Orange y Vodafone no quieren que Telefónica monopolice las redes de fibra

Las dos operadoras han denunciado en Santander la falta de un marco regulatorio que favorezca las inversiones en el sector.

Publicado el 06 Sep 2012

18016_08

El XXV Encuentro de las Telecomunicaciones celebrado en Santander sigue dejando titulares día tras día. Ahora les ha tocado el turno a Vodafone y Orange. El asunto que preocupa a ambas compañías es la gestión de las redes de fibra óptica en España. Jean Marc Vignolles, CEO de Orange España, dejó claro ayer que esperan una nueva regulación para estas redes que “favorezca la inversión no solo de Telefónica sino también la de los operadores alternativos”.

El pasado 15 de junio, REDES & TELECOM asistió a una rueda de prensa en la que los directivos de Orange presentaban un ambicioso proyecto para el despliegue de fibra óptica en España. Este plan requiere una inversión de 300 millones de euros. La clave para que dicho proyecto salga adelante es el acceso a los servicios mayoristas en las zonas donde Orange no cuenta con red propia. Ya entonces, Vignolles llamaba a la colaboración entre la CMT, las operadoras y la Administración Pública.

Orange anhela compartir las redes verticales ubicadas en los edificios y que son las que llegan a cada hogar. La mayor parte de éstas son propiedad de Telefónica, que hasta hace unos años manejaba a su antojo todo el negocio. Hace tres meses, los directivos de Orange se mostraban confiados después de alcanzar un acuerdo en términos técnicos para la compartición de esas redes, sin embargo, la parte económica no estaba cerrada. A día de hoy, la situación se mantiene, por lo que Orange reclama un marco regulatorio que compense la inversión que tienen en marcha.

Vignolles ha propuesto en Santander que haya inversiones conjuntas en el sector de la fibra para que no se produzcan monopolios. Asimismo, el CEO de Orange cree que es necesaria una oferta mayorista para los operadores dispuestos a invertir en fibra y otra distinta para aquellos que no quieran hacer inversiones, a fin de “impulsar la competencia”. Por ello, llevan meses invitando a otras operadoras como Jazztel o Vodafone a participar en su plan.

En Vodafone han sido más cautos y han preferido esperar a que se defina el marco regulatorio. Antonio Coimbra, CEO de la multinacional en España, advirtió de que si la CMT no obliga a Telefónica a abrir sus redes de fibra óptica volveremos al régimen de monopolio. Coimbra dejó claro que ellos no van a “invertir a ciegas” en este mercado. La prudencia de Vodafone está justificada teniendo en cuenta lo que le ha sucedido en Portugal, donde han invertido 60 millones de euros sin que esté claro si la red será abierta o cerrada.

Antonio Coimbra añadió que es “fundamental” promover las inversiones en fibra. A pesar de ello, remarcó que “es imprescindible que la CMT garantice equivalencias que permitan que la oferta mayorista se haga exactamente en las mismas condiciones que la minorista”. Por último, Coimbra subrayó que “no es posible que existan dos o más redes de fibra óptica rentables en un país, por ello, una regulación correcta es imprescindible. Solo entonces contemplaremos la idea de hacer inversiones, solos o junto a algún competidor”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4