OVH refuerza su posición con su CPD ‘Roubaix4’

La compañía francesa ha desarrollado un CPD con un revolucionario sistema de refrigeración que aprovecha el aire del exterior y el agua. Posee 16 filiales que dan soporte a 8 millones de clientes.

Publicado el 15 Feb 2012

54016_02

OVH desembarcó en junio de 2006 en España, siendo la segunda filial abierta después de los buenos resultados obtenidos en la primera situada en Polonia. La compañía, con base en Francia y fundada en 1999 por la familia Klaba natural de Polonia, ofrece un amplio catálogo de soluciones para el alojamiento, herramientas cloud y telefonía VoIP, entre otros servicios.

En total, cuentan con más de 400 empleados en todo el mundo, 900 Gbps de ancho de banda Internet, 3.500 servidores instalados para el cloud, 2.300.000 dominios resgistrados y unos 8.000.000 millones de clientes. Asimismo, posee 7.000 metros cuadrados de data center, repartidos entre los 3 que hay en Roubaix, otro en París, y uno más en Estrasburgo situado en un container. En 2012 OVH construirá otro en Canadá.

Roubaix, ciudad situada al noreste del país vecino, acoge la sede principal de la compañía. Fue el lugar elegido para situar el centro de datos Roubaix 4, una infraestructura de unos 22 metros de altura, más pequeña que un CPD común y que se iunauguró en junio de 2011. Se contruyó en 6 meses y tuvo un coste aproximado de 3 millones de euros. En su interior 700 racks trabajan día y noche alojando los datos de los clientes de OVH. En función del servicio que haga, este data center puede actuar como un Tier III+ o como un Tier IV, aunque no cuenta con la certificación oficial.

OVH se ha encargado del desarrollo de los racks, los servidores y las máquinas que lo componen. El edificio está diseñado en forma de cubo y cada uno de los lados recibe aire fresco del exterior y lo deja pasar para conducirlo directamente a los servidores. Antes de entrar unos filtros se encargan de retener las partículas que puedan resultar dañinas para los equipos. Después, el aire caliente que estos expulsan, pasa al centro del edificio y sale en forma de chimenea.

Asimismo, OVH incorpora su sistema watercooling de refrigeración. Una idea de la firma a la que se dio forma en 2003. Utiliza el agua para enfriar todos los servidores, lo que combinado con el aire proveniente del exterior ha llevado a la eliminación del aire acondicionado. El resultado es un 50% menos de consumo de energía. Y es que la eficiencia es una de las obsesiones de OVH, que le ha llevado a optimizar al máximo los recursos dotando de la mayor flexibilidad a sus procesos de trabajo. De hecho, las instalaciones de OVH poseen un PUE (indicar de eficiencia energética) comprendido entre 1 y 1,2. Un rendimiento dos veces inferior a la media de otros CPDs.

La firma ha basado su política de mercado en precios competitivos y calidad en los productos. No tienen una cadena de mando al uso, dejan libertad a sus empleados para que trabajen y saquen adelante los proyectos. Suministran sus servicios de manera rápida y cuentan con un foro abierto para que los clientes expongan sus quejas o sugerencias. No han lanzado fuertes campañas publicitarias, sin embargo, sí que realizan grandes inversiones en las soluciones que desarrollan y en tecnologías como la virtualización, donde se gastaron 10 millones de euros el año pasado. En definitiva, una compañía que ya está presente en 3 continentes (Europa, norte de África y norte de América) y que cuenta con equipos técnicos especializados en las necesidades de cada país a disposición de todo aquel que tenga una buena idea y quiera hacerla realidad.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 3