En 2020 hubo 1.800 millones de usuarios de videollamadas móviles.
En 2020 hubo 1.800 millones de usuarios de videollamadas móviles.

En 2020 se alcanzaron los 1.800 millones de usuarios de videollamadas móviles en todo el mundo, frente a los 1.200 millones registrados en 2019. Esta cifra representa un crecimiento del 50% en 12 meses, ya que la pandemia de Covid-19 alimentó la necesidad de servicios de comunicación remota.

Y esta tendencia va al alza. Según el estudio de Juniper Research, el número de usuarios del servicio de videollamadas móviles seguirá creciendo hasta llegar a los a 4.500 millones de consumidores para 2025, lo que representa el 50% de los suscriptores móviles globales

El informe sostiene que América del Norte y Europa serán las dos regiones que mayores crecimientos experimentarán durante los próximos cuatro años. De hecho, para 2025 se prevé que más del 70% de los suscriptores móviles utilicen este tipo de soluciones en estas áreas debido a la alta propiedad de teléfonos inteligentes y la disponibilidad ubicua de servicios de videollamadas.

Con estos datos en la mano, el recomienda la integración de servicios móviles de llamadas de voz y video en altavoces inteligentes para maximizar el valor del servicio. En este sentido, el coautor de la investigación, George Crabtree, comentó: “La innovación en el ámbito de voz y video móvil vendrá de los dispositivos de los consumidores más allá de los smartphones, gracias a la naturaleza basada en IP de los servicios de videollamadas. Esto proporciona la plataforma perfecta para el desarrollo y la implementación de nuevos servicios de videollamadas durante los próximos cuatro años".

Los usuarios de VoLTE superarán los 5.500 millones en 2025

La investigación también predice que el número global de conexiones VoLTE alcanzará los 5.500 millones en 2025; pasando de 3.300 millones en 2021. Este crecimiento del 60% durante los próximos cuatro años se acelerará al aumentar la adopción de las suscripciones 5G, ya que los servicios VoLTE están incluidos en los estándares de la nueva generación de redes móviles. El informe recomienda que aumentar el nivel de virtualización dentro de las redes centrales o core debe considerarse una prioridad para que los operadores manejen el aumento del tráfico VoLTE.