Almacenar imágenes y diseño

De los talleres de esta fotocomposición han salido durante más de veinte años enciclopedias, catálogos, carteles e incluso, los programas del Liceu de Barcelona.

Publicado el 13 Dic 2001

55713_94

Fundada en 1979, Fotocomposición Quintana empezó ofreciendo únicamente la composición de textos clásica de aquellos años. Llegó el año 1986 y con él las primeras máquinas de fotocomposición a través de rayos catódicos; más tarde, la autoedición y la filmación en post-script, los equipos Macintosh de Apple.

Los servicios ofrecidos por la empresa también fueron ampliándose y así a la impresión y fotocomposición de textos, se añadió el escaneo y entrada de imágenes.

Este aumento tanto en los trabajos realizados por Quintana como la introducción de nuevos equipos y tecnologías, trajeron consigo una mayor necesidad de almacenamiento. La entrada y posterior tratamiento de imágenes hacía necesario un sistema que permitiese almacenar grandes cantidades de información, fácilmente recuperable. En un primer momento, la estuvimos almacenando en los propios discos duros de cada PC pero esta solución pronto se reveló muy inestable ya que conllevaba un importante riesgo al hacer que toda la información recayese también en el disco duro del ordenador, que ya de por sí soporta el sistema operativo con el que trabaja, podía hacer que este disco duro fallase y con él, desapareciese la información almacenada, explica Josep Carrión, gerente de Fotocomposición Quintana.

Así, la empresa se plantea a finales de 2000 una alternativa que le permitiese tener un sistema de almacenamiento totalmente independiente de los discos, donde residen los sistemas operativos y aplicaciones de software que requieren en su actividad diaria. Contactamos con nuestro proveedor de siempre, Mad Systems, y éste nos habló de los dispositivos Snap Server de Quantum.

Finalmente, la empresa adquiere un Snap Server 1000, con capacidad de 30 Gb, para unos meses más tarde, concretamente el pasado julio, instalar dos nuevos Snap Server 2000, de 60 Gbs cada uno. Actualmente, Fotocomposición Quintana cuenta con una plantilla formada por nueve trabajadores y catorce estaciones de trabajo conectadas a sus Snap Servers.

Otro de los aspectos más resaltados por esta empresa de fotocomposición de los dispositivos de Quantum es la seguridad, ofrecida concretamente por una de las aplicaciones que permiten los Snap Servers la función espejo. Cualquier disco de Quantum lo puedes formatear con la función de espejo que lo que lo que hace es duplicar toda la información almacenada, de modo que si por alguna razón un disco fallase, entraría en funcionamiento automáticamente el otro, sin que nos afectase dicha avería. Eso te proporciona una seguridad muy importante a la hora de trabajar.
Quantum y su solución de almacenamiento Snap Server, como señalábamos anteriormente, es una solución válida para cualquier tipo de empresa y sector de actividad. Así, fuera de nuestras fronteras, encontramos un ejemplo de cómo Snap Server ha resuelto la necesidad de almacenamiento de una empresa tan característica de la Nueva Economía como es el caso de la británica Attenda, proveedor europeo de soluciones de alojamiento gestionado para aplicaciones de sitios Web e Internet.

Con una cartera de clientes que abarca desde minoristas con tiendas online hasta operaciones de comercio electrónico de empresa a empresa, pasando por proveedores de servicios de aplicaciones (ASPs), Attenda ofrece servicios de mantenimiento continuo y activo del sitio web, la supervisión de las transacciones, funciones de copia de seguridad y soluciones de gestión de crisis. Gestionar los servidores de todos sus clientes generaba a Attenda un volumen de datos enorme que además era necesario almacenar y de los que había que realizar copias de seguridad, proceso que requería una gran cantidad de tiempo. Para ofrecer a sus clientes un mayor valor añadido en términos de fiabilidad, velocidad y seguridad, la compañía decidió adquirir un Snap Server 4000, un servidor RAID 5 de 120 Gbs. que puede utilizar como servidor de archivos de trabajo o como solución de almacenamiento NAS. Attenda ha conseguido a través de los Snap Servers una forma rápida y rentable de almacenar la enorme cantidad de datos generados en el sitio web de cada cliente, además de realizar proyectos de copia de seguridad ad-hoc y liberar ancho de banda de la red para las aplicaciones de cliente. Los Snap Server tienen una gran cantidad de funciones que nos han permitido mejorar la eficacia de todos nuestros procesos de funcionamiento clave. Ha sido una gran ventaja que nos ha permitido ofrecer en un entorno de funcionamiento 24/365, fundamental para los negocios de nuestros clientes, afirma Simon Hansford, director tecnológico de Attenda.
Una de las características más valoradas de Snap Server y que le sirvió para tener una entrada triunfal en los sectores de diseño, publicidad y mass media es su plena integración con el mundo Apple, tan extendido en estos ámbitos profesionales. Ejemplo de ello es H2e, agencia de publicidad alemana que cuenta con un Snap Server 4000. La red NT de la compañía estaba compuesta de 20 ordenadores Macintosh y 40 PCs lo que, a la hora de plantearse adquirir una solución de almacenamiento, hacía especialmente relevante que ésta fuese compatible con el mundo Apple. La total integración de los dispositivos de Quantum con los ordenadores Apple y su buena relación rendimiento-precio serían decisivas. Una de las características decisivas de Snap Server es la integración simultánea en todos los entornos de red comunes NT, NetWare, UNIX, Linux y Apple Macintosh, explica Roger T. Hoehne, directivo de la agencia. Además de estos dos factores, desde H2e se destaca muy positivamente también la sencillez en la instalación. No he visto cosa más fácil en los últimos años. El Snap Server se enchufa a la red eléctrica, se conecta a la red con el cable Ethernet y automáticamente comienza a trabajar, afirma Wolfgang Bette, asesor informático de H2e. En los próximos meses, la agencia reestructurará su departamento creativo, reubicándolo en diferentes pisos de su sede. Al mismo tiempo, ampliarán el almacenamiento en red mediante servidores emplazados en cada planta. Para ello, según Bette, volveremos a utilizar Snap Server 4000. La versión de 120 Gb para armarios de red es la solución idónea para H2e.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5