El 28% de las empresas españolas perdió datos en 2011

Es lo que muestra un estudio patrocinado por EMC, que deja patentes las deficiencias en las infraestructuras de backup en siete países europeos.

Publicado el 30 Nov 2011

62847_62

EMC acaba de publicar los datos del European Disaster Recovery Survey 2011 (Estudio europeo sobre recuperación de desastres 2011). Un informe encargado a la compañía independiente Vanson Bourne, que tiene como objetivo conocer el nivel de preparación de las empresas en caso de sufrir una pérdida de datos e inactividad de sus sistemas. En total, se han entrevistado a 1.750 personas encargadas de la toma de decisiones de TI, en empresas públicas y privadas de entre 250 y 3.000 empleados, en Reino Unido, Francia, Alemania, Italia, España, Rusia y el Benelux.
Los primeros datos revelan que el 76% de las empresas españolas no creeen poder recuperar totalmente sus sistemas o datos en caso de inactividad del sistema, mientras que en Francia el porcentaje se eleva hasta el 84%. Alemania, por su parte, queda en el polo opuesto con un 63%. La media europea se sitúa en el 74%. Además, un 28% de los encuestados en España reconoce que en los últimos 12 meses han perdido información. Un 34% señaló que habían sufrido inactividad. La causa más común para que se produzca una pérdida de datos es un fallo del hardware o un corte del suministro eléctrico (70%). Tan solo en el 9% de los casos el problema se debe a causas naturales. En España, el 30% de las organizaciones revisó y modificó sus procedimientos de backup tras una pérdida de información en el último año, siendo la cifra más baja de toda Europa, donde la media alcanza el 41%. Asimismo, aproximadamente un cuarto de las compañías españolas (27%) ha aumentado sus gastos en recuperación de sus sistemas después de haber tenido algún percance. Como promedio, nuestras empresas gastan un 11,05% de sus ingresos anuales en TI. Dentro de ese presupuesto, un 9% se destina a invertir en procesos de backup. Si hablamos de planes actuales para la recuperación de desastres, solo un 59% de las firmas españolas cuenta con una estrategia específica para prevenirlos. Es el dato más bajo de toda Europa junto con el Benelux. La media entre todos los consultados asciende hasta el 67%. Francisco Dalmau, director de ventas de la división de Backup & Recovery de EMC para España, Portugal y Grecia, señala que la “mentalidad” es esencial para explicar este retraso en comparación con otros países de nuestro entorno. De hecho, una de cada seis empresas, con unos 250 empleados de media, sigue alojando la cinta de backup para una posible restauración en el domicilio de algún empleado. Dalmau avisa de que el auge de los entornos virtualizados y el cloud computing exigen, cada vez más, que las compañías adopten buenas políticas para tener sus datos a salvo. La información no deja de crecer, por lo que una hipotética pérdida de la misma puede convertirse en la causa de un gran descalabro económico. Por ello, alrededor de cuatro de cada diez empresas españolas (37%) están obligadas, bien por sus pólizas de seguro, bien por requisitos normativos, a contar con un plan de recuperación de desastres. Aún así, de nuevo quedamos a la cola, ya que la media europea queda en un 48%. Sorprendentemente, un 28% de las compañías nacionales desconocían esta información.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2