Hacer virtud de la necesidad

Publicado el 12 Dic 2002

43790_88

Estamos a punto de arrancar la hoja roja de este calendario de 2002 que tantos disgustos y malas noticias ha trado a todos aquellos que, de una forma u otra, nos relacionamos con el mundo de las Tecnologas de la Informacin.

Nada mejor que el trmino annus horribilis -tan acertadamente acuado por su graciosa majestad britnica hace ya unos cuantos aos- para describir el peculiar y particular calvario por el que atraviesa esta industria, mucho ms habituada a recoger floridos laureles y resultados espectaculares, que a sufrir penalidades y despidos.

As, por primera vez, segn informaba la consultora IDC, la industria de las TIs se enfrenta a una cada del 2,3 por ciento, frente a los crecimientos medios del 12 por ciento registrados en los ltimos veinte aos. En el caso espaol, esta situacin es todava ms grave si nos atenemos a los datos facilitados por la patronal Aniel. La Asociacin estima la cada del sector de las Telecomunicaciones en un 31 por ciento, mientras que la reduccin de empleo se eleva todava dos puntos ms por encima de esta cifra. En definitiva, y hablando en romn paladino, que la situacin est bastante ms que cruda y va virando hacia un peligroso impasse del cual no existen perspectivas de que vayamos a salir a corto plazo.

Lo que no admite discusin es que, ante semejante situacin, no hay que perder ni un minuto ms para empezar a tomar medidas. A toda costa, hay que evitar que el desnimo cunda y se entronice como protagonista de un sector en el que la industria y el pas en su conjunto se est jugando algo tan importante como su futuro.

Es desde esta perspectiva desde la cual hay que analizar y valorar las propuestas que, como la reduccin de los avales a los operadores UMTS en un 86 por ciento o la posibilidad de que puedan compartir sus redes 3G, acaba de poner sobre el tapete el ministerio de Ciencia y Tecnologa con el objetivo de aliviar las cargas financieras y reactivar un sector hoy sometido a demasiadas incertidumbres, tanto tecnolgicas como financieras.

Evidentemente, no faltar quien contemple todos estos anuncios a la luz de una posible rentabilizacin poltica por parte del ministro Piqu en su prxima e inminente etapa de candidato a la Generalitat de Catalunya.

Si sus propuestas logran el resultado propuesto y el sector de las Telecomunicaciones inicia un periodo de reactivacin y resurgimiento, parece difcil que no se intente aprovechar esta circunstancia electoralmente, pero tambin significar que la industria estar avanzando por el buen camino.

¿Qué te ha parecido este artículo?

Tu opinión es importante para nosotros.

R
Redacción RedesTelecom

Artículos relacionados

Artículo 1 de 5