, empresa malagueña de telecomunicaciones dedicada a la telefonía VoIP cumple sus 13 años afincada en Mijas, Málaga, donde tiene su sede central desde sus inicios en 2008, y que es completada por su oficina en el Reino Unido para dar una cobertura más global y cercana a sus clientes internacionales.

En este aniversario, la compañía cuenta con una cartera de más de 400 clientes. En España, la mayoría proceden de Madrid, Cataluña – su principal mercado – y la Costa del Sol. Además, cuenta con usuarios en más de 30 países tanto europeos, como asiáticos o americanos.

El pasado año, a pesar de la crisis que experimentó la económica global debido a la crisis de la Covid-19, aumentó su facturación en un 14%, lo que también le ha llevado a aumentar su departamento de ventas, de atención al cliente y a su equipo de desarrollo. 

La telco malagueña Megacall cumple 13 años.
La telco malagueña Megacall cumple 13 años.

“En Megacall somos conscientes de lo desesperante que puede ser para el cliente tener un problema con su línea VoIP y esperar horas a ser atendido. Con nosotros hablará directamente con el equipo de soporte”, subraya Tony Kauffer, CEO.

Para garantizar un servicio de calidad y de total confianza la empresa se encuentra inscrita en la CNMC (Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia en España), OFCOM (oficina de regulación de comunicaciones en el Reino Unido) y la FCC (Comisión Federal de Comunicaciones en Estados Unidos).

Entre los servicios que ofrece se encuentran las centralitas virtuales telefónicas, SIP trunk, planes de llamadas a través de Internet, software para call center y plataformas para el envío de SMS, entre otros.

Tal y como señala el directivo, “podemos decir con seguridad que lo que diferencia a Megacall de otras compañías es la confianza y la relación cercana que tenemos con nuestros clientes (sus opiniones lo demuestran). No hay nada más frustrante que ser transferido constantemente de extensión en extensión y tener que explicar la incidencia una y otra vez. Ese es el precio que tienen que pagar las grandes empresas al hacer crecer su negocio, de modo que las ganancias de la empresa/accionistas tengan preferencia sobre el servicio al cliente”.

Por último, cabe destacar que no olvidan su labor en la sociedad y quieren devolver parte del beneficio colaborando con organizaciones como Aldeas Infantiles, Samaritans in Spain y la Fundación Josep Carreras contra la leucemia.