Con la vista puesta en los futuros requisitos del 5G NR los operadores de telefonía móvil, institutos, proveedores privados de servicios de medición y autoridades pueden seguir sacando provecho a su unidad portátil de 9 kHz hasta 6 GHz, incluso para la medición 5G selectiva por código de Narda. Para poder medir señales 5G en la gama de frecuencias 1 (FR1) de manera selectiva por código, el especialista en técnica de medición para CEM ofrece una opción de software para el SRM-3006. Esta es similar a las opciones de software conocidas hasta ahora para UMTS y LTE. El hardware del equipo estándar del sector para el registro y la evaluación selectivos normalizados de campos electromagnéticos de alta frecuencia (CEM) no experimenta modificaciones.

Para el rango de frecuencias superior FR2 (>24 GHz) se ha desarrollado una nueva “antena downconverter”. En breve finalizarán los trabajos en la nueva antena que estará dimensionada, en una primera etapa, para hasta 30 GHz (en una segunda para hasta 40 GHz). Su tarea consiste en “reducir por conversión” la banda superior de frecuencias 5G FR2 (ondas milimétricas) y transformarla para el SRM de manera que se pueda mostrar cómodamente y con la frecuencia correcta en este equipo. El SRM actualmente ya es capaz de medir, de manera selectiva por frecuencias, las señales 5G hasta 6 GHz. Con la medición selectiva por código y la ampliación de frecuencias hasta el FR2, el SRM constituye un paquete que asegura una medición perfecta sin ningún riesgo cuando se trata de la seguridad en campos electromagnéticos.

Narda habilita sus medidores CEM para 5G.
Narda habilita sus medidores CEM para 5G.

Alemania y muchos otros países exigen las evaluaciones de los niveles de inmisión electromagnética con las que se calcula la exposición máxima posible. En el caso de no poderse realizar en la práctica este “peor escenario”, la directiva 26. BImschV (directiva 26 sobre la aplicación de la Ley Federal de Control de Inmisiones) prestablece para Alemania realizar una extrapolación de la inmisión actual al valor máximo exigido, empleando los métodos adecuados; es decir, que se haga una estimación. Para UMTS y LTE, el SRM dispone, gracias a la medición selectiva por código, de la tecnología precisa reconocida internacionalmente que permite la realización de dicha extrapolación. Con esto se consigue que las mediciones sean independientes de la carga actual de la instalación y que los resultados de las mediciones sean inconfundibles, ya que describen la mayor exposición posible. A menudo, también pueden realizarse las mediciones sin requerir información del operador, lo que es útil para conseguir resultados independientes.

El SRM domina tanto la medición selectiva por frecuencia como por código y básicamente se concentra en lo exclusivamente necesario para las mediciones CEM para la seguridad y la protección de las personas. Ofrece las opciones necesarias en la práctica, lo que es una característica única y decisiva. Con el SRM, el técnico puede empezar la medición sin necesidad de introducir muchos datos. El equipo crea automáticamente una lista limpia y exacta con los datos que necesita el profesional de la metrología para realizar su evaluación. Ni más, ni menos.

También en sus demás divisiones, el especialista en tecnología de medición de alta frecuencia de Pfullingen está perfectamente preparado para superar todos los retos del futuro y se encuentra excelentemente situado para afrontar el reto del 5G. Con sus soluciones, Narda cubre con mayor seguridad las frecuencias más elevadas. En este sentido, el nuevo RadMan 2 ofrece una protección para las personas fiable hasta los 60 GHz. El monitor de radiación personal Nardalert incluso está diseñado para funcionar hasta los 100 GHz. Los monitores de tiempo prolongado, es decir, los monitores de área tanto de banda ancha como selectivos, también son aptos para 5G a largo plazo. En lo que respecta a la tecnología de medición de banda ancha, el NBM-550 mide, por ejemplo, con independencia de la dirección el CEM de campos estáticos hasta el rango de las microondas (90 GHz). De esta manera se cubre cualquier frecuencia que aún se encuentre en la fase de desarrollo en relación con la 5G.