Cuestión de Estado

Publicado el 22 Abr 2002

Nunca como en este siglo XXI, tecnologa y sociedad han estado tan condenadas a conocerse, unirse y mezclarse para dar lugar a lo que se conoce y reconoce como Sociedad de la Informacin, ese cctel de TI, telecomunicaciones y medios de comunicacin que constituye el combustible y hasta el motor de los pases a la vanguardia de la modernidad y el progreso.
No por conocido resulta necesario, e incluso perentorio, insistir en el efecto beneficioso y multiplicador de las Tecnologas de la Informacin, no slo en el mbito empresarial y profesional, sino tambin en ese otro mucho ms complejo pero tambin integrador denominado sociedad civil, que debe dar cabida y englobarnos a todos, sin discriminacin ni excepciones.

Conocer las conexiones entre tecnologa y sociedad, comprender las interrelaciones existentes entre una y otra y analizar la incidencia de las TI en el desarrollo empresarial y de la ciudadana, no deja de ser una cuestin de gran inters para cualquier pas que se plantee como una prioridad avanzar en la construccin de la Sociedad de la Informacin y quiera planificar sus acciones de futuro bajo la luz de unas slidas bases de presente.

Hace slo unos das, SEDISI y DMR Consulting dieron a conocer un informe sobre Las Tecnologas de la Sociedad de la Informacin en la Empresa Espaola 2001 en el que se pona de manifiesto que, a pesar de la desaceleracin experimentada por nuestra economa durante el pasado ao la implantacin de la Sociedad de la Informacin en nuestro pas sigui creciendo a un ritmo sostenido.

El estudio pona a un lado de la balanza datos tan alentadores como que el 85,1 por ciento de las empresas espaolas poseen ordenadores, un 69,9 por ciento disponen de conexin a Internet o que 37 de cada 100 empleados tienen una conexin a la Red desde su puesto de trabajo. En el extremo opuesto, el informe adverta sobre el importante retraso que sufrimos respecto a los pases de nuestro entorno econmico.

Vistas las dos caras de la moneda, ninguna de ellas desconocida ni mucho menos novedosa, hay que urgir a los poderes pblicos, empresariales y a la sociedad en su conjunto a asumir como una tarea prioritaria y un elemento imprescindible de cohesin y crecimiento, no slo la construccin, sino el acortamiento de la distancia, hasta hoy insalvable, que nos separa de las Sociedades de la Informacin ms avanzadas y hacer de la convergencia una cuestin de Estado.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

Redacción

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5