Colt Technology Services ha anunciado que el Festival de Cine Internacional de Berlín (Berlinale) utilizará su acceso a la nube dedicado (DCA) por primera vez en este 2020.

A través de este uso, el control de las aplicaciones del festival de cine estará alojado en la nube, otorgando una mejor fiabilidad, menor latencia y mayor seguridad de los datos, comparado con las conexiones públicas a Internet.

El DCA de Colt está alimentado por la red IQ de Colt, la cual abarca más de 29.000 edificios conectados y más de 900 centros de datos a nivel global. Entre ellos se encuentra el data centre de Frankfurt, que dará soporte al Berlinale.

“Para un festival como el Berlinale, una infraestructura de red estable y sin fallos es de vital importancia. Al migrar nuestra aplicación central de control a la nube y acceder a ella a través del DCA de Colt, estamos consiguiendo un proceso aún más eficiente. Esto hace que nuestro equipo esté más liberado y se pueda preocupar de otros aspectos del festival”, ha apuntado Ove Sander, jefe técnico de cine digital.

Colt estrecha su relación con la Berlinale
Colt estrecha su relación con la Berlinale

“Cada vez más organizaciones emprenden el proceso de migración de sus operaciones en las instalaciones a la nube”, ha declarado Ruth Welter, country manager de Colt en Alemania. “No solo los servicios de proveedores Cloud son cruciales para el uso eficiente de las operaciones TI, también el acceso seguro y rápido a la nube a través de una infraestructura de red de alto rendimiento es vital. Con el DCA de Colt, los clientes a nivel mundial siempre tienen a su disposición la nube gracias a la conectividad dedicada y segura”, ha añadido Welter.

Desde 2009, Colt ha sido partner digital de la Berlinale, proveyendo los servicios red de alto ancho de banda de hasta 10 Gbits y conexión a Internet para hacer posible la transmisión de datos de alta calidad.

La red de fibra del operador permite la distribución directa de las películas desde el centro de datos a los 19 lugares del festival, que se compone de 50 estudios de cine. Por las aproximadamente 2.500 pantallas del festival y del European Film Market se transmite más de un petabyte a través de la red.

Alemania es una región muy importante para Colt, donde la organización se está expandiendo cada vez más. La ampliación de su red IQ en Berlín verá más de 500 oficinas y 100 km de fibra adicional en los suelos de la capital germana a mediados de 2020. Este enclave también es un centro de actividad para las conexiones con Europa del Este.