio, prensa, televisin y otros soportes, inundando, adems, sus pginas de faldones publicitarios, altamente engorrosos; Google decidi desde el primer momento que su existencia no iba a estar ligada a la mayor o menor contratacin de publicidad. Es decir, se tomaron dos decisiones fundamentales para el futuro de la empresa no dilapidar el dinero en publicidad para darse a conocer y buscar fuentes de ingresos alternativas a la publicidad tradicional que es de lo que come la mayora de los medios online.

Otra de las diferencias entre Google y el resto de los buscadores es que el primero es un buscador puro y duro y quiere seguir sindolo. Sin embargo, otros sitios como Yahoo!, Terra, MSN, Altavista o Excite se han convertido en portales repletos de contenidos y servicios. Esto se hace para evitar que una vez que el internauta ha realizado su consulta, se marche a otro sitio. La mayora de estas empresas, con la casi honrosa excepcin de Yahoo!, pierden dinero, todo lo contrario de lo que ocurre con Google que es rentable desde principios del ao pasado.
En la sede de esta compaa impera la cultura de la nueva economa, que ha desaparecido de otras muchas de las debutantes que crecieron durante los ltimos aos al amparo del boom de Internet.
Esa cultura de la nueva economa se palpa en las relaciones entre empleados y empleadores. Los jefes son uno ms a la hora de trabajar y arrimar el hombro aunque, por supuesto, hay grandes diferencias salariales entre unos y otros. Sin embargo se trabaja de una forma horizontal, sin esas distancias existentes en las empresas tradicionales entre el directivo y el asalariado.
La plantilla de la firma est formada por cerca de 300 trabajadores, de los que la mitad son informticos y una sexta parte tienen un doctorado.

Todo ello es obra de dos jvenes veinteaeros. Uno de ellos, Larry Page, llega al trabajo en patinete. El otro, Sergey Brin, no se separa un momento de un stick de hockey, con el que juega en el aparcamiento de la empresa dos partidos cada semana. Adems de ellos, el tercero en discordia es Urs Holzle, que no va al trabajo en patinete ni juega al hockey, pero que tiene un perro como fiel compaero del que se separa lo menos posible. Los dos primeros son los fundadores de Google y el tercero es quien ha conseguido que la compaa est en el mercado en las mejores condiciones financieras.
La cuarta pata de esta silla llegara en agosto de 2001.

En ese momento Page y Brin se nombraron presidentes de la compaa y dejaron la direccin ejecutiva a Eric Schmidt, hasta entonces responsable de Novell. Es sin duda, a sus 46 aos, el abuelo de una empresa en la que la edad media de los trabajadores no llega a los 30 aos. Su funcin es simple dar solidez financiera a Google. Sin duda, Schimidt estaba feliz el da de su nombramiento porque no tuvo que enfrentase a ninguna de las turbulencias que han afectado a las empresas de Internet durante los ltimos dos aos Somos rentables y no estamos entre las compaas que no han comprado lpices durante un trimestre para poder alcanzar la rentabilidad.

En realidad, la historia de Google no se sale de los cnones tradicionales de otras similares que conocemos. Dos chicos se conocen, conectan y deciden trabajar juntos para innovar y ofrecer un buen producto al mercado. Es lo mismo que ocurri muchos aos atrs con Hewlett y Packard (HP), Jobs y Wozniak (Apple), Clark y Andreesen (Netscape), Filo y Yang (Yahoo) o Gates y Ballmer (Microsoft).

Larry Page es el producto de su padre, profesor de Ciencias de la Computacin en Michigan, que a los seis aos le puso a jugar con los ordenadores. En esa universidad estudi Page y all recibi ms de un premio. Despus, emigr a Stanford para hacer el doctorado en Ciencias de la Computacin. Y all fue donde conoci a Sergey Brin, nacido en Mosc y que realiz sus primeros estudios universitarios en Maryland. Page tena 22 aos y Brin, uno menos.

