Los datos dinamizan el mercado móvil pero no destacan por su rentabilidad

La penetración de la banda ancha por líneas móviles alcanzó las 109,7 líneas por cada 100 habitantes el año pasado .

Publicado el 06 Sep 2011

23743_00

Durante el pasado año 2010, la banda ancha fija y móvil, fue el sector de las telecomunicaciones que más creció. Se trata de un dato que esconde una revolución tecnológica y que marca hacia dónde va el mercado. El sector facturó en nuestro país ese ejercicio 39.787,3 millones de euros, una cifra que supuso un descenso del 3,5% respecto al año anterior y que está causado por la crisis y la creciente competencia entre operadores. Números en consonancia con el conjunto de las economías europeas donde la facturación cedió un 3,2%, mientras que a nivel mundial creció un 2% debido a los mercados emergentes como Asia o Latinoamérica.

Las redes móviles llegan hoy día al 95% de la población española, casi cuatro puntos por encima que en 2009, mientras que continúa el proceso de transformación de la red de fibra a cobre y se ha producido un avance en las velocidades medias contratadas con un 33% de los usuarios con más de 10Mbps.
En un contexto donde predomina la caída de precios (el minuto por línea móvil bajó un 6,6% en 2010) la penetración de la banda ancha por líneas móviles alcanzó las 109,7 líneas por cada 100 habitantes convirtiéndose en el gran elemento dinamizador. Si además se tiene en cuenta los accesos de banda ancha móvil con otros dispositivos (smartphones, tablets…), su penetración alcanzó el 25,5%, siendo así superior a la de la banda ancha fija con un índice de conexiones del 22,6%.
La gran competencia entre operadores y la continúa bajada de precios hace que desde algunos sectores se esté dando la voz de alarma sobre la sostenibilidad del mercado, si bien otros creen que esto es exagerar.
Los usuarios utilizan cada vez un mayor flujo de datos, algo que obliga a continuas inversiones por parte de las operadoras para poder absorber dicho crecimiento mientras que el cliente no paga más.
Se presenta, por tanto, un panorama donde los resultados podrían llegar a ser deficitarios según algunos actores del sector y en el que el mercado de voz, pese a que sigue siendo predominante con un 76%, va perdiendo cuota progresivamente.

</strong>El crecimiento del consumo de datos es, como se ha mencionado, una de las claves para entender la modificación del panorama de la banda ancha. Rainmundo Alonso-Cuevillas, CEO de Mobivery, resalta que el volumen de los datos móviles ha crecido exponencialmente en los últimos años “gracias al auge de teléfonos con conexión a Internet o smartphones”, que representan ya el 40% del parque de España según un estudio de Nielsen. Una afirmación compartida por el director de marketing de productos de la Unidad de Negocio de Vodafone, Carlos Becker, quien matiza que “las demandas de los clientes son cada vez más sofisticadas y crecer hacia esta nueva realidad es nuestro principal objetivo”. En este sentido, aboga por “el desarrollo de tecnologías de red punteras y las alianzas con los partners y proveedores más innovadores en este campo que serán clave para dar los mejores servicios”.<br />
<strong>Desde Yoigo</strong> advierten de una constante tendencia a incrementar la movilidad y comentan que “si algo nos ha enseñado la evolución de este sector, es que las soluciones tecnológicas que proporcionamos siempre avanzan marcadas por tres máximas: más sencillo, más rápido y más fácilmente transportable. Y esas tres fórmulas las cumple Internet móvil”. El citado operador señala además que su meta más inmediata es “contribuir a la democratización de los smartphones” ampliando para ello sus ofertas ‘Bono’ tanto para clientes de tarjeta como de contrato.Una tendencia que, según el CEO de Mobivery, va unida al aumento del consumo de vídeo desde el móvil vaticina un tráfico aún mayor “que fabricantes como Cisco pronostican se multiplique por 26 entre 2010 y 2015”, apunta.<br />
La imposibilidad de hacer frente a este aumento de tráfico con las continuas bajadas del precio por Mb de descarga produce, en opinión de Alonso-Cuevillas, una situación que acabará siendo “insostenible”. De hecho, hoy día los datos móviles ocupan ya más del 40% de la capacidad de las redes mientras que “sólo generan un 15%” del ingreso medio, destaca el responsable de Mobivery.<br />
Por su parte, para Bartolomé Salas, director de negocio de servicios valor añadido dentro de la Unidad de Negocio Personal (Móvil) de Orange España, este consumo crece de forma exponencial “mes a mes, no solo medido en el número de clientes con tarifas de datos, sino también en el consumo mensual de Mb por cliente y se espera que siga así a medida que se extienden los dispositivos inteligentes entre la totalidad de clientes”.<br />
Opinión algo diferente tienen fabricantes como Ericsson que no creen que el descenso del uso de la voz vaya a ser drástico. Así Alfonso Aguado, responsable de marketing estratégico de Ericsson en España, señala al respecto que “la tendencia de mercado indica estabilidad en el tráfico de voz, aunque la monetización de este está y estará sometida a crecientes incertidumbres. No vamos a hablar menos, pero sí disponemos de más opciones que mantendrán a la baja los ingresos que genera la voz y que, sobre todo, darán paso a esquemas tarifarios distintos a los que tenemos en la actualidad”.
<br />
Desde Nokia van un paso más allá y anuncian su intención de trabajar para que “no sólo los propietarios de un smartphone puedan tener acceso a nuevos tipos de contenidos” si no que “queremos lograr que un gran número de los usuarios que tengan un terminal de gama baja puedan disfrutar de los más de 50.000 contenidos disponibles en la tienda de Nokia”.

