Joan Monrabá, director general de Colt en España.
Joan Monrabá, director general de Colt en España.

En España, están sucediendo acontecimientos importantes para la posición de la península en cuanto a capacidades de conectividad. Y el futuro es muy prometedor. Gracias a su situación geoestratégica, la península se está posicionando como uno de los hubs europeos, convirtiéndose en un componente clave en las conexiones digitales con América, África, Centro-Europa y desde allí a los mercados asiáticos. A través de múltiples proyectos de cables submarinos de diversas empresas, la península se posiciona geoestratégicamente como punto de acceso a toda Europa.

Entre los servicios que proporcionarán estas nuevas conexiones, se encuentran anchos de banda muy altos y la fibra oscura. Lo que supone un mayor número de opciones de conectividad, más diversa, con mayor capacidad y con mejores condiciones técnicas, que permitirá aumentar su capacidad de comunicación con el resto del mundo.

Entre los servicios que proporcionarán estas nuevas conexiones, se encuentran anchos de banda muy altos y la fibra oscura

Además, estas infraestructuras atraen inversiones de las multinacionales de contenidos, para establecer en la península centros de datos hiperescalables que, naturalmente, necesitan conectividad de calidad y de muy alto ancho de banda. Tenemos ejemplos muy tangibles de ello en Madrid, Aragón, Barcelona y Lisboa.

En este sentido, estamos viendo alianzas muy interesantes, que combinan la presencia de socios enreal estate que poseen suelo en zonas de alta concentración logística e industrial, otros socios con experiencia en tecnologías de centros de datos hiperescalables, y finalmente firmas que aportan experiencia en ámbitos de creación y distribución de energía renovable. Y todo esto está sucediendo en España gracias sobre todo a la existencia de las nuevas landing stations de cable submarino. La proximidad a áreas logísticas es relevante para incluir capacidades de edge computing y de IoT, además de la comercialización de energías renovables. Se trata de ecosistemas de alta generación de ancho de banda, a los cuales por supuesto les prestamos suma atención.

La expansión de las redes de fibra óptica no viene guiada únicamente por los movimientos y necesidades de las empresas, que también, sino por los ecosistemas formados por los grandes proveedores de servicios en la nube, los generadores de contenidos globales y los integradores de sistemas. Se trata de ecosistemas que son generadores de demanda de conectividad de muy alto ancho de banda, con las máximas exigencias de calidad y disponibilidad. Así pues, acompañamos a estas corporaciones en el camino del crecimiento, codiseñando y cocreando las soluciones de conectividad que cubren sus requisitos.

Es una gran oportunidad de competitividad para las empresas españolas que son o quieren ser globales. Aprovechémosla.