Cómo ahorrar con las pasarelas de almacenamiento en la nube

Publicado el 14 Sep 2011

78845_74

El almacenamiento en la nube se una opción interesante para resolver el problema del aumento desmesurado de la cantidad de datos, porque parece ofrecer una serie de ventajas inapelables: pagar solo por el almacenamiento utilizado, escalabilidad casi en tiempo real, posibilidad de acceder a los datos desde cualquier ubicación, y la despreocupación por proteger y gestionar los datos una vez almacenados en la nube. A pesar de ser ventajas convincentes, no todo el mundo las alcanza por varias razones: anchos de banda limitados, bajas velocidades de transmisión, grandes volúmenes de datos, cuestiones de seguridad e incapacidad de las aplicaciones existentes para comunicarse con el almacenamiento en la nube. Está apareciendo un nuevo tipo de soluciones para ayudar a las empresas a superar estos retos y ofrecerles una sencilla vía de acceso a la nube: las pasarelas de almacenamiento en la nube.

Uno de los entornos de uso más claro para las pasarelas de almacenamiento en la nube es el almacenamiento de datos de backup. Los datos de backup habitualmente ocupan gran tamaño, son fácilmente deduplicables y tienen requisitos de respuesta más laxos que otras aplicaciones. Muchas empresas siguen utilizando cintas para proteger sus datos, lo que normalmente requiere de una inversión importante de tiempo por parte del administrador, que puede evitarse utilizando una pasarela de almacenamiento en la nube.

Con un número cada vez mayor de soluciones de pasarelas de almacenamiento en la nube disponibles, los interesados deberían tener en cuenta estos cinco criterios de selección:
1. Alta seguridad: la pasarela debe ofrecer una encriptación fuerte de los datos cuando están almacenados en la nube pública y durante la transmisión.
2. Caché local: almacenar los datos de manera local en la pasarela acelera en gran medida los tiempos de respuesta y la productividad, respondiendo rápidamente a las peticiones de los usuarios.
3. Deduplicación y compresión: pocas empresas disponen del suficiente ancho de banda en su red, y el que tienen lo consumen cada vez más los dispositivos multimedia, los teléfonos IP y otros contenidos, muchos de los cuales cuentan con requisitos de calidad del servicio. Una sólida deduplicación y compresión reduce la cantidad de datos que es necesario transmitir, así como el almacenamiento consumido en la nube. De esta manera, se recortan enormemente los costes tanto de almacenamiento como de transmisión, así como el tráfico de la red (entre 10 y 30 veces).
4. Soporte de una amplia variedad de aplicaciones y proveedores de almacenamiento en la nube: algunas pasarelas ofrecen una interfaz basada en bloques, otras una interfaz basada en archivos (similar a SAN y NAS). Normalmente, los productos basados en archivos son más rápidos y sencillos de implementar, además de ofrecer mayores ventajas para entornos VMware y no necesitar hardware adicional. En cuanto a las pasarelas basadas en archivos, deben buscarse aquellas que soporten los protocolos CIFS y NFS.
5. Soluciones para hoy y para mañana: algunos fabricantes ofrecen pasarelas hardware y pasarelas virtuales, otros solo hardware o solo virtuales. Las pasarelas hardware son normalmente más sencillas y ofrecen un rendimiento mucho mejor y un mayor caché local. Los dispositivos virtuales son adecuados para entornos más pequeños, oficinas remotas, y son una alternativa económica para la recuperación ante desastres. Hay que tener en cuenta que los dispositivos virtuales pueden requerir conocimientos de VMware o de otros hipervisores.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5