¡Ojo con los smartphones falsificados!

La OCDE advierte que uno de cada cinco móviles son falsos. Los terminales Nokia son los más afectados.

Publicado el 17 Abr 2017

1 de cada 5 teléfonos móviles comercializados internacionalmente son falsos.Principales productos TIC falsificados.

Según un informe reciente de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), las consolas de videojuegos y teléfonos móviles falsos están cobrando cada vez más protagonismo en el comercio internacional. El informe indica que casi uno de cada cinco teléfonos móviles y uno de cada cuatro videoconsolas que se envían a nivel internacional son falsos. Actualmente, el 6,5% de los productos TIC que se mueven en el comercio mundial son productos falsos, frente al 2,5% de 2016.

Las empresas más afectadas por el comercio de productos falsificados son las estadounidenses. Según el informe, el 43% de los bienes falsos confiscados por los funcionarios de aduanas violaban leyes de derechos de autor de productos fabricados por empresas del país norteamericano.

En este ranking de países más afectados por el comercio internacional de productos tecnológicos falsificados, la segunda posición la ocupan las empresas finlandesas, con un 25%. Los teléfonos fabricados por Nokia son de los que mueven más falsificaciones, sobre todo por el interés que despiertan estos terminales en los mercados emergentes. El informe también sitúa a las empresas de Japón entre las más afectadas (12%), y a China como la fuente principal de bienes falsos.

En Trade in Counterfeit Goods se indica que las baterías para teléfonos inteligentes, cargadores, tarjetas de memoria, tarjetas con banda magnética, unidades de estado sólido y reproductores de música son también presa de la piratería. En promedio, 6.5% del comercio global de productos de tecnologías de la información y la comunicación (TIC) corresponde a productos falsificados, según arrojan análisis de datos aduaneros de 2013. Esta cifra es mucho mayor del 2.5% del total de productos comercializados que se clasificaron como falsificados en un informe de 2016.

Publicado poco antes del Foro Global de Anticorrupción e Integridad 2017, que se realizó del 30 al 31 de marzo, en el informe se afirma que el alto precio de los teléfonos inteligentes y los accesorios TIC, así como la insaciable demanda de los usuarios, los convierte en objetivos lucrativos para los falsificadores; además, se advierte que el número y la variedad de los productos afectados va en aumento.

Según el informe, se estima que a 2013 el valor del comercio global de productos TIC falsos suma 143 mil millones de dólares estadounidenses, con base en datos obtenidos de cerca de medio millón de incautaciones aduanales realizadas en todo el mundo en el periodo 2011-2013. Casi dos tercios de los productos TIC falsificados se envían por servicios exprés y postales, lo cual complica en gran medida el proceso de inspección y detección.

En 2013, el sector de las TIC representó 5.5% del valor agregado total en la zona de la OCDE y equivalió a alrededor de 2.4 billones de dólares estadounidenses. Las exportaciones mundiales de productos TIC manufacturados se incrementó 6% al año de 2001 a 2013, llegando a 1.6 billones de dólares; de esta cifra total, China exportó casi un tercio.

Pérdidas millonarias y problemas para la salud y seguridad

Detrás del aumento de falsificaciones de bienes y productos TIC está el crecimiento de las plataformas de comercio electrónico. Las videoconsolas y los teléfonos falsos se pueden encontrar a precio de imitación cada vez más fácilmente en las principales tiendas online internacionales. De hecho, grandes multinacionales como Alibaba y Amazon han sido criticadas insistentemente por la amplia lista de productos falsos que se puede encontrar en sus plataformas, y porque sus controles para evitarlo parecen ser insuficientes.

El comercio de productos falsificados tiene múltiples implicaciones para la industria de las TIC, pero la principal es el enorme coste económico que representa. A principios de este año, una Comisión sobre el robo de la propiedad intelectual formada en Estados Unidos, ha estimado que las mercancías falsificadas le cuestan al país entre 29.000 y 41.000 millones de dólares anuales. La Comisión también ha calculado que el 87% de las mercancías falsificadas importadas a Estados Unidos han sido fabricadas en China.

Según esta Comisión, también hay implicaciones para la salud y la seguridad, ya que los teléfonos falsificados pueden concentrar una mayor cantidad de sustancias peligrosas (plomo y cadmio) que los auténticos, y los cargadores falsos de los teléfonos representan un mayor riesgo de incendios y descargas eléctricas.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5