Conexión total con PowerLine de D-Link

Conectarse a Internet a alta velocidad a través del cableado eléctrico es ahora más fácil.

Publicado el 18 Nov 2011

83579_41

D-Link presenta dos nuevas soluciones PowerLine, diseñadas para ofrecer al usuario una mejor cobertura, conexión a alta velocidad y protección contra los puntos muertos en el hogar: el router Wireless N Gigabit PowerLine (DHP-1565) y la familia PowerLine Passthrough (DHP-P500AV y DHP-P501AV). Herramientas pensadas para cumplir con las exigencias actuales a la hora de usar Internet.

El router Wireless N Gigabit Powerline (DHP-1565) permite a los usuarios disfrutar de velocidades Gigabit a través de cableado Ethernet, de hasta 300 Mbps de forma inalámbrica, y de hasta 500 Mbps a través del cableado eléctrico. De esta manera, no será necesario comprar distintos dispositivos de red o tender cables por toda la casa para resolver los problemas de cobertura que haya en algunos lugares.
Integra también un switch de 4 puertos Gigabit, conectividad WAN Gigabit (ideal para Cablemodem DOCSIS 3.0) y firewall. El objetivo es permitir conectar y compartir fácilmente un dispositivo USB (como impresoras, dispositivos NAS o incluso un dispositivo USB 3G) gracias a la tecnología SharePort que incorpora.

“Al igual que los dispositivos electrónicos son cada vez más inteligentes y que el hogar digital va tomando forma, las redes domésticas también están evolucionando”, comenta Antonio Navarro, director de ventas y marketing en D-Link Iberia. “Los juegos online y el streaming en alta definición requieren una red doméstica con más alcance y libre de interferencias. En D-Link sabemos que los usuarios cada vez descargan más contenido, demandan una mejor cobertura y mayores velocidades y, por esta razón, estamos desarrollando una familia completa de PowerLine a 500 Mbps”, añadió. D-Link también ha añadido dos nuevas soluciones PowerLine a su gama de producto: el adaptador PowerLine AV 500 Passthrough (DHP-P500AV) y el Starter Kit PowerLine 500 AV Passthrough (DHP-P501AV). Estos adaptadores permiten enviar una conexión a Internet a dispositivos que están lejos del router principal o donde la cobertura inalámbrica no llegue o no sea lo suficientemente potente con velocidades de hasta 500Mbps, ideal para aplicaciones que requieren gran ancho de banda como el streaming de vídeo HD, juegos online o llamadas de voz /vídeo.

Además, el router Gigabit también integra diferentes prestaciones que aseguran su eficiencia energética. Un programador WLAN permite al usuario configurar períodos específicos de tiempo en los la red puede desconectarse, para ahorrar energía y mejorar la seguridad. El modo stand by de los adaptadores PowerLine apaga la conexión cuando no se detecta actividad. Green Ethernet proporciona además otros ahorros, colocando los puertos Ethernet en modo nocturno y proporcionando la cantidad exacta de corriente al detectar la distancia de los cables conectados a estos puertos.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Redacción

Artículos relacionados