Telefónica, en colaboración con Nokia, Ineco, Stellantis, Centro Tecnológico de Automoción de Galicia (CTAG) y SICE, ha sensorizado y dotado de cobertura 5G al túnel de Cereixal en la A-6 (Lugo) de la red de carreteras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, lo que supone un avance hacia la carretera inteligente que se comunica con los vehículos conectados y ofrece así una asistencia a la conducción.

La operadora junto con sus socios de proyecto ha convertido a este túnel en el primero de España conectado con los vehículos. El túnel inteligente envía información a los conductores de las condiciones meteorológicas a la salida, obras, avisos de vehículo lento, posible congestión, accidente, obstáculo en carretera, presencia de peatón, vehículo en sentido contrario o frenada brusca durante su trayecto por el mismo, además del aviso de entrada de un vehículo de emergencias.

El túnel inteligente envía información a los conductores

Para ello se utilizan las capacidades específicas para comunicaciones vehiculares C-V2X (cellular vehicle-to-everything) y sensorización IoT (Internet of Things) y edge computing de la red 5G.

Asimismo, tanto los sensores (opacímetro, pavimento deslizante, visibilidad, estación meteorológica) como las cámaras instaladas (DAI, térmicas, detección de mercancías peligrosas, detección de vehículos eléctricos) permiten monitorizar el estado del túnel, generar información y enviarla a una herramienta de monitorización para que los gestores de la infraestructura visualicen toda la información recogida por los sensores IoT, la analicen y, si fuera necesario, emitan alertas y avisos a los vehículos que lo transitan.

Esta iniciativa se desarrolla en el marco de Piloto 5G Galicia, impulsado por el Ministerio de Asuntos Económicos y Transformación Digital a través de Red.es para el desarrollo de esta tecnología en España mediante una convocatoria pública de ayudas que cuenta con la cofinanciación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional (FEDER) y con la colaboración del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana en su apuesta por la digitalización de las carreteras especialmente en zonas de características tan singulares como son los túneles que requieren una atención muy especial.

Los vehículos llevan instalada una unidad de comunicaciones llamada TCU

Para la puesta en marcha de los casos de uso ha sido necesario desplegar antenas 5G que dan cobertura tanto dentro como fuera del túnel, sensores IoT y cámaras de vídeo, un servidor MEC (Multi-access Edge Computing) cerca de la estación base que da cobertura a los vehículos y un router 5G en el propio túnel para poder recoger la información de lo que está pasando en él a través de los sensores IoT y cámaras instaladas.

En cuanto a los vehículos, llevan instalada una unidad de comunicaciones llamada TCU (Transmission Control Unit) para convertirse en vehículos conectados. En el piloto, además, se ha desarrollado una aplicación que puede instalarse en un smartphone 5G para que los conductores reciban avisos, aunque su vehículo no lleve TCU instalada, incrementando así el número de vehículos conectados con el túnel.

Túnel de Cereixal, el primero de España conectado con 5G.
Túnel de Cereixal, el primero de España conectado con 5G.

Detalles del proyecto

Nokia aporta al proyecto la infraestructura de conectividad extremo a extremo, incluyendo equipos radio 5G Nokia AirScale, el core virtualizado 5G, un servidor MEC y el Nokia 5G FastMile Gateway desplegado en el túnel como router 5G.

, como centro tecnológico especializado en movilidad conectada, ha integrado en los vehículos prototipo sus desarrollos en sistemas cooperativos, que incluyen tanto la unidad de comunicaciones 5G embarcada, como los distintos servicios cooperativos C-V2X que han sido desarrollados también por esta institución. También ha desplegado un servidor ITS en el MEC para permitir la comunicación entre la infraestructura y los vehículos. Adicionalmente, conjuntamente con el resto de socios, ha ejecutado las pruebas de validación y puesta a punto.

Por su parte aporta la visión del constructor en cuanto a especificaciones técnicas e integración en el vehículo sobre los 3 demostradores utilizados en el proyecto (DS7, DS4 y Peugeot Traveller). Los resultados de las pruebas son analizados por los ingenieros del Grupo con el fin de acumular experiencia para el desarrollo de sus futuros vehículos.

Dentro del túnel de Cereixal y en sus aledaños, se ha responsabilizado de la integración de sensores medioambientales, cámaras de detección de incidencias y lectores de matrículas y mercancías peligrosas, así como diferentes equipos cuya información es procesada y enviada en tiempo real a los sistemas del resto de partners tecnológicos. En el procesado de la información se incluye el análisis del estado del tráfico, así como la identificación del distintivo ambiental de los vehículos y el tipo de mercancías peligrosas transportadas. Además, se realiza el envío de alertas tales como condiciones metereológicas adversas, niveles de visibilidad baja, presencia de peatones en el túnel o vehículos detenidos, o que circulan a una velocidad reducida o incluso en sentido contrario.

En este proyecto ha desarrollado un sistema capaz de integrar toda la información captada por los sensores del túnel y la estación meteorológica, así como recibir, gestionar y enviar todos los eventos que son emitidos o recibidos por los vehículos conectados. El desarrollo proporciona a los gestores del túnel un cuadro de mando con toda la información necesaria, incluyendo imágenes de video en directo, para conocer en tiempo real lo que está sucediendo en el interior de la infraestructura. Como resultado, los responsables de operación pueden disponer de toda la información centralizada en el sistema; acceder a ella desde cualquier punto geográfico; interactuar con los propios vehículos/conductores y, en definitiva, realizar una gestión más eficiente, rápida, interactiva y segura.