<strong>La sostenibilidad de las tarifas

</strong>La solución al problema de la amplía variedad de tarifas y su constante descenso no es sencilla y las operadoras ya han empezado a plantear alternativas que impliquen el pago por estos servicios a actores diferentes a los actuales. Por un lado, han lanzado propuestas para que los usuarios con mayor consumo asuman mayor parte de los costes. Por otro lado, intentan que las empresas que provocan este incremento en la demanda de datos, los agregadores de contenidos, también paguen parte de la factura. “Ambas medidas chocan de frente con los intereses de usuarios y compañías, por lo que no parece esta situación vaya a cambiar a menos que se produzcan acciones coordinadas por parte de las operadoras de cara al aumento de las tarifas por consumo, y a la aparición de regulación que obligue a los proveedores de contenidos a pagar por el tráfico que consuman sus usuarios”, señala al respecto Alonso-Cuevillas.<br />
<strong>Desde Vodafone</strong> muestran una postura más moderada y creen que “las tarifas integradas, los servicios en la nube y las aplicaciones han hecho posible que el cliente pueda decidir cuales son las necesidades en cada uno de estos servicios”. Apuestan así mismo por un futuro basado en el concepto always on, siempre conectado como “la única forma en que podrás movilizar tu vida o trabajo y cambiar radicalmente la forma de gestionar las empresas”, opina Becker.<br />
Relacionado con este concepto señalan que Vodafone ha anunciado recientemente dos hitos en cuanto a banda ancha móvil en España: el despliegue de la tecnología HSPA+ Dual Carrier 43,2 Mbps, que ha duplicado la capacidad de su red en extensas áreas de las siete grandes ciudades españolas (Madrid, Barcelona, Sevilla, Zaragoza, Bilbao, Valencia y Málaga) y una nueva infraestructura de red basada en tecnología EDGE en 2.050 municipios de menos de mil habitantes.<br />
<strong>Otros operadores, como Orange</strong> niegan que estemos próximos a la insostenibilidad y opinan que en relación a las tarifas “estamos en un mercado bastante cuerdo” y destacan que actualmente “nuestras redes están perfectamente capacitadas para soportar el tráfico de datos de nuestros clientes. Sin embargo, aunque el tráfico es elevado, la inmensa mayoría hace un uso que podemos calificar como adecuado de Internet móvil y son pocos en cambio los que hacen un uso excesivo”, señala Salas al respecto. Desde Orange aseguran por otra parte que “todas las tarifas están dimensionadas en precio y en capacidad de forma que se consiga una rentabilidad adecuada garantizando siempre el value for money al cliente, es decir, asegurando que obtiene un excelente producto a cambio de su cuota mensual”.<br />
Postura parecida defiende Yoigo al asegurar que “siempre sacamos tarifas que son sostenibles para nosotros y que se adecuan al uso y al bolsillo de nuestros clientes” y destacan que evitan problemas ya que “nuestros bonos de datos para el Internet móvil, aunque no cortan el tráfico, disminuyen la velocidad evitando colapsos por el posible abuso de clientes”. Seguros de que el mercado es sostenible afirman que “no vamos a cambiar nuestra oferta de Internet móvil. Es perfectamente viable tanto para el cliente como para nosotros. Pensamos que la relación entre el precio y la capacidad del Bono 8 o del Bono 15 es buena y que incluso también lo es para quien consume un poco menos, que así puede tener la tranquilidad de que en otros meses no tendrá problemas si necesita consumir más capacidad”.<br />
Ericsson señala como proveedor que los precios no son sino “un reflejo de la realidad del mercado”, recuerda Alfonso Aguado quien describe un mercado con “una demanda cada día más sofisticada de servicios, aplicaciones y dispositivos inteligentes (smartphones, tablets, …). Cada usuario tiende a tener un perfil muy personalizado de servicios y la oferta ha de mejorar la experiencia de consumo y el valor aportado”.<br />
“En España, la dispersión del consumo en las redes móviles es muy alta. De tal manera que los ingresos medios anuales por línea oscilan entre los 103 euros de los abonados prepago y los 440 euros de los abonados profesionales”, apunta.

