Telefónica presenta Real Elastic Cloud

La operadora ha dado un paso más al abordar una de las principales aspiraciones en el ámbito del Cloud: la elasticidad.

Publicado el 28 Mar 2011

55266_79

Tras tres años de investigación en la provisión bajo demanda de infraestructuras siguiendo un modelo de Nube o Cloud Computing (IaaS – “Infrastructure as a Service”), Telefónica I+D ha dado un paso más al abordar una de las principales aspiraciones en el ámbito del Cloud: que sea elástico. La compañía ha lanzado Real Elastic Cloud, una de las tecnologías de Cloud con más proyección de cara al futuro, permite una gestión inteligente y remota de las aplicaciones sin necesidad de que el cliente tenga conocimientos técnicos. Es decir, proporciona la inteligencia necesaria en la Nube para que las empresas se puedan centrar en la optimización y desarrollo de su negocio y no en la problemática de la IT, Esta tecnología abre la puerta a un nuevo concepto de la Nube que ‘cuida’ de nuestras aplicaciones más valiosas. Ofrece la capacidad de alinear automáticamente el consumo de los recursos de la nube con la demanda real y la evolución de nuestro negocio, transformando costes fijos en variables. Así pues, Real Elastic Cloud se posiciona como la promesa del Cloud hecha realidad.

La Cloud se encargará de garantizar la disponibilidad y la calidad del servicio de nuestras aplicaciones más críticas. Para ello, de forma transparente al usuario, será capaz de detectar y resolver los problemas de las aplicaciones y tendrá la inteligencia necesaria para incrementar o reducir de forma automática la capacidad del sistema (por ejemplo, CPU, almacenamiento, memoria o ancho de banda). Si eligiéramos un símil, Real Elastic Cloud funciona de forma similar a la calefacción de una vivienda, en el sentido de disminuir o aumentar la temperatura de forma sencilla. El usuario selecciona los grados que considera necesarios para su bienestar y el sistema se encarga de movilizar los sistemas (llama de gas, caldera, radiadores, etc.) para que el hogar tenga la temperatura deseada.

Se convierte por tanto en una herramienta muy potente para grandes empresas y PYMES. En concreto, es la solución óptima en un contexto en el que cada vez hay una apuesta más clara de las empresas por abrir sus negocios en Internet, pero en el que cada vez también resulta más incierta la capacidad de predecir la demanda (y su evolución) de los servicios y negocios en la red, a menudo con comportamientos de “ráfaga o picos de demanda” muy difíciles de gestionar por una empresa. En este escenario, las empresas afrontan el reto de evitar comprometer la experiencia de uso y la satisfacción de los clientes que hacen uso de sus servicios on-line (en los momentos de pico cuando los recursos asignados en la Nube son insuficientes), pero sin poder permitirse el coste de tener que sobredimensionar la capacidad (y el coste) de sus recursos en la Nube.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 2