Telecom Italia vende su participación en Auna por 2.000 millones

La operadora Italia ha llegado a un acuerdo para vender su participación del 27 por ciento en el grupo español de telecomunicaciones Auna a los otros tres accionistas principales del grupo.

Publicado el 15 Ene 2002

El precio de venta de la participación accionarial que la operadora italiana posee en Auna ha sido de 2.000 millones de euros (332.772 millones de pesetas), después de descontar la penalización que deberá afrontar por salir del capital antes de 2003, que estaba incluida en el pacto fundacional de accionistas.

Además, Telecom Italia ha pagado 150 millones de euros (24.957 millones de pesetas) para asegurarse la posible recompra de su participación durante dos años, por lo que el valor de la operación queda en 1.850 millones de euros ( 307.814 millones de pesetas).

A raíz de esta operación el SCH aumenta su participación desde el 11 hasta un 23,49 por ciento (tras adquirir el 12,62 por ciento del capital del holding de telecomunicaciones, hasta el momento en manos de la operadora italiana), mientras que Endesa llegaría hasta el 30 por ciento y Unión Fenosa pasaría a controlar un 19,5 por ciento.

Por otra parte, la operadora italiana ha vendido el 10,3 por ciento restante de su participación en Auna, 204 euros (34.000 millones de pesetas), no adquirida por los accionistas españoles, al banco holandés ING hasta que se decida si ese porcentaje se saca a bolsa o se reparte entre los tres compradores.

De esta forma, Telecom Italia ha encontrado, al fin, una fórmula para desprenderse de su participación accionarial en el holding de telecomunicaciones Auna, creado para competir con Telefónica en España, y lograr ingresos para hacer frente a su deuda de 24.500 millones de euros (4,1 billones de pesetas).

La salida de Telecom Italia del capital de Auna abre las puertas a la posibilidad de que otro gran operador internacional entrara en el grupo español. Todo apunta a que France Telecom podría estar interesado en tomar el relevo de la italiana en Auna para mejorar su posición en España, donde no ha logrado uno de sus principales objetivos disponer de una licencia para operar en el negocio de telefonía móvil.

Por su parte, los tres accionistas principales de Auna se han puesto manos a la obra y comienzan a tomar medidas. Por lo pronto, el banco SCH ha nombrado a su director general del área industrial, Joan David Grima, vicepresidente y consejero delegado de Auna. Al tiempo que Luis Alberto Salazar-Simpson y Miguel Iraburu continúan como presidente y director general del holding, respectivamente.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4