noticias

SD-WAN: 5 beneficios clave



Dirección copiada

Evolutio desvela las ventajas de implementar este tipo de redes en las compañías. Entre ellas figura la optimización de costes, de rendimiento y de adaptación a las demandas del mercado

Publicado el 26 feb 2024



SD-WAN: 5 beneficios clave
SD-WAN: 5 beneficios clave

Las redes SD-WAN (Software-Defined Wide Area Network), representan un cambio paradigmático en la gestión de redes, ofreciendo una aproximación ágil y centrada en el software para controlar y optimizar las comunicaciones en redes de área amplia.

La implementación efectiva de un sistema de conectividad basado en este tipo de soluciones se traduce en un impulso de la eficiencia, la seguridad y la flexibilidad en la infraestructura de red, explican desde Evolutio. Desde la centralización del control hasta la gestión avanzada del tráfico, la conectividad a la nube y la seguridad mejorada.

Como indica Mario Reiter, CCMO de Evolutio: “la implementación de redes SD-WAN en las empresas representa un avance significativo en la gestión de redes, ofreciendo agilidad, eficiencia y flexibilidad. Al permitir una administración centralizada y simplificada de la conectividad. Esta solución tecnológica optimiza el rendimiento de las aplicaciones, facilita la conectividad a la nube, mejora la seguridad y reduce los costes operativos. Las redes SD-WAN emergen como un catalizador para la transformación digital, lo que facilita la adaptación de las compañías a las demandas cambiantes del entorno empresarial actual”.

5 ventajas de SD-WAN

Según el integrador español, estas serían las 5 ventajas de la incorporación de las redes SD-WAN en las organizaciones:

1. Seguridad integrada

La seguridad en las redes SD-WAN destaca por su cifrado avanzado, asegurando la confidencialidad de las comunicaciones. Además, integra firewalls centralizados que aplican políticas uniformes para establecer una defensa perimetral efectiva. La segmentación de red limita la exposición a amenazas, mientras que la detección y prevención monitorizan el tráfico en busca de posibles riesgos. La tecnología SD-WAN también facilita el acceso seguro a servicios en la nube, proporcionando consistencia y protección a lo largo de la red. Esta atención a la seguridad no solo garantiza la integridad de la información, sino que también fortalece la resiliencia de la infraestructura ante desafíos cibernéticos, lo que genera confianza en entornos digitales dinámicos.

2. Conectividad versátil

Las redes SD-WAN permiten el uso de múltiples tipos de conexiones de red, como conexiones de banda ancha, 4G/5G, y líneas dedicadas. Esto facilita la optimización del rendimiento y la disponibilidad de la red, ya que se puede seleccionar dinámicamente la ruta más eficiente para el tráfico de datos. Además, mejoran la resiliencia redirigiendo el tráfico en caso de fallos y ofrecen una gestión eficiente de los costes al aprovechar conexiones más económicas. Esta flexibilidad y capacidad de adaptación hacen que las SD-WAN sean ideales para entornos empresariales distribuidos y para la conectividad con la nube, proporcionando un rendimiento optimizado y una mayor disponibilidad de la red.

3. Inteligencia en tiempo real

Estas soluciones incorporan funciones avanzadas de inteligencia y orquestación que permiten una gestión más eficiente del tráfico de red. Esto incluye enrutamiento dinámico para optimizar el rendimiento, aplicación de políticas granulares para priorizar ciertos tipos de tráfico y técnicas de optimización de aplicaciones. Al entender las necesidades de cada organización y sus requisitos de ancho de banda, las SD-WAN pueden aplicar técnicas específicas para mejorar el rendimiento de las aplicaciones.

4. Gestión centralizada e interfaces intuitivas

La administración centralizada a través de una interfaz de usuario basada en software facilita la implementación y la monitorización de la red. Así, los administradores pueden configurar políticas, llevar a cabo actualizaciones y realizar cambios de manera súper eficiente. Además, las redes SD-WAN separan el plano del control de red del plano de los datos, lo que permite la virtualización de la infraestructura. Esto facilita la gestión centralizada y la implementación de políticas de red.

5. Adaptabilidad a entornos distribuidos

Las SD-WAN son cruciales para entornos empresariales distribuidos, brindando escalabilidad y despliegue rápido. Su gestión eficiente optimiza el ancho de banda y asegura una experiencia uniforme. La adaptabilidad dinámica permite ajustes ágiles ante cambios en la red. Ofrecen resiliencia mediante el uso inteligente de múltiples enlaces y priorizan aplicaciones críticas. En resumen, las SD-WAN son esenciales para una conectividad eficiente y adaptable en organizaciones con múltiples ubicaciones.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 4