La primera impresin cuando se conocieron no fue demasiado buena. Larry me pareci detestable. No paraba de hacer bobadas. Nada haca presagiar que la relacin entre ambos se fuese a estrechar, pero ocurri. Y todo por culpa de su coincidencia en el tema de los buscadores; ambos pensaban que los buscadores de Internet de entonces eran absurdos porque clasificaban las pginas segn las veces que se repeta en el texto la palabra que queras encontrar. Haba aparecido el punto de unin entre ambos; el embrin de Google, un motor que acta como una frmula matemtica que combina 10.000 millones de variables. Por eso le dieron ese nombre Googol; es decir, un uno seguido de cien ceros.

Las versiones sobre quin es el responsable del nombre difieren. Unos dicen que se lo puso el matemtico Edward Kasner. Otros, sin embargo, sealan que fue un nio de nueve aos, sobrino del matemtico, quien acu, sin querer, ese trmino.

Nuestra misin – afirma Brin-consiste en organizar el mundo de la informacin y hacerlo universalmente accesible. Google ya reconoce formatos como Microsoft Word o PowerPoint, que se aaden a las webs. Nuestro plan es extender la capacidad de bsqueda a otros formatos. Con ello, los responsables del buscador quieren asegurarse que su producto est disponible en todos los rincones del mundo en las principales lenguas y, por supuesto, en todas las plataformas.

Prueba de su xito es que en las horas punta resuelve una media de 2.000 preguntas por segundo. Para contestar cada una de esas peticiones no se necesita ms de medio segundo.

Desde luego Page y Brin han recibido ofertas para vender Google, pero no parecen dispuestos a hacerlo. Al fin y al cabo creen en su producto.

Hasta la llegada de Google el buscador ms inteligente a la hora de seleccionar los temas era Yahoo!, aunque tiene la desventaja de que necesitaba a cientos de personas que se dedicasen a mirar pginas y colocarlas en su correspondiente directorio. Un procedimiento muy caro y cada vez ms complicado, a causa del aumento imparable de documentos que van apareciendo en la web.

Con las ideas muy claras y con el referente de Yahoo!, Page y Brin salieron de la Universidad en 1998 haban convertido su idea en un perfecto algoritmo para ser aplicado a un motor de bsqueda inteligente. Ahora slo haca falta que a alguien con dinero o capacidad tecnolgica le interesase la idea. Ante esta perspectiva comenzaron a llamar a los portales que, tericamente, eran los ms interesados. Sin embargo nadie les hizo caso. Bueno, nadie excepto amigos y familiares que fueron quienes les echaron una mano en un primer momento. Sin embargo la ayuda era claramente insuficiente porque necesitaban un milln de dlares.

Pero tuvieron suerte porque Andy Bechtolsheim, uno de los fundadores de Sun, vio que el producto era realmente bueno y apost por l. Lo mismo hizo la Universidad de Stanford que, en contra de sus costumbres, decidi asociarse a la aventura y actu como socio capitalista.

El producto era revolucionario, ya que el buscador no se guiaba por el texto de una pgina sino por sus enlaces, y la cantidad de visitas era un criterio secundario. A esto se aade que la bsqueda no se realizaba con un potente servidor, sino con muchos PCs domsticos que trabajaban a la vez, lo que resulta ms barato y gil y cuenta con la ventaja aadida de que si una de esas mquinas falla se pierde un porcentaje de su efectividad pero en ningn caso se cae el sistema. Para ms inri, el software no era de Microsoft sino Linux. Durante el primer ao de actividad Page y Brin fundieron el milln de dlares que haban conseguido, pero su idea era algo real que se poda ver y cuyo brillante futuro econmico ya nadie pona en duda.

Llegados a este punto consiguieron nueva financiacin 5.000 millones de pesetas en pleno periodo del boom de Internet.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5