noticias

Tendencias tecnológicas que no sucederán en 2024



Dirección copiada

Abi Research publica sus predicciones sobre innovaciones tecnológicas que no triunfarán este año. Entre ellas se encuentra la 5G empresarial

Publicado el 9 ene 2024



Tendencias tech que no ocurrirán
Tendencias tech que no ocurrirán

Tendencias, tendencias y más tendencias. Pero, aunque muchas se publican a bombo y platillo, algunas se quedarán en humo.

Abi Research publica su propia quiniela sobre 82 tendencias tecnológicas para 2024, 45 que darán forma al mercado tecnológico y otras 37 que, aunque atraen una gran cantidad de especulaciones y comentarios, es menos probable que despunten en los próximos doce meses.

“Cuando miramos el telón de fondo para 2024, todavía vemos que muchas de las tendencias de 2023 afectan a las fortunas”, dice Stuart Carlaw, director de investigación de la consultora. “La alta inflación, las presiones de costes y la reducción de la demanda continúan. Los principales mercados, como Estados Unidos, Alemania y China, se enfrentan a recesiones manufactureras prolongadas. El enfoque de la política monetaria en frenar la inflación obstaculiza la financiación de la tecnología. Sin embargo, hay señales de esperanza: la inflación está bajando, las políticas de los bancos centrales podrían cambiar y los mercados laborales se recuperan. El panorama político global es el único caso atípico que no está en la trayectoria hacia un movimiento positivo. A pesar de eso, 2024 podría ser un año decisivo. No será suave y no será lineal, pero 2024 promete que la tecnología proporcionará el motor de aceleración para sacarnos de los últimos años en el estancamiento“.

¿Qué no pasará en 2024?

5G empresarial

El año 2023 ya ilustró una tendencia que probablemente seguirá: 5G no logrará atraer el interés de las empresas, nuevamente. A la hora de decidir sobre las inversiones en tecnologías de conectividad, las empresas están mucho más interesadas en los casos de uso y los resultados que en la tecnología de conectividad, especialmente porque las empresas implementadoras no son expertas en este asunto.

Dispositivos plegables convencionales

A pesar de los esfuerzos en la industria en los últimos años para hacer que la experiencia del usuario de los dispositivos plegables sea más aceptable, incluidos diseños más delgados y livianos, mejores bisagras, pantallas sin arrugas, factores de forma plegables y abatibles y pantallas de cubierta más grandes, aún tienen que convencer a los consumidores. Esto no es por falta de tentativas, ya que la lista de dispositivos plegables es bastante extensa, incluidas las variantes abatibles y plegables.

API de red

Es probable que las API de red, impulsadas por las iniciativas Open Gateway y CAMARA de la GSMA, no creen una oportunidad de negocio significativa, ya que sufrirán el mismo destino que el proyecto OneAPI de la GSMA en 2012, que se abandonó poco después de su lanzamiento. Es cierto que los operadores de telecomunicaciones necesitan desesperadamente ingresos empresariales y casos de uso en 2024, pero los mismos problemas a los que se enfrentaban las interfaces de programación de aplicaciones (API) de red hace una década siguen existiendo hoy en día: los desarrolladores de aplicaciones ya están abordando sus necesidades a través de agregadores o hiperescalares. El lanzamiento de nuevas y sofisticadas iniciativas de API de red no atraerá automáticamente la atención de los desarrolladores.

IA generativa en el edge

La mayoría de las empresas buscarán implementar IA generativa a través de la nube, y sólo un puñado tendrá la capacidad y los recursos para implementar IA generativa a nivel de borde empresarial. El desafío de ejecutar la IA generativa en el perímetro de la empresa será seleccionar un buen caso de uso, implementar el marco/modelo de IA generativa correcto y equilibrar las expectativas de retorno de la inversión (ROI). El potencial de la IA generativa empresarial es enorme, pero 2024 no será el año para ver despliegues generalizados de IA generativa en el borde.

Robotaxis

Las operaciones de robotaxi no ganarán tracción en 2024. La complejidad de la conducción autónoma no supervisada en el mundo real es cada vez más evidente, especialmente en las interacciones con los usuarios más vulnerables de la carretera. Es probable que la reacción y la investigación en curso sobre las causas del reciente accidente de Cruise y las acciones de Cruise después de este accidente traigan un mayor grado de escrutinio a los despliegues de robotaxi y la expansión del servicio en 2024, lo que representa un viento en contra significativo para la conducción autónoma no supervisada este año.

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3