<strong>El futuro del mercado

</strong>Respecto al futuro general del mercado desde Mobivery consideran que “es difícil de predecir” y señalan que “algunos expertos, como Michael Mace, vaticinan un futuro incierto que pasa por realizar ofertas conjuntas fijo móvil, ofrecer mayor transparencia sobre el coste real de los datos o desligar la compra del teléfono de permanencias y subsidios. Otras medidas pasan por la adopción de tecnologías de menor coste de despliegue y mantenimiento, como WiFi y WiMAX, aunque al estar ligados a la tecnología IP todavía es pronto para determinar si podrán ofrecer servicios de la misma calidad que las redes GSM/UMTS en entornos de alto grado de tráfico”.<br />
Desde Yoigo creen que el futuro pasa por seguir facilitando que la movilidad “sea aún más rápida y sencilla”, al tiempo que destacan que hoy día “los grandes avances del mundo están propulsados directa o indirectamente por nuestro sector”.<br />
Para el director de marketing de Vodafone, Carlos Becker, “el mundo de los servicios en la nube y las comunicaciones unificadas serán los aceleradores fundamentales de la banda ancha móvil en smartphones y tablets. Estos aceleradores se hacen una realidad con los servicios de Comunicaciones Unificadas de Oficina Vodafone, Microsoft On Line Services o Vodafone Business Place a través de los cuales las pymes españolas podrán transformarse para tener éxito y mejorar su competitividad”.
<br />
En este tema <strong>interactúan también las empresas que se encargan de proporcionar la red necesaria como es Juniper Networks</strong> que ha elaborado su propio estudio con la conclusión de que los usuarios utilizan cada vez más estos dispositivos tanto para uso personal como para uso profesional. Lo que conlleva una utilización cada vez mayor de datos. David Moguer, director de marketing de Proveedores de Servicios de Juniper, destaca además que “la nueva guerra de precios se desata ahora en el servicio datos, impulsada por el creciente uso debido a la proliferación de smartphones y las Apps”. Afirma así mismo que “para impedir la canibalización de los servicios de voz, algunas operadoras han optado por limitar el acceso a aplicaciones como Skype desde el móvil, punto que en este momento la UE esta intentando regular”.

