Las redes inalámbricas pisan los talones a las cableadas

El aumento del número de dispositivos móviles ha acelerado la implantación de las redes wireless con la tecnología Wi-Fi a la cabeza. Antiguas reticencias a su despliegue como la seguridad o la plena disponibilidad ya han sido resueltas por los fabricantes que pronostican un buen futuro a las WLAN.

Publicado el 12 Abr 2011

80714_84

REDES&TELECOM ha celebrado una mesa redonda que bajo el epígrafe de “Los últimos avances en wireless LAN” ha reunido a la mayor parte de los fabricantes de soluciones para redes inalámbricas de nuestro país, como son Aerohive, Enterasys, HP Networking, Meru Networks, Motorola y Netgear. Los proveedores han coincidido a la hora de señalar que el mercado de las redes wireless vive un buen momento impulsado, en gran medida, por el crecimiento exponencial del uso de dispositivos tanto en el entorno laboral como en el personal.

Desde Meru Networks, Javier Gómez, Regional Manager Mediterranean Region, asegura que “actualmente las redes inalámbricas son ya una auténtica commodity en el entorno del usuario y de la empresa, aunque cada mercado requiera unas particularidades específicas, por ejemplo, el nicho de la Educación precisa de redes flexibles, escalables y potentes; Sanidad demanda disponibilidad cien por cien de las aplicaciones con VoIP a la cabeza; y el sector corporativo exige movilidad y disponibilidad de acceso y conexión”.
Por su parte Patrice Puichaud, Senior Systems Engineer EMEA de Aerohive, destaca cómo las redes wireless están ganando posiciones “hasta el punto de superar la demanda con respecto a las redes cableadas en entornos muy concretos como son el de las empresas con un número elevado de oficinas distribuidas o las nuevas instalaciones, ambos son modelos donde resulta claramente más rentable invertir en WLAN que tirar cable”. Patrice Puichaud incide también en la continua evolución de la tecnología sin hilos. “Ahora comenzamos a ofrecer una propuesta sobre la nube, para reducir ciertos costes y llegar al mercado de una manera más masiva”, asegura.

Gestión y seguridad unificada
Desde Enterasys, José Carlos García, Ingeniero de Soluciones, apuntan como uno de los elementos más decisivos para garantizar la eficacia de las redes inalámbricas y sacarles todo su potencial “contar con una gestión unificada con respecto al resto de la infraestructura existente, además de una política de seguridad para WLAN que no difiera de las adoptadas en otras redes de la misma corporación; a los dos puntos anteriores habría que añadir el garantizar el rendimientos en todo momento”.

A los retos anteriores, Pedro Martínez Busto, Director de Desarrollo de Negocio de HP Networking, añade varias prioridades más como son: “Dar respuesta a los anchos de banda que se demandan, principalmente con la aparición de nuevas aplicaciones como el vídeo o la gran descarga de datos; y contar con un control de acceso acertado que se integre con el resto de las políticas de seguridad y controladores existentes”.

El canal ha sido otro de los puntos analizados. Para Xavier Lleixà, Sales Engineer de Netgear Iberia, el interlocutor habitual del cliente entre las pequeñas empresas, SoHo y el consumidor es el operador, que es quien le facilita la conexión; “muchas veces, los operadores se limitan a ofrecer una solución rápida y que les permita ganar en volumen, lo que no siempre es lo más beneficioso para la pyme, aquí la figura del integrador es decisiva, porque es el que debe de adaptar la oferta a los requerimientos de la firma”.

Finalmente, Ian Bayly, European Sales Director, Wireless Network Solutions, de Motorola, resalta que “el mercado inalámbrico no debe circunscribirse a una tecnología concreta, el cliente tiene posibilidad de elegir entre propuestas específicas para el mundo interior y otras para el exterior; incluso con ofertas extremo a extremo y escalables que se adaptan a los crecimientos de cada empresa”.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

L
Cristina López

Artículos relacionados