GLOBAL SWITCH: Pedro Muñoz Olivares, director de Operaciones

“El cliente está más sensibilizado con el consumo energético”

Publicado el 29 Jun 2011

11434_75

Actualmente la demanda de potencia es tan decisiva para la dinámica de un CPD como lo pueda ser el espacio, ¿cómo le hacen llegar este mensaje a los clientes, teniendo en cuenta que la mayoría de ellos llegan a un centro de datos profesional tras contar con uno propio donde la partida de consumo energético se diluye entre los gastos generales de la compañía?
Global Switch está orientado a grandes clientes con centros de datos propios y externalizados a los que la dinámica del gasto energético no les es ajena, incluso les resulta muy relevante. La mayoría de las grandes corporaciones e integradores, que son nuestro target principal, disponen de equipos o departamentos orientados a la eficiencia conscientes y sensibles a esta materia. Quizás las compañías más pequeñas hace algunos años no dieran tanta importancia a este aspecto, sin embargo, actualmente, con el incremento en la densidad de potencia, todos los clientes son sensibles al consumo energético, nosotros les explicamos claramente lo que representa, les informamos del consumo de sus equipos y del consumo adicional que representa refrigerar los mismos. En Global Switch les hablamos con transparencia para que vean que nuestro modelo de negocio les obliga a contemplar el consumo energético como un coste elevado y relevante.

¿Cuáles son las medidas que están aplicando actualmente para mejorar el PUE (Power Usage Effectiveness)?
Las medidas que estamos tomando pasan por minimizar o reducir al máximo el consumo en la refrigeración, así como en las pérdidas del sistema de distribución eléctrica, además de tomar acciones en las propias salas de clientes. Para nosotros es importante trabajar de forma coordinada con el cliente con objeto de implementar las buenas prácticas orientadas a la eficiencia energética, en lo que se refiere a la gestión de la propia sala técnica (disposición de equipos en pasillos fríos y calientes, cerramientos de pasillos, eliminación de pérdidas de aire en la sala a través de los suelos, control del flujo del aire en la sala…), así como instar, en la medida de lo posible, a que los clientes vayan instalando equipos que soporten temperaturas más altas y niveles de humedad más amplios, es decir, ir amoldándose a las pautas que marca la ASHRAE.
Es habitual en estos tiempos de crisis, oír o leer en la prensa que si el aire acondicionado de nuestras casas y oficinas se sube algún grado se obtiene un ahorro en la factura mensual de la luz, pues eso mismo se puede trasladar al CPD y si se usan equipos que soportan una temperatura más elevada, ganamos todos.
Global Switch trata de utilizar free cooling en el sistema de refrigeración para aprovechar las temperaturas bajas exteriores, así como instalar equipos de última generación que reduzcan pérdidas en la instalación eléctrica.

¿Hacia dónde va el mercado en eficiencia energética?
Actualmente el objetivo de la eficiencia energética pasa por obtener o contar con instalaciones de refrigeración lo más eficientes posibles, de ahí que las técnicas de free cooling sean claves. Las nuevas tecnologías que se utilizan para aprovechar al máximo las temperaturas del exterior es lo más extendido del momento en la industria, hay técnicas más novedosas, como geotermia, que se van haciendo un hueco en los nuevos desarrollos, todo ello sumado a que las temperaturas de trabajo en salas se eleven, según marca la ASHRAE. En la medida en que la diferencia entre la temperatura del interior de la sala se eleva, la ventaja del Free Cooling es mayor, con lo cual se ahorra más.
Por tanto, es decisiva la renovación tecnológica que están haciendo los propios fabricantes para que los equipos puedan trabajar con temperaturas más altas.
Actualmente hablamos de objetivos de 1,3 y 1,4 de PUE para los nuevos desarrollos, mientras que en los centros ya instalados se trata de mejorar contando con las limitaciones de partida.

Ha mencionado varias veces, la importancia de que el cliente cuente con equipos que soporten mayores temperaturas, ¿hasta qué punto está en manos del responsable del centro de datos mantener a raya el gasto energético si el cliente no invierte en renovar sus equipos?
Cada vez, el cliente está más sensibilizado con el consumo energético y el supuesto que me planteas no se suele dar. La renovación tecnológica debe venir marcada por iniciativa del cliente, debido, en gran medida, por la actualización de los servicios que presta a terceros, debido a que sus mercados demandan más rapidez y más fiabilidad; para captar cuentas, nuestros clientes se ven en la necesidad de renovar sus equipos para aumentar en competitividad y, al renovar tecnología, se adapta a las nuevas exigencias de refrigeración y eficiencia energética, que cada vez tiene mayor peso y consideración.
A los que vienen con tecnología antigua y sin proyectos a corto plazo de migración de equipos, les planteamos una serie de buenas prácticas de obligado cumplimiento para minimizar el gasto energético necesario para la refrigeración del hardware antiguo.

Los clientes demandan cada vez más potencia en menos espacio, ¿llegará un momento en el que cualquier empresa tenga que pasar necesariamente por la virtualización y la nube para minimizar el espacio ocupado?
La nube y la virtualización son prometedores pero, al final, los equipos donde se soporta, hay que alojarlos en algún lugar… La empresa que aboga por la virtualización y la nube lo que hace es albergar la información fuera de sus instalaciones pero la necesidad de alojar datos no se elimina, sino que se traslada. Por tanto, se necesitan centros bien cualificados con mucha disponibilidad de potencia igualmente, pero, eso sí, son centros de datos como el nuestro, bien optimizados, responsables y donde se llevan a cabo las mejores prácticas para reducir el consumo energético y aportar valor al cliente.

En la eficiencia energética influye decisivamente la política de las compañías eléctricas y las regulaciones públicas que, en estos momentos, apuestan por el desarrollo sostenible y el ahorro energético, la penalización por la mayor demanda de energía y el uso ineficiente de la misma. ¿Cómo les han afectado las últimas decisiones de las eléctricas?
Como a la mayoría de los centros de datos, nos afecta directamente la subida del precio de la energía, si bien el objetivo prioritario para Global Switch, y de nuestro sector en general, es la eficiencia energética. Las compañías eléctricas ya van considerando el negocio de los data centers como el que mejor optimiza los recursos energéticos.
Desde la perspectiva de las compañías, uno de nuestros puntos fuertes es que realizamos grandes consumos en las horas valle, tenemos una curva de carga plana y constante, de manera que Global Switch puede tomar ventaja de esto y obtener un precio del kilowatio hora competitivo al hacer la media de todos los consumos en los diferentes periodos tarifarios. Además, reducimos al mínimo el consumo de energía reactiva, cuyo exceso está penalizado por las eléctricas. Los centros de datos miramos con lupa todo lo relativo al gasto de energía y somos bastante proactivos en este sentido, es uno de nuestros objetivos estratégicos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

L
Cristina López

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5