<br />
Respecto al futuro del mercado Moguer incide en que las operadoras anunciaron despliegues LTE a finales de 2010, con lo que “la carrera de cuota de mercado se encuentra en uno de los principales proveedores de equipos. Sin embargo, con la llegada de LTE vamos a ver algunos cambios fundamentales en la manera en que se construyen las redes móviles”.
El director de marketing de Juniper explica que LTE es “la primera tecnología de radio 3GPP que es todo IP de extremo a extremo sin circuito de conmutación. Ello refuerza la importancia de la tecnología IP y la experiencia, y presenta una oportunidad para que los proveedores de IP desempeñen un papel mucho más significativo en la industria del móvil del futuro”.<br />
Considerando el futuro de las redes móviles por este camino, Juniper Networks ha desarrollado Mobile Next, que permite a los clientes y socios desarrollar aplicaciones que se ejecutan en su pasarela móvil y su suite de software de pasarela móvil. Juniper afirma que puede reducir el coste total de propiedad de los equipos móviles básicos, y ofrecer al mismo tiempo mayor capacidad y rendimiento en relación con el la carga de tráfico generada por los nuevos dispositivos y aplicaciones.<br />
Por su parte, desde Ericcsson señalan la impredecibilidad del mercado y recuerdan que “en 1975, cuando había listas de espera de más de 600.000 personas para conseguir una línea telefónica, nadie hubiese imaginado que 20 años después íbamos a alcanzar más abonados móviles que fijos. De la misma manera, hoy seguramente no somos capaces de alcanzar a imaginar lo que sucederá en los próximos años. Tenemos datos que corroboran el crecimiento exponencial de la demanda. En el año 2020 en el mundo existirán más de 50.000 millones de conexiones en el mundo frente a los 5.500 millones de conexiones móviles que hay en la actualidad. En cada hogar vamos a tener al menos 20 dispositivos conectados en red, por lo que es necesario establecer unos objetivos ambiciosos para gestionar mejor esa realidad. Y es que todo aquello que pueda estar conectado lo va a acabar estando”, opina Aguado.<br />
Por parte de los operadores, Orange considera que “vamos hacia un mercado en el que la tecnología móvil se utilizará para mucho más de lo que actualmente usamos, donde nuestros teléfonos cada vez más basarán su uso en servicios de Internet y donde una sola tarifa móvil servirá para conectar todos los dispositivos que uno tenga”. <br />
Nokia destaca su convicción de que en este nuevo mercado “la adopción de un contrato de datos por parte de los consumidores es un paso significativo y de gran importancia, reflejo del avance y fruto de todo el trabajo que hemos venido haciendo en conjunto con las operadoras. Disponer de un contrato de datos no sólo ofrece al usuario la posibilidad de conexión a Internet, sino también disfrutar de las grandes prestaciones que ofrecen nuestros terminales”.<br />
Como ejemplo, señalan dos de sus nuevos terminales. Se trata de Nokia X7 con el que los usuarios están conectados las 24 horas a sus redes sociales favoritas y correo electrónico, descargan contenidos y juegos HD a través de la tienda de Nokia, así como disfrutar del gran número de prestaciones que ofrece el terminal.
 
 
<br />
<strong>El uso por parte de los más jóvenes

El séptimo Observatorio de Tendencias realizado por Nokia</strong> junto con la consultora Conecta y que mide la relación de los jóvenes con la tecnología, refleja que el uso de Internet en el móvil continúa creciendo de forma imparable entre los jóvenes españoles, donde el 55% de ellos accede a Internet a través del móvil de forma semanal, incrementándose un 53% en seis meses. <br />
También se observa una mayor variación en cuanto al número de usuarios que ya disponen de un contrato de datos para el móvil: Cataluña (61%) y Madrid (59%) son las zonas con mayor proporción de contrato de datos entre los usuarios de Internet en el móvil, frente a la media nacional (50%